Cómo ser más inteligente

¿Cómo puedo ser más inteligente?

Cómo ser más inteligente

Cómo ser más inteligente

Ser más inteligente, ¿es realmente posible? Tradicionalmente, se acepta que cada uno de nosotros nace con un coeficiente de inteligencia, el famoso IQ. Sin embargo, es posible ampliar el nivel de inteligencia a través de diversas actividades a lo largo de nuestras vidas.

Independientemente de la edad, se debe tratar que el cerebro esté capacitado y sea eficiente.

Las investigaciones han demostrado que las neuronas continúan aumentando en tamaño y número durante toda nuestra vida en respuesta a la estimulación intelectual. Lo contrario también es cierto: si dejamos de tratar de aprender cosas nuevas, nuestros cerebros detendrán su desarrollo.

Incluso se ha demostrado que cuanto más tiempo una persona sigue usando sus neuronas para aprender cosas nuevas en la vida, menos probabilidad tiene de padecer la enfermedad de Alzheimer.

Este artículo te proporcionará cinco maneras de aumentar tu inteligencia y preservar la salud de tu cerebro mostrándote cómo aumentar tu capacidad de aprendizaje, razonamiento y comprensión.

5 maneras de ser más inteligente

1. Leer con regularidad

A través de la lectura, se puede aprender en pocas horas. Leer no sólo te permite mantenerte informado sino que, al mismo tiempo, aumenta tu capacidad para recordar, comprender y sintetizar la información. Leer también te permite aumentar tu vocabulario y tu capacidad de concentración. En otras palabras, la lectura te permite ser más inteligente.

Vivimos en un momento en que tenemos un acceso casi ilimitado a la información. Miles de personas han logrado el “éxito” y por pocos euros se venden libros que explican cómo lo consiguieron.

Sin embargo, estoy en contra de leer varios libros a la semana porque, realmente, sería difícil sintetizar la información que nos llega y la eficacia de la lectura se reduciría. Trata de leer libros sobre temas que te sean útiles en tu vida cotidiana: salud, actividad física, finanzas y relaciones sociales.

2. Elige una afición que te ayude a desarrollar tu creatividad

Pintar acuarelas, pintura sobre vidrio, sellos, cerámica, hacer caligrafía, aprender un nuevo idioma… Inscríbete en clases o empieza a escribir tu propio blog. Incluso, aprender cocina o diseño de interiores te ayudará a aumentar tu creatividad.

Aumentar tu creatividad te obligará a estimular tu cerebro de diferentes maneras. Nuevas conexiones neuronales se crean de este modo, lo que aumenta tu inteligencia.

3. Enseñar a otros lo que sabemos

Explicar lo que sabemos a los demás nos obliga a expresar nuestros pensamientos de manera clara y estructurada. Por lo tanto, la enseñanza nos ayudará a mejorar nuestra capacidad de razonar y ordenar nuestros pensamientos, algo vital para la inteligencia.

Probablemente, has tenido la oportunidad de enseñar aunque sólo sea ayudando a tus hijos con sus tareas. Observa cómo ves las cosas más claras una vez que las explicas a otra persona.

La instrucción es, a menudo, más beneficiosa para el maestro que para el estudiante, así que aprovecha esta oportunidad para aumentar tu inteligencia.

4. Probar cosas nuevas todos los días

Puede ser hablar con una persona nueva, probar un nuevo deporte, interesarte por un nuevo tema… No utilices el mismo camino todos los días para ir a trabajar o a la universidad, trata de tomar uno nuevo.

La única razón para repetir una acción todos los días es tratar de crear un nuevo hábito o adquirir y dominar una nueva habilidad. Aparte de esto, repetir todos los días la misma actividad sólo tendrá un efecto algo aburrido y causará una disminución en tu motivación.

Por encima de todo, deberás estimular tu intelecto no haciendo cosas que ya conoces y repites automáticamente.
Si intentas hacer algo nuevo con regularidad serás más inteligente mientras te diviertes y disfrutas de la vida.

