Dolor de mandíbula y trastornos temporomandibulares: remedios caseros

Los trastornos temporomandibulares

Dolor de mandíbula

Dolor de mandíbula

En cada lado de la cara, cerca de las orejas, la articulación temporomandibular conecta la mandíbula inferior con el cráneo. Las mandíbulas actúan como bisagras para permitir la apertura y cierre de la boca, así como los movimientos laterales o hacia adelante.

Los trastornos de la articulación temporomandibular (ATM) se pueden manifestar mediante sensibilidad o dolor durante el movimiento de la mandíbula o, también, en reposo (el dolor es similar al de oídos).

Estas anormalidades pueden estar asociadas a:
• Dificultad para abrir o cerrar la boca.
• Ruidos articulares (crujidos, chirridos).
• Rigidez en los músculos de la masticación, la cara, el cuello y los hombros.
• Dolores de cabeza similares a la migraña.

Las causas de los trastornos temporomandibulares

Los trastornos temporomandibulares provienen de una combinación de factores que no podemos identificar con una causa específica.

Algunas causas posibles:

  • Lesiones o anomalías de la mandíbula y enfermedades de las articulaciones.
  • Apretar y rechinar de dientes (bruxismo) y tensión muscular en el cuello o cabeza.
  • Estrés, aunque es difícil establecer si el estrés es el que lo causa o al contrario.

Por otra parte, no hay evidencia científica que establezca un vínculo entre la desalineación de los dientes o las mandíbulas y los problemas de la articulación temporomandibular.

Los principales síntomas de una disfunción ATM

• Dolor en la parte delantera de la oreja.
• Sensibilidad en los músculos de la mandíbula.
• Rigidez y limitación del movimiento de la mandíbula.
• Molestias acompañadas de dolor al abrir la boca durante la masticación.
• Dolor de cabeza.

El tratamiento ATM

Gran parte de la incomodidad y dolor que afecta a la articulación, mejoran a través de la atención convencional: reposo, compresas, anti-inflamatorios…

Por contra, se pueden requerir tratamientos más específicos:

  • Cuando los trastornos temporomandibulares causan dolor muscular persistente.
  • Cuando se acompaña de desplazamiento interno de los ligamentos y el cartílago, artritis, lesiones en la mandíbula o una articulación con discapacidad.
  • Si se notan desviaciones y anomalías en los dientes.

Si los síntomas persisten, es importante ver a un dentista.

Una medicación apropiada o un tratamiento de fisioterapia aliviarán los trastornos temporomandibulares causados por la inflamación de las articulaciones. A menudo, la fabricación de una placa oclusal reduce la intensidad de los músculos y rigidez de las articulaciones, así como el desgaste de los dientes causados ​​por el bruxismo. El dentista será capaz de recomendarte el tratamiento más apropiado.

En virtud de las normas reconocidas en odontología, los dentistas deben adoptar un enfoque cauteloso y conservador en cuanto al tratamiento de la articulación temporomandibular. Todas las opciones de tratamiento son consideradas antes de las intervenciones en articulaciones y dientes.

En general, reemplazar los dientes perdidos o los tratamientos de ortodoncia no son suficientes para corregir los trastornos temporomandibulares.

Además, el tratamiento dental que alteraría el equilibrio de las estructuras anatómicas de la articulación, debe realizarse con precaución ya que es irreversible y podría empeorar los problemas en las articulaciones en lugar de aliviarlos.

La prevención de los trastornos temporomandibulares

  • Evita los alimentos duros y pegajosos que requieren un gran esfuerzo para masticar y la goma de mascar.
  • Trata de relajarte y relajar los músculos de la mandíbula.
  • Masajearte con delicados movimientos puede ayudarte a relajar la mandíbula. Hazlo con cuidado y sin repetición indebida.
  • Trata de limitar la apertura de la boca al bostezar.
  • Aplica el principio de “labios cerrados, dientes separados”.
  • Los dientes deben estar ligeramente separados.
  • La lengua debe tocar el paladar.
  • Los labios deben estar ligeramente cerrados o abiertos y relajados.
  • Mantén los dientes superiores e inferiores sin contacto, excepto para masticar o tragar.

