Líder: cómo ser un buen líder

Cómo ser un líder

lider¿Cómo llegar a ser un líder? ¿Cuáles son las cualidades que conducen al liderazgo? ¿Todo el mundo puede llegar a ser un buen líder?

¿Qué es un líder?

Líder y liderazgo

La palabra líder es un término derivado de la lengua Inglesa. Se llama líder a la persona que toma las decisiones y conduce a otras.

Se utiliza en todos los ámbitos con el fin de designar “la cabeza”:

  • Dirigente político.
  • Cabeza de familia.
  • Líder de grupo.
  • Jefe del ejército.
  • Empresario.

En muchos textos, es posible que incluso nos encontremos con el término “retador”. De hecho, es un líder de equipo que tiene metas y desafíos que lograr.
El liderazgo es la capacidad para dirigir a otros, motivarles y ponerles en movimiento. Puede ser ejercido por cualquier persona sea cual sea su posición jerárquica.

Líder puede ser el que tiene el liderazgo o la autoridad. Lo ideal sería una combinación de las dos cosas.

¿Uno se convierte en un líder o nace líder?

Es posible adquirir habilidades de liderazgo. Todos tenemos la capacidad de convertirnos en líder por algunas de las habilidades que tenemos. Algunas son mejores que otras, pero cada persona tiene una habilidad básica que puede mejorar a través de la formación o la práctica. Puedes ser el líder de un grupo sin necesidad de haber sido designado como tal.

El liderazgo es un proceso que lleva a lograr los objetivos al grupo. Los consiguen los miembros de los grupos con los que trabaja el líder.
“Gracias a la persona que lleva el liderazgo suceden ciertas cosas que no habrían ocurrido de otra manera” (A. D. Edwards y D. Jones).

Lo que distingue a los líderes

Los líderes son personas que dedican parte de sus vidas a diferentes organizaciones.

El arte del liderazgo consiste en un conjunto de conocimientos, valores, habilidades y comportamientos. Cada uno de nosotros tiene su propia idea de cuáles deberían ser las características de un líder eficaz. Del mismo modo, los diferentes grupos perciben lo que “hace” un líder eficaz. Tu grupo evaluará tus habilidades como líder y tendrás éxito en la medida en que tus características sean las necesarias.

Por eso, es importante que un líder vea sus propias habilidades, conocimientos y valores tal y cómo otros los perciben. Por ejemplo, si tu grupo concede gran importancia al factor “confianza”, es importante que puedas ser percibido como una persona de confianza. Si tomas conciencia de tu fortaleza y debilidades podrás desarrollar un plan para trabajar las áreas que deseas mejorar.

“El primer paso hacia la autoimagen positiva es reconocer tu fortaleza y compensar las debilidades” (Warren Bennis y Burt Nanus).

Un buen líder se esfuerza por adquirir habilidades y ponerlas en práctica. Es esencial conocer y comprender las tareas, poseer la capacidad de comunicarse, crear equipos, ver los resultados, asumir riesgos, reconocer el valor de las personas, el grupo y sus responsabilidades.

Conocimiento y entendimiento

Es esencial tener un conocimiento general de la organización y sus objetivos, así como la forma de llevar a cabo las reuniones.

Por ejemplo, un líder eficaz conoce el propósito del grupo u organización que dirige y es consciente de sus objetivos a largo y corto plazo. Además, conoce los métodos parlamentarios, el papel de presidente de la reunión y el propósito y diseño de una agenda efectiva.

Es importante conocer el tema sobre el que funciona el grupo.

Habilidades y cualidades de un líder

Comunicación

como ser un liderTendemos a pensar que un buen orador es el mejor comunicador. Es sólo una parte de la verdad. Los buenos comunicadores puede expresarse con claridad y confianza. Sin embargo, el arte de escuchar forma parte de una comunicación efectiva importante y, a menudo, es pasado por alto.