5. Conviértete en experto en un campo

Como he dicho antes, una de las pocas razones válidas para repetir una acción cada día es tratar de dominar un dominio o jurisdicción.

De hecho, la experiencia es signo de inteligencia. Es por esto que las empresas están dispuestas a gastar una fortuna contratando a un experto en un campo. La experiencia puede lograrse centrándose en un tema y logrando entenderlo por completo.

La ventaja es que si eres capaz de entender completamente un tema, te ayudará a comprender plenamente otros. Por ejemplo, si eres capaz de dominar totalmente la comercialización de Internet, aumentarás significativamente tu comprensión de la comercialización en general.

Yo añadiría que si eres capaz de controlar totalmente un área mejorarás, al mismo tiempo, tu capacidad de aprendizaje. Por supuesto que también aumentará tu confianza y capacidad para tener éxito. Si decides convertirte en experto en un campo diferente no debería suponer ningún problema.

Ser más inteligente: ¿un hábito diario?

Si la definición de inteligencia y, por lo tanto, de ser más inteligente parece haber cambiado, no es menos cierto que los conocimientos siguen siendo uno de los elementos clave en el desarrollo y demostración de esto último.

“Podemos aprender sin ser inteligentes, pero podemos ser inteligentes sin saber”, también dijo el cónsul de Túnez en Marsella, Mohamed Chihi.

Hoy en día, la inteligencia se basa en cómo entendemos los valores y los mensajes difundidos en nuestro medio.

Ser más inteligente, por lo tanto, no se reduce al simple hecho de mejorar la productividad.
En realidad, afecta a muchas áreas de la vida cotidiana como la relacional y la organizativa a través del establecimiento de una comunicación (verbal o no verbal) adaptada a las situaciones encontradas.

Es cierto que el conocimiento es la mejor manera de “ser más inteligentes” (con toda la complejidad que tiene esta definición).
Así que la prioridad de esta nueva producción es el comportamiento a adoptar para desarrollar esta capacidad percibida como socialmente gratificante.

¿Podemos conseguir ser más inteligentes cambiando nuestros hábitos diarios?

1. Conviértete en inteligente por medio de la lectura

En el tiempo virtual de la exploración e información continua, se hace cada vez más difícil disponer de tiempo para abrir un libro y devorar su contenido.
Esto es especialmente cierto en las nuevas generaciones.

Pero, es un hecho, la lectura estimula la actividad cerebral y facilita en gran medida el proceso de aprendizaje.

Lejos de representar fuentes individuales de información, los libros son herramientas intelectuales reales.

Ortografía y gramática son tratadas allí (lo cual no siempre sucede en los sitios o blogs de una web) y nos permite un mejor uso.

Por otra parte, la falta de gráficos fomenta el uso de la imaginación (que implica el desarrollo de la creatividad personal).

Esta estimulación es especialmente interesante ya que no se centra en un determinado tipo de literatura. En resumen, independientemente de lo que trate, se mejora.
Los escépticos se preguntan por qué sus padres o abuelos siguen siendo capaces de escribir textos largos sin ningún error.

Siempre me ha impresionado como mi abuela pudo recitar poemas en su juventud aleccionada por mi abuelo. Ambos eran grandes lectores.

En estadísticas se demuestra que, con el tiempo, las personas dedicadas a la lectura se vuelven más inteligentes. Los estudiantes más brillantes (ahora profesionales) pasaron muchas horas entre libros.
La otra ventaja significativa de la lectura es la oportunidad de entrar en el corazón de los razonamientos de los demás, lo que agudiza su propia capacidad de pensar y las conexiones analíticas y lógicas a través de la mente.
Así que sí, creo que la lectura es un medio para ser inteligente.

2. Conviértete en más inteligente a través de reformulación y compártelo

¿Alguna vez has notado que la información es más clara y relevante cuando se explica y comparte con otra persona?

