La meditación Vipassana – Orígen, instrucciones y practica

Introducción a la meditación vipassana

¿Qué es la meditación vipassana?

La meditación vipassana

La meditación vipassana

Vipassana, que significa ver las cosas como realmente son, es una de las técnicas más antiguas de meditación de la India. Hace más de dos mil quinientos años, fue redescubierta por el Buda Gautama, que la enseñó como remedio universal a las enfermedades del universo, es decir como arte de vivir.

Esta técnica, no sectaria, apunta a la erradicación total de las impurezas mentales y a la felicidad suprema de la total liberación que resulta de eso. Curarse, no solamente de las enfermedades físicas, sino curar al hombre de todos sus sufrimientos, constituye el fin.

Vipassana es un medio de transformarse a través de la observación. Esto recae en la relación profunda entre  espíritu y cuerpo, directamente experimentada por la atención disciplinada llevada a las sensaciones físicas que constituyen la vida del cuerpo.

Éstas actúan y acondicionan continuamente la vida del espíritu y recíprocamente. Es este viaje fundado sobre la observación, sobre la exploración de las raíces comunes del espíritu y del cuerpo, el que disuelve las impurezas mentales para adquirir un espíritu equilibrado, lleno de amor y de compasión.

Las leyes científicas que rigen nuestros pensamientos, emociones, juicios y sensaciones, se vuelven claras. A través de la experiencia directa comprendemos poco a poco, cómo cada uno progresa o retrocede, cómo cada uno se libera del sufrimiento. Sale de todo ello una vida más consciente y lúcida, con más control y paz.

Origen de la meditación Vipassana

La meditación Vipassana fue crea por el Buda, hace dos mil quinientos años. Es la misma esencia de toda forma de meditación. Ningún otro método ha llevado a tanta gente al despertar.
Según un estudio dirigido por el filósofo y sociólogo Frédéric Lenoir, esta meditación sentada y silenciosa, es la que prefieren los franceses.

Instrucciones para la práctica de la meditación Vipassana

Práctica de la meditación Vipassana

He aquí las instrucciones paso a paso para comenzar a practicarla.

Duración sugerida: cuarenta minutos

Siéntese en una posición cómoda y propicia a la vigilia, en loto a ser posible, lo que cuenta es que sea una posición confortable.

Luego, quédese así durante cuarenta minutos. La columna vertebral y la nuca deben estar muy derechas. Cierre los ojos, respire normalmente. Quede en lo posible inmóvil, modifique su postura sólo si es absolutamente necesario.

La cosa esencial que hay que observar es el movimiento del vientre, justo por encima del ombligo, a cada inspiración y espiración. No es una técnica de concentración.

En Vipassana, nada está considerado como una distracción. En otros términos, cuando algo se manifiesta, deje de observar su vientre, centre su atención en el acontecimiento del momento hasta que usted pueda volver a hacerlo. Puede tratarse de pensamientos que le pasan por la cabeza, de sentimientos, de juicios, de sensaciones físicas, de impresiones suscitadas por estímulos exteriores…, etc.

El punto significativo es la vigilancia y no el objeto de la atención. Intente no identificarse con lo que entra en la esfera de su conciencia. Quede simplemente presente y vigilante.

Esta técnica no es forzosamente evidente y tanto puede calmar su mente como puede ser un obstáculo si no es adaptada. Pruebe y si le cae bien, continúe y si no, deténgase y pruebe otra más energética como las meditaciones activas.

Para ir más lejos, les recomendamos el excelente: Meditaciones guiadas

meditación¿Sabias que meditar unos minutos al día puede ayudar a reducir el estrés y además puede ampliar tu visión de la vida?

remedios naturales

 

Artículos relacionados:

One Response

  1. Anónimo enero 18, 2016

Add Comment