Un buen oyente no sólo escucha los hechos que le dicen sino, también, los sentimientos que acompañan la historia. La técnica de paráfrasis o resumen del mensaje de la persona, es de gran ayuda y ayuda a clarificar el mensaje que has oído. Para ello, debes repetir lo que acabas de escuchar pero con tus propias palabras.

“En nuestra experiencia, los líderes efectivos son maestros en el arte de hacer preguntas y escuchar” (Warren Bennis y Burt Nanus).

Trabajo en equipo

Un líder no puede tener éxito por sí solo. La vieja idea de que el “líder está en la parte superior de la pirámide” es falso. El líder efectivo se mantiene en contacto con los miembros de su grupo. Se le permite actuar proporcionando asistencia técnica y apoyo emocional según los resultados que vaya viendo.

Los líderes eficaces apoyan y cooperan con los afectados por un proyecto determinado. Piensan con el pronombre “nosotros” y no “yo”.

“Como parte de mi estudio, algunos proyectos se desintegraron porque [la persona] no logró formar una coalición de aliados y colaboradores” (R. Moss Kanter).

Visualización

Un líder también se toma tiempo para visualizar el futuro de la organización. Es importante comunicar los resultados a los miembros del grupo para que puedan expresar su opinión y ser parte del proceso de visualización.

Se trata de una obra colectiva. Tu grupo experimentará crecimiento y prosperidad si está comprometido con una visión o sueño que todos aprueban. Para fortalecer tu compromiso con esa visión o sueño, es importante hablarlo con otras personas que no sean parte de la organización.

“Sin la acción, la visión de futuro es sólo un sueño. Sin una visión del futuro, la acción sólo sirve para pasar el tiempo. La visión junto con la acción puede cambiar el mundo” (Joel Arthur Baker).

La parte de riesgo

Líder es una persona que arriesga y sabe innovar. Las nuevas ideas pueden venir de él, otros miembros de la organización o la comunidad. Los líderes deben saber cómo reconocer las buenas ideas, apoyarlas y alentarlas. Se podrían llamar los primeros adaptadores de innovación.

“Los líderes son personas dispuestas a aventurarse en lo desconocido” (Olle Bovin).
Los líderes son aprendices y deben ser capaces de sacar conclusiones útiles de sus errores y éxitos.

Mientras tanto, el líder debe animar a sus afiliados y apoyarles cuando cometan errores. Sin errores, no se puede aprender o crecer. Todos los cambios e innovaciones implican riesgos y desafíos.

El valor de los demás: reconocerlo y estimularlo

Un líder eficaz debe tomarse tiempo para reconocer lo que la gente ha hecho y recompensarlo. Una tarea u objetivo en particular puede hacer que los miembros del grupo terminen cansados, aburridos o frustrados. A menudo, se verán tentados a dejarlo todo. El líder debe proporcionar el estímulo necesario para continuar.

Hay muchas formas de reconocer la labor de personas o grupos. Puede bastar con una pequeña palabra de aliento: “Hiciste un gran trabajo, gracias.” Independientemente del método elegido, debes reconocer lo que otros han hecho y felicitarles. No te olvides de recompensarles.

Celebra el éxito de alcanzar una meta.
“Los buenos pensamientos por sí mismos no valen nada” (Ken Blanchard).
La mejor estrategia para alcanzar tu objetivo de convertirte en un líder sobresaliente podría ser mostrar interés, gran respeto por el trabajo, los miembros de tu grupo y tu comunidad.

Estilos de liderazgo

Un líder puede desempeñar su papel de diferentes maneras. Varios años de investigación con grupos y organizaciones han ayudado a desarrollar muchas teorías acerca de los estilos de liderazgo. La “posición de liderazgo” es una referencia popular.

Esto implica que el líder elige su estilo basado principalmente en la disposición del grupo, es decir, en qué medida están dispuestos a asumir la responsabilidad como grupo y en qué medida están en condiciones de hacerlo. La teoría de la situación de liderazgo implica que el líder debe ser flexible y que los miembros del grupo son el factor más importante.