Es un fenómeno que sucede, especialmente, durante los estudios.

Es, entonces, cuando con la reformulación de la comprensión, la cuestión se clarifica en la mente. Como si dominaras el tema perfectamente.

Este proceso natural ayuda, una vez más, a las capacidades intelectuales. Nos empuja a diseccionar nuestros conocimientos para que sean más comprensibles.

Volvemos a la definición consensuada de la inteligencia: la capacidad de adaptarse. La diferencia es que tu razonamiento se adapta al de tu interlocutor.
La comunicación, entendida como una reafirmación de los conocimientos previamente adquiridos, contribuye a hacernos más inteligentes.

Además, este intercambio provoca posicionamiento psicológico en la pregunta: ¿no te gustaría actualizar las lagunas al analizarlas?

Parecería que la educación es igualmente beneficiosa para el maestro que para el estudiante.
Por paradójico que pueda ser, maestros, profesores y entrenadores tienen la capacidad de ser más inteligentes al compartir sus conocimientos.

3. Ponte en posición para ser más inteligente

Si la reflexión está, obviamente, vinculada a la capacidad para ser más inteligente, no es suficiente para comprender el problema en todas sus dimensiones.
La acción es, pues, el eslabón perdido. Las experiencias más gratificantes son las que pueden entender nuestros cuerpos.

Puedes, teóricamente, saber cómo preparar un estofado de ternera, pero si no vas detrás de los fogones, tus conocimientos serán incompletos.
La mejora está relacionada con la práctica, por lo que es seguro que la acción física tiene que ser abordada.

Para la imagen de conjunto, yo diría que el pensamiento es de alguna manera la yuxtaposición del funcionamiento de un mecanismo cuando el uso de este conocimiento se inicia en ese mismo mecanismo.

También, las universidades y colegios deben saber cómo adaptar la teoría a la práctica.

Para ser más inteligente no se trata sólo de poseer muchos conocimientos sino, también, ponerlos en práctica.

Diez consejos para ser más inteligente

Como puedo ser mas inteligenteLa inteligencia es como los músculos que están funcionando. Con lectura y unos sencillos consejos puedes ser más inteligente en general y en tu trabajo en particular.

El lunes, a veces uno tiene la sensación de haber perdido algunas neuronas. Para remediarlo, hay algunas técnicas simples.

La rutina intelectual ayuda a mantener y fortalecer el cerebro.

1. Administrar tu tiempo en línea

El sitio de los Estados Unidos sugiere “videos de gatos disfrazados de calabazas”. Videos de las conferencias INA o TEDx son oportunidades para crecer y aprender cosas durante tus descansos en Internet.

2. Escribir para retener mejor

Resumir en pocas líneas la información aprendida durante el día podría fijar y ayudar a retener las ideas. Anota en cuadernos.

3. Anota tus tareas

Haz una lista de las tareas pendientes que debes hacer. Observando, cuidadosamente, todas las actividades importantes que has logrado en la semana experimentarás una satisfacción positiva y creerás en tus posibilidades.

4. Jugando para aprender

Para entrenar tu agilidad intelectual, cultura y memoria, juega a Scrabble, DuelQuiz, Ruzzle o permanece en alerta constante.

5. Rodéate de personas inteligentes

¿La inteligencia es contagiosa? Inc.com aconseja a sus lectores rodearse de gente brillante para que sus mentes puedan estimularles. No se trata de competir con ellos, pero sí de aprender y afinar la curiosidad.

6. Leer, leer y leer

Este consejo parece obvio, pero a veces es bueno recordar que la lectura, sobre todo cuando se hace sin moderación y en grandes cantidades, produce excelentes resultados en el cerebro.

7. Enseña a los demás

Obligarte a ti mismo a reformular y explicar nuevas ideas o informaciones a otras personas, te ayudará a retener y asimilar mejor.