Si sufres de bruxismo (aprietas o rechinas los dientes de manera excesiva) consulta a tu dentista acerca de usar una férula de descarga.

Remedios caseros para el dolor de mandíbula

Dolor en la mandibulaUtilizamos nuestras mandíbulas innumerables veces en el transcurso de un día cuando hablamos, comemos o tragamos saliva. Básicamente, la mandíbula está formada por dos huesos: la mandíbula inferior y la mandíbula superior.

La articulación de la mandíbula inferior se articula con el hueso fijo superior. Con el uso continuado de las mandíbulas, la posibilidad de que una persona padezca de ellas, no puede ser excluida. Estos problemas pueden causar dolor severo en las mandíbulas, que a su vez pueden causar incomodidad extrema a la persona.
Dolor fuerte en la mandíbula
El dolor de mandíbula es una condición sintomática que puede ocurrir como resultado de un problema subyacente en las mandíbulas. La infección en la mandíbula en sí, o una infección dental que se extendió a la mandíbula, causa dolor severo.

Del mismo modo, la articulación de la mandíbula también puede causar un fuerte dolor cuando se intenta mover la mandíbula para hablar, comer o tragar saliva. Un dolor fuerte de mandíbula puede ser un síntoma de un trastorno de la articulación temporomandibular, también conocido como síndrome ATM que se refiere a la inflamación de la articulación temporomandibular, es decir, la articulación de la mandíbula que se conecta con el cráneo.

Aunque las causas del trastorno de la articulación temporomandibular no están claras, los expertos creen que puede surgir a raíz de una lesión en la articulación misma, la mandíbula o los músculos que guían los movimientos de la mandíbula.

Los remedios caseros para el dolor en la mandíbula

El dolor en la mandíbula aparece como resultado de un problema de la articulación de la mandíbula y en los lados de la cabeza. Teniendo en cuenta el grado de molestia que esto puede causar, es probable que se deba tomar alguna mediación para aliviar el dolor.

Mientras que los analgésicos son una opción para aliviar el dolor, la dependencia de ellos causa complicaciones a largo plazo. La mejor manera de aliviar el dolor es optar por remedios caseros simples como los que se describen a continuación.

Hielo

Un remedio simple es la aplicación de hielo. Cuando sientas dolor o inflamación en la mandíbula, una bolsa de hielo puede hacer maravillas. Es uno de los mejores remedios para la mandíbula hinchada.

Cuando hay infección e inflamación, se siente dolor en la mandíbula al abrir la boca. La aplicación de hielo tiende a reducir el flujo sanguíneo, baja la inflamación y alivia el dolor.

Masaje

A veces, el dolor en la mandíbula puede ser debido a una mandíbula demasiado rígida. En tal caso, el masaje de la mandíbula puede ayudar a liberar la tensión muscular un poco. Esto se puede hacer con una herramienta de masaje o manualmente con las manos.

Hay que tener cuidado al masajearse y asegurarse de que no trabajen en exceso los músculos. En cualquier momento durante el masaje, si sientes dolor, debes parar.

Hábitos alimentarios

El dolor en la mandíbula también puede aparecer por un uso excesivo de ellas o el esfuerzo excesivo de sus músculos. En tal caso, haz algunos cambios simples en la dieta y evita el consumo de alimentos muy duros que requieran un gran esfuerzo para mascar. En su lugar, utiliza alimentos que no necesiten mucha presión.

Si te gusta la goma de mascar, lo ideal sería renunciar a ella a fin de evitar movimientos innecesarios de la mandíbula. Algunas personas tienden a masticar en un lado, los que le produce dolor en el lado que utilizan de la mandíbula. Intenta masticar los alimentos por ambas partes para asegurarte de que un lado no esté sujeto al sobreesfuerzo.

Evita bebidas ricas en cafeína

Se debe evitar el consumo de una gran cantidad de café o bebidas que contengan cafeína. La cafeína conduce a la tensión muscular y, por lo tanto, tiende a afectar a los músculos de la mandíbula y a tensarlos más de lo normal. En tales circunstancias, la reducción de tu consumo de café puede ayudarte con tu problema de mandíbula.