La actitud del grupo es demostrar que están dispuestos a hacer el trabajo. Si es así, tendrán la confianza, compromiso y motivación necesarios para el desempeño de un trabajo o una actividad en particular. El líder que da su apoyo y alienta al grupo muestra un comportamiento que “mantiene el entusiasmo” o “fomenta las relaciones dentro del grupo”.

El grupo es capaz de realizar una tarea particular si tiene los conocimientos, habilidades y experiencia. Cuando el líder dice a todos lo que tienen que hacer, el cuándo, dónde y cómo, se adopta un comportamiento orientado a las tareas.

De acuerdo con la teoría de la situación de liderazgo, el estilo correcto depende de los criterios de “consentimiento y capacidad” del grupo. En general, cuanto mayor sea el grupo, más estará dispuesto a aceptar la responsabilidad y ser capaz de hacerlo. Los estilos de liderazgo y situaciones más apropiadas, se describen a continuación.

No hay un líder sino varios tipos de líderes

Los líderes tienen cualidades y habilidades comunes, pero no todos tienen la misma forma de dirigir su equipo.

Varios grandes nombres de la comunicación y gestión han estudiado el liderazgo e identificado varios retratos, incluyendo:

  • El líder autocrático toma decisiones por sí solo y tiene un estilo muy autoritario y directo de gestión.
  • El líder democrático crea un estilo de gestión participativa. Delega en los demás.
  • El Líder burocrático es riguroso y no participa en las relaciones humanas.

¿Ser un líder o actuar como líder?

Para llegar a ser un líder, ¿qué debemos hacer?

Actuar como líder significa:

  • Orientar el trabajo de la mejor manera.
  • Proporcionar medios materiales y morales para lograr el trabajo.
  • Asignar recursos y hacer concesiones.
  • Representar y defender el grupo ante terceros.
  • Llevar y tomar las decisiones difíciles.

Antes de tratar de convertirte en un líder, pregúntate qué quieres hacer en tu vida.

Conviértete en un líder al servicio de los demás

Es bueno convertirse en un líder pero convertirse en un buen líder, es mejor. ¿Cuál es la excelencia en el campo del liderazgo? La investigación sobre los grandes líderes ha demostrado el concepto de liderazgo como servicio a los demás (liderazgo de servicio).

El buen líder está al servicio de los que él dirige y puede, a su vez, dar servicio a los clientes o usuarios de su organización.

Una de las cualidades del líder será evitar el estrés a sus subordinados, a diferencia de los líderes que generan estrés a los que le rodean.

¿Cómo ser un buen líder empresarial carismático e inolvidable?

como ser un buen liderEl carisma es una cualidad maravillosa. Muchos empresarios creen que esta capacidad es innata en algunos. Es posible ser el líder que los empleados querrían tener.

Fuera de tu zona de confort

No hay recetas milagro para ser carismático, hay que entrenar. Debes ganar experiencia voluntariamente fuera de tu zona de confort para gestionar mejor tus límites. Así adquirirás más experiencia y tu imagen mejorará.

Prohibir la duda

Aquellos que dudan de sí mismos deben dejar fuera toda su ansiedad. ¿Cómo quieres que la gente crea en ti si no crees en ti mismo? Ten confianza en tus opciones y acciones. Poco a poco, serás más carismático.

Aprende a ordenar

Todo el mundo no puede trabajar junto, y no puedes resolver todos los conflictos de tus empleados aunque pases tiempo jugando a ser psicólogo.

Si tu equipo o empleados no están de acuerdo, tendrás dificultad para resolver conflictos. Intenta reducir al mínimo los conflictos y distracciones.

Escuchar

Tenemos dos oídos y sólo una boca. Sin embargo, muchos empresarios tienden a no escuchar y la mayoría prefieren oírse hablar.