8. Aprender cosas nuevas

La caligrafía, pintura o cerámica pueden ayudar a desarrollar los talentos y habilidades que uno posee. Ayudan a la concentración o son útiles en el trabajo posterior.

9. El aprendizaje de una lengua extranjera

La gimnasia mental que se necesita para aprender un nuevo idioma puede reforzar tu mente.

10. Aprende a desconectar

Para estimular algo, también hay que dejarlo descansar. Esto también se aplica al cerebro. Unos minutos de silencio y descanso al día pueden ayudarte a comenzar algo aún con más intensidad.

7 trucos para ser más inteligente

¿Quieres llegar a ser más inteligente aplicándolo a tus estudios pero no sabes cómo hacerlo?

Es cierto que la inteligencia no se compra. Es como una planta que recibe agua o no.
La planta necesita agua para crecer y echar flores.

Si sigues estos consejos serás capaz de aumentar significativamente tu inteligencia.

1- Sé curioso

Pregunta el funcionamiento de las cosas. La simple pregunta “por qué” no es suficiente si la respuesta es “porque así es” como demasiado a menudo se hace.

Hazte preguntas, ábrete a otros conocimientos, da sentido a lo que aprendes y almacena cultural general. Algo común en todas las personas inteligentes es la curiosidad.

Si no cuestiona las cosas, no tendrás respuestas. Si te acostumbras a no recibir respuestas, no aprendes.

2- Lee mucho

Cuanto más leas, más se formará tu biblioteca mental. Llénala de datos y conocimientos que te servirán para aprender más y más rápido.

Para muchos, la lectura es una tarea. La dejan después de unas pocas líneas. Inténtalo.

Ten en cuenta que quien lo hace aprende a ser más inteligente y podrá conseguir sus sueños.

3- No todo es blanco o negro

Aquí llegamos a otra forma de inteligencia. La gente debe saber que las cosas nunca son blancas o negras. No todo es bueno o malo. Y para entenderlo, no tienes más remedio que ponerte en el lugar de los demás.

Cualquiera que sea la profundidad de tus convicciones, debes estar preparado para aceptar que las cosas se pueden ver de manera diferente. Abre tus horizontes.

4- Cultiva tu imaginación

Einstein dijo: “La imaginación es más importante que el conocimiento, porque el conocimiento es limitado, mientras que la imaginación abarca todo el universo”.

De pequeño, yo era un muchacho soñador. Un día dejé de soñar. Creo que fue la peor decisión de mi vida, además de que no era yo quien la había tomado. Me sentí obligado a pisar la “tierra”.

Los sueños no son inaccesibles. Son las fantasías las que lo son.

5- Refréscate

Cuando enciendo mi computadora, a menudo, me enfurezco. ¿Por qué? Porque veo que “una nueva versión de Java está disponible. Por favor, descarga”.
Tu conocimiento es como el de Java u otras extensiones que se deben actualizar. Tú, también, debes actualizarte constantemente.

Muchas personas que trabajan con las llamadas nuevas tecnologías, se ven obligados a actualizar constantemente este tipo de innovaciones.

Si piensas que tu inteligencia se reduce a la suma del conocimiento aprendido en la escuela, te deseo mucho valor porque la caída será dura cuando te des cuenta que has olvidado todo después de seis meses.

6- Autodisciplina

Sí. La palabra “disciplina” evoca un montón de cosas no agradables.

Sin embargo, la disciplina tiene ventajas innegables. Puede adoptar estrategias. Eres más confiable, decidido, capaz de recuperarte de los reveses. Eres menos susceptible a “placeres inmediatos”, lo que te permite controlar mejor tus impulsos, emociones. Eres menos vulnerable a la publicidad, al lavado de cerebro.

7- Tener una buena memoria

A ¿Por qué aprendes si te olvidas de todo?
Las personas inteligentes tienen buena memoria. Afortunadamente, tener buena memoria no es difícil pero hay que trabajarla.