Suplementos alimenticios

Otra medida sencilla para mantener a raya el dolor de mandíbula es incluir suplementos de vitamina C en tu dieta diaria. La vitamina C es conocida por ser un gran antioxidante que ayuda a reparar los vasos sanguíneos o las fibras de tejido ligeramente dañado, facilitando la recuperación de la mandíbula.

Aparte de la vitamina C, la vitamina A y E son buenos antioxidantes. Dicho esto, tomar algunas multivitaminas puede ser una buena idea cuando padezcas un dolor recurrente.

Cabe señalar que estas medidas son de naturaleza paliativa. Si tienes un fuerte dolor en la mandíbula, con otros síntomas como hinchazón, enrojecimiento…, debes encontrar rápidamente ayuda médica con el fin de asegurarte el diagnóstico correcto y un tratamiento de conformidad con el diagnóstico.

Ruidos al abrir la boca, ATM: cómo reaccionar

Trastornos temporomandibularesEs posible sentir un aleteo de la mandíbula sin consecuencias aparentes. Pero, en realidad, es mejor tratarlo ya que más tarde el dolor se asentará y habrá un desgaste articular.

  • Aplica hielo en el lado de la cara que te molesta durante unos minutos. Estira suavemente la mandíbula abriendo y cerrando la boca. Termina mediante la aplicación de una compresa caliente en el mismo lado de la cara. Repite tres veces al día.
  • Come alimentos blandos como yogur, puré de patatas, queso, sopa, huevos, pescado, frutas y verduras cocidas. Evita los alimentos duros o aquellos que requieran abrir la boca demasiado.
  • Usa una férula de descarga. Esto evita apretar los dientes de la parte superior e inferior. Se puede ajustar la oclusión mediante la colocación de los dientes en una posición más estable y menos traumática.
  • Reemplaza los puentes e implantes que te faltan.
  • Evita el bostezo y la goma de mascar.
  • Evita descansar sosteniendo la barbilla en la mano, o el teléfono entre la oreja y el hombro. Mantén una buena postura.
  • Evita tocar los dientes inferiores con los superiores tanto como sea posible para reducir la presión sobre los músculos de la mandíbula.
  • Reduce el estrés y acude a terapia física o masaje.
  • Utiliza la estimulación eléctrica (TENS) para relajar los músculos faciales y de la articulación.

Remedios para el ATM: la osteopatía

Es importante prestar atención a tus problemas de mandíbula. Un osteópata te puede ofrecer un tratamiento eficaz para detener estos problemas.

El trabajo dental de acompañamiento

Un tratamiento osteopático antes, durante y / o después de un trabajo dental, facilita esta adaptación y evita las molestias (aparición de dolor en las articulaciones, dolores de cabeza, mareos, dificultad para concentrarse o dormir, etc.).
Además, el tratamiento osteopático permite una mejor adaptación de la mandíbula y ayuda a reducir significativamente la duración del tratamiento de ortodoncia.
Ten en cuenta que un agrietamiento mandíbular no está necesariamente relacionado con el trabajo dental. Las causas pueden ser traumáticas al apretar los dientes, el estrés, etc. En estos casos, la osteopatía puede ser eficaz.

El tratamiento postural

Una posición asimétrica de la mandíbula, por pequeña que sea, provoca la contracción de algunos de sus músculos y, por implicación, puede causar dolor de cuello, espalda, dolor de cabeza, mareos, dolor en el hombro, trastornos de la audición, etc.
Por el contrario, un desequilibrio en las piernas, la pelvis o la columna puede afectar a las mandíbulas a través de las cadenas musculares.
Siempre que sientas dolor en tu mandíbula trata de corregirlo. Es probable que el dolor también te aparezca en la columna vertebral o la pelvis.

Para ir más lejos, les recomendemos la lectura del excelente libro:

Mandibula sana – Como curar el trastorno de Atm

Trastornos de la ATMUn tratamiento 100% natural que te permitirá eliminar todos esos síntomas mandibulares que tanto te molestan.

remedios naturales

Artículos relacionados:

One Response

  1. Leonardo Bejarano febrero 26, 2017

Add Comment