Un verdadero líder tiene la capacidad de escuchar a los demás y esperar su turno para hablar. Debes demostrar que estás prestando atención a las observaciones y dedicas tiempo a escuchar las opiniones de los demás sean buenas o no.

Encontrar un equilibrio entre dos extremos

El poder puede cegar a algunos empresarios. Sé humilde y respeta las reglas para ser un líder carismático. No des oportunidad para que otros te odien.

No necesitas ser grosero ni condescendiente para ser líder. Mira Gandhi, fue capaz de conocer y luchar con acciones pacíficas. Se puede ser un buen líder sin ser arrogante o prepotente.

Deja de compararte con los demás

A menudo, nos comparamos con los demás creyendo que son más guapos, más rápidos, más inteligentes, más creativos, etc.

No tienes nada que envidiar a los considerados mejores o celebridades. Tus incertidumbres y temores los notará tu personal.

Vive tu vida y encuentra tu propio camino. Imagina que eres un rey de carácter generoso. Esto te permitirá desterrar malos pensamientos y optar por el pensamiento positivo: eres talentoso, inteligente y creativo.

El lenguaje corporal

Todo está en el detalle. Cómo sentarse, hablar, mover las manos, caminar, ver, etc. Todo es importante cuando uno quiere ser un líder carismático. Presta atención a tu postura. Estudia el lenguaje corporal.

No hay que esperar gratitud

No tienes que pensar que la gratitud debe ser obligatoria y esperarla siempre. No hay que esperar que te agradezcan o digan gracias. Esto hará que te sientas frustrado o enojado y mires a la persona con resentimiento.

Destierra reflexiones del tipo “No me dijo gracias”. Que no te impida ser generoso y cortés.

Lucir

Si tienes ropa bonita, dientes blancos, un peinado sofisticado, buena postura, buena salud física y buena nutrición, te beneficiará. Tu apariencia debe ser un reflejo de lo que eres por dentro. Te sorprenderá saber cómo el comportamiento de algunas personas cambia cuando su look es perfecto. Les tratan de manera más respetuosa y se sienten más seguros de sí mismos

Recuerda, la clave principal para ser carismático es prestar atención a los demás. Muéstrate tranquilo y confiado, ábrete a los demás y escucha con atención e interés lo que tienen que decir.

Características de un buen líder: cómo debe ser un líder

Hay varias maneras de manejar un equipo. Aunque no todo el mundo puede estar de acuerdo en la forma más efectiva de hacerlo, todos estamos de acuerdo que el rendimiento del equipo se basa, considerablemente, en su líder.

¿Cuáles son las cualidades de un buen líder? En el nivel más básico, los estilos de liderazgo pueden clasificarle como manipulador, autoritario o atractivo, por nombrar algunos. Si bien, todos estos estilos pueden tener su truco, ¿puedes adivinar cuál es el más eficaz a largo plazo?

Aquí están las características y cualidades de un líder.

Característica 1: Saber “manejar”

Son líderes eficaces los que mediante trabajo y estrategia son capaces de llevar a su equipo hacia un propósito específico. Debido a que sus esfuerzos no se dirigen a la mera consecución de ventajas personales o el propósito de control, el buen líder busca asegurar que las cosas se muevan.

Característica 2: Autonomía y responsabilidad

Los buenos líderes son aquellos que permiten a su equipo desarrollar su autonomía y aportar un valor añadido con su propia fortaleza personal.
Ser capaz de reconocer los puntos fuertes de los individuos dentro de su equipo y que puedan asumir la responsabilidad, no sólo aumenta la confianza de los empleados hacia sí mismos y su líder, sino también aumenta su rendimiento.

Un buen líder será capaz de gestionar a los miembros del equipo, ofreciéndoles apoyo y dándoles retroalimentación constructiva con el fin de desarrollar sus talentos y potencial.

Característica 3: Autenticidad

La autenticidad es una cualidad importante que todo buen líder debe tener. Autenticidad es su capacidad de permanecer fiel a sí mismo, a sus creencias y valores. De hecho, el buen líder no sólo debe permanecer fiel a sí mismo, sino que debe ser capaz de transferir adecuadamente sus valores y creencias a su equipo.