Tus experiencias personales se almacenan en la memoria autobiográfica. A priori, si pones tu mano en el fuego una vez, es poco probable que lo hagas de nuevo porque recordarás que el fuego quema.

Necesitas técnicas de gran alcance y, al mismo tiempo, fáciles de usar y que te sirvan a lo largo de la vida.

Cómo parecer más inteligente en 4 clases

¿Las personas más inteligentes son las que nos han convencido de su inteligencia? Podemos ser inteligentes sin tener un alto coeficiente intelectual.
A menudo, se dice que la belleza es subjetiva y se encuentra, principalmente, en el ojo de la persona mayor. Casi se podría decir en la inteligencia.

Lo que cuenta para nosotros, es la forma de ver la gente. Descubre cómo puedes cambiar la percepción que la gente tiene de tu intelecto.

1- Habla poco

Una persona que pasa mucho tiempo hablando, no necesariamente da la impresión de ser inteligente. A menudo, cuando habla, no piensa.

Piensa que, a veces, sólo un gesto o una palabra sustituyen a docenas de palabras. No es necesario construir un brillante discurso para expresar tu punto de vista. No hablar demasiado expresa sabiduría y apunta precaución. Se acerca a la verdadera inteligencia.

2- Presta atención: escucha

Ésta es una extensión del punto anterior. Es posible que acostumbres a responder como tus interlocutores, utilizando onomatopeyas como “um”, “ah”, “eh”… Es una forma natural de animar a los otros a continuar. Pero, mejor, reemplaza estas expresiones con términos que tengan sentido (pero no demasiado). Por ejemplo, “por supuesto”, “de hecho” o “entiendo”.

Decir esto significa que estás enterado de lo que te dicen. Expresando tu comprensión, indicas que no necesitas explicaciones innecesarias. Eres de los que entienden rápido.

3- Conoce las cuestiones de tu entorno

Si la conversación aborda un aspecto cultural, es probable que te pregunten si lo conoces. Una vez que domines los dos puntos mencionados anteriormente, hay probabilidades de que hagas preguntas y parezcas una persona al día y brillante.

Di algo como: “Me encantó la edición original” y luego “No, no es francés”.

De manera más general, trata de no decir que estás al 100% seguro de las cosas. Sólo cuando te lo pregunten.

4- Te gusta el deporte pero de lejos

Una persona supuestamente inteligente no se enciende por temas como el rugby o el fútbol. Sin embargo, nada impide estar familiarizado con un deporte, especialmente para su uso en un sentido metafórico. Las expresiones basadas en la jerga de los deportes también pueden ser ingeniosas.

Por ejemplo, se dice que alguien que no ha demostrado su potencial “no ha superado la prueba”, otro que ha superado una dificultad ha hecho “un lindo desafío”, y una persona que carece de coraje “transmite poco”.

Puedes dominar los aspectos técnicos de un deporte, pero no expreses tu alegría por hazañas físicas de sus campeones.

Recuerda, los conocimientos teóricos y las habilidades analíticas son fuertes indicadores de la supuesta inteligencia de un individuo.

Para ir más lejos, les recomendamos la lectura de esos dos excelentes libros referencias:

Aumenta Tu Memoria

mejorar su memoria¿Te gustaría comenzar tu día alegre y en calma recordando dónde dejaste las llaves del auto, que llevas los documentos que necesitas entregar, a qué hora es tu cita, como se llaman tus clientes y cuales son tus eventos del día, etc.?

remedios naturales

Adios A Los Olvidos

vitaminas-para-mejorar-la-memoria¿Tú también quieres recuperar tu memoria, tu autoestima y la confianza de los tuyos? El único método serio y avalado por los estudios científicos más recientes.

  • remedios naturales

Artículos relacionados:

2 Comments

  1. Laura p Abril 7, 2016
  2. LAURA FERNADA RODRIGUEZ GARCES Septiembre 25, 2016

Add Comment