Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Remedios caseros para la alergia a los ácaros

Alergia a los ácaros: remedios

Qué es la alergia a los ácaros y sus  síntomas

alergia-a-los-acarosPara algunos, un síntoma es la nariz que gotea, lo que se conoce por rinitis; para otros, son los ojos que lloran y se ponen rojos: conjuntivitis; para otros, hay una dificultad al respirar: asma.

También puede haber tos, silbidos,  picores de la piel, eczema. Es exasperante y fatigoso.

¿Qué es un ácaro?

Los ácaros son insectos minúsculos, invisibles a simple vista, que pertenecen a la familia de los arachnidos y que viven en nuestro interior. Son el principio de las alergias.

Aunque sí se puede disminuir el número de ácaros en una vivienda, no es posible eliminarlos completamente. Viven sobre todo en los tejidos, la lana y las plumas.

Lo que les gusta a los ácaros