El buen líder no sólo debe ser capaz de comunicar de manera efectiva sus propios valores y creencias, sino sus objetivos generales y los de la organización.

Característica 4: Tener buenas habilidades de comunicación

Aunque esto parece obvio, las habilidades de comunicación son consideradas por la mayoría como las cualidades más importantes de un líder. El buen líder debe poseer esta habilidad esencial para poder lograr sus objetivos.

La buena habilidad para la comunicación permite a un buen líder ser un mejor negociador y realizar una mejor gestión y resolución de conflictos. Ser capaz de explicar claramente cualquier situación y justificar la decisión, no sólo hace que los miembros del equipo se sientan más cómodos con la decisión, sino que también les permitirá dar más credibilidad a su líder.

Asegurarse de que el equipo entiende los objetivos, tendrá un impacto crucial en su desempeño y probabilidad de éxito. Ser capaz de comunicar el cómo, qué, dónde y por qué de los objetivos de una organización, asegura de que todos vayan en una sola dirección.

Los líderes con buena habilidad para la comunicación son vistos como más creíbles. Su naturaleza carismática consigue que aumente la confianza de su equipo.

Característica 5: Ser capaz de hacer preguntas

El buen líder es capaz de investigar adecuadamente porque tiene instinto natural para hacerlo. Ser buen líder le hace más escéptico y le motiva a cuestionar el quién, qué, dónde, cómo y por qué de cualquier situación. Este conjunto de preguntas se utilizan para identificar no sólo las fortalezas y debilidades potenciales, sino también por qué se producen y cómo se pueden optimizar.

Siete técnicas eficaces para ser un líder exitoso

que es un liderDebes ser un líder real, no un pequeño chef que abusa de su poder. Tampoco, el hijo del jefe que abusa de la autoridad que se le dio. Tiene un título pero no le consideran un verdadero líder.

Por el contrario, no es necesario el título oficial de líder para comportarse como tal. No hay necesidad de ello. Tan sólo será necesario que pidan tu opinión. Que tus palabras sean escuchadas y tus consejos seguidos y aplicados.

¿Qué distingue el verdadero líder del que no lo es? El carisma.
Pero, siendo realistas, con un poco de sentido común, se puede conseguir fácilmente. Aquí están siete técnicas que se deben aplicar para convertirse en un líder natural.

1. Inspirar a los otros

Probablemente, es la parte más difícil. ¿Has trabajado con personas que tenían una visión más allá del próximo trimestre o año que viene? Que no tenían ninguna duda. Que incluso durante la tormenta sabían mantener la esperanza con una visión clara de lo que sería el futuro una vez que el cielo despejara.

Saber apretarse el cinturón

Es fácil saber gestionar cuando todo va bien. Pero, si se les pide a los empleados que se aprieten el cinturón, el líder debe hacer lo mismo.

Cuando tu jefe trabaje a tu lado y en lugar de ir a un seminario en primera clase, lo haga de manera más sencilla. Cuando decida que recompensar a su equipo es una prioridad… Ahí sabrás que estás tratando con un verdadero líder.

Un verdadero líder sabe dar golpes de pedal cuando es necesario dejar atrás la competencia en la recta final.

El líder deja ver que está en el mismo barco que sus empleados. Por eso, le respetan y admiran.

Saber cambiar el camino

Cuando el brillante futuro que se prometió a los jóvenes graduados en el año 2008, antes de la crisis, no se pueda cumplir, hay que enfrentarse a los hechos. No es bueno tener el camino y los objetivos definidos.

Por lo tanto, un buen líder debe aprender a corregir la trayectoria de la nave antes de golpear un iceberg. El cambio no le asusta porque sabe que si sigue siendo positivo, sus equipos le seguirán al fin del mundo por la confianza que tienen en él.

2. El líder frente al cambio

El líder trata de abrir camino a sus empleados. Un líder está en constante búsqueda y prepara el futuro tratando de allanar el camino. Busca lo positivo en el inevitable cambio.

El cambio dentro de su equipo

Promueve el desarrollo de las habilidades de su equipo. Estudia las demandas de nuevas misiones. Reelabora procesos. Trata de eliminar tareas innecesarias y deja lugar a la creatividad.

Deja que tu equipo pruebe nuevos métodos. Dales la oportunidad de sorprender como tú tratas de sorprender.

Asumir riesgos

¿Juegas al poker? ¿Has seducido a un hombre o mujer en la vida privada sin saber cuál sería el resultado? ¿Has tratado de convencer a un banco para que te dé la financiación necesaria para la puesta en marcha? Todas estas actividades tienen un factor de riesgo enorme.
El riesgo es inherente al éxito.

No hay lugar para los débiles de corazón entre los líderes. Si no asumes riesgos, lo harán tus competidores. Debes centrarte en enfoques y productos innovadores.

Anima a los miembros del equipo para que asuman riesgos

¿Qué es el éxito del equipo para ti? ¿Y si las cosas salen mal? Ningún gran empresario ha logrado todo a la vez. Basta con mirar el éxito de la Conferencia Falla Microsoft para ver que el fracaso forma parte del proceso.

Acompaña a tu equipo y aliéntales a asumir riesgos. Estate ahí para analizar con ellos las causas del fracaso si se ha producido.

3. El poder de los procesos

Tener artistas en tu equipo no impedirá que sus máquinas necesiten el mejor aceite posible. Para ello, tienes que seguir el proceso de tu pequeña empresa o equipo.

Establecer procesos

Un líder eficaz no pierde el tiempo. Los procesos están ahí para ayudarle. Cada tarea repetitiva e intelectual debe ser un proceso.

En concreto, debes pasar tiempo analizando las tareas recurrentes y proporcionar instrucciones comprensibles para un recién llegado.
A continuación, por ejemplo, el proceso que utilizo para escribir un artículo:

1: Anotar las ideas que me llegan.
2: Encontrar un título.
3: Escribir un artículo.
4: Buscar una imagen.
5: Poner el blog en línea.
6: Difundirlo en las redes sociales.
7: Garantizar el servicio en los comentarios.

Establece rutinas

Aunque la rutina mata la relación de pareja, permite que las empresas planifiquen la semana.

Otros prefieren hacer un estudio completo al final de semana para estar más tranquilos durante el fin de semana.

Puede que mires tu correo electrónico antes de saltar de la cama para ver la lista de cosas que tienes por hacer. Es una buena manera de comenzar el día.

La rutina tranquiliza y da puntos de referencia. Como buen líder debes proporcionar a tus equipos estos puntos de referencia. Los que trabajan contigo están esperando solucionar tus puntos de referencia.

A cada cual según su capacidad

Eres el capitán del equipo y debes preparar la posición en el campo.

También, debes estar atento y ser capaz de analizar las tácticas empleadas por el equipo contrario.

Identifica la fortaleza de los miembros de tu equipo y asígnales tareas de acuerdo a sus cualidades.

4. Motiva a tu equipo

Debes motivar a tus tropas como buen líder.

Dale las gracias a tu equipo y enumera sus alabanzas

Un sincero agradecimiento es más conmovedor que un cheque o prima. Cada vez que un tema delicado y complicado encuentre un resultado favorable, no te olvides decir “Gracias, chicos”.

Aprender a delegar y confiar

El día sólo tiene 24 horas y no puedes hacerlo todo solo. Tanto si eres fanático del control o no, tienes que aprender a hacer concesiones y delegar ciertas tareas en tus empleados.
Dales responsabilidad real y no sólo misiones “basura”. Estarán orgullosos de cumplir nuevas misiones y demostrar que se puede confiar en ellos.

Ser líder rima con felicidad

¿Quieres gestionar un pequeño equipo o proyecto? Diversión. Tu equipo y tú pasáis demasiado tiempo en la oficina. Demuéstrales tu rostro humano y tranquiliza a tus empleados.

Sin instalar necesariamente PlayStation o futbolín, anima a los descansos y consigue que la risa cree un buen ambiente en la oficina.

Champagne

Celebra las victorias de tu equipo como desees. Es importante que resaltes la ocasión en caso de victoria.

Comprender los objetivos de cada uno

Algunos miembros del equipo sólo se motivan por dinero. Prémiales de esa manera.
Otros buscan visibilidad, fama… Quieren ser importantes. Ponles delante en las reuniones.
Otros están allí para aprender. Dales la oportunidad de aumentar su CV dándoles tareas que les puedan servir. Ayúdales a crecer.

Un buen líder entiende y cuida a su equipo para el mañana. Sin eso, no tendrá influencia en el voto de equipo. Si sabe de qué manera sopla el viento, su misión se simplificará.

Objetivo la luna

Como Tintín, objetivo “la luna”. Debes motivar a todo el equipo y no sólo a algunos empleados ambiciosos. El resto puede cansarse rápidamente y navegar hacia otras latitudes

5. ¿Cómo un líder debe fijar las metas?

Deben ser objetivos limitados para que el equipo pueda centrarse en ellos.
Objetivos claros: lo que se conciben y expresan con claridad.
Refresca la memoria de tu equipo: recuérdales el cumplimiento de los objetivos en una reunión, por correo, post-it, en Twitter…

Mide el progreso de los proyectos y enseña a tus empleados a que midan el progreso de los suyos.

6. Sé el primero en apoyar a tu equipo

Defiende a tus empleados

Dentro de tu equipo y fuera de sus fronteras defiende los resultados de tu equipo. Envía mensajes a otros servicios para anunciar resultados inesperados. Apunta el punto de mira hacia las estrellas.

Ayuda a tus empleados a brillar en otro lugar

Un buen gerente, un buen líder, no mantiene un jugador en contra de su voluntad.

Debe ayudarle a unirse a otro equipo mejor. A destacar en otro lugar si así lo desea. Debes ser, también, un cazatalentos.

Un buen líder no tiene miedo a perder sus buenos elementos. Si el equipo es atractivo, si el trabajo es agradable y el pago adecuado, siempre habrá jóvenes talentos que querrán unirse.

Elige tus batallas sabiamente

Lucha por los recursos más importantes, los cambios son vitales para tu equipo. Aprende a dejar ir si ves que tu batalla está perdida de antemano.

7. La gestión por el ejemplo

Los líderes deben abrir camino dando ejemplo.

Sé honesto

Ten honestidad para atribuir el éxito a un colega. No tener miedo a la oscuridad significa ser un verdadero líder. Reconoce tus errores cuando los cometas.

Esfuérzate en la tarea

Un buen líder se esfuerza en su tarea.

Presenta resultados

Es tu deber destacar los éxitos de tu equipo y saber cómo los han logrado. Tu apreciación es importante para el resto del camino.

El aprendizaje permanente

Aprende todo el tiempo. Ponte en movimiento. Los tutoriales en Youtube se multiplican.

Está en tu mano demostrar a tu equipo que estás en el juego y eres un apasionado del campo. El entusiasmo es contagioso. Comparte tus descubrimientos y serás recompensado.

El aprendizaje está en todas partes. Tienes derecho a aprender y asumir riesgos. Fallar no irá en tu contra a menos que no aprendas la lección y no intentes mejorar.

Como dijo Kennedy: “Liderazgo y aprendizaje son inseparables”.

Para ir más lejos, les recomendamos consultar: Cómo servir con excelencia

Compromete a tu equipo, fideliza a tus clientes, lidera tu mercado. La estrategia que fortalece tu rentabilidad de largo plazo.

remedios naturales

Artículos relacionados:

Add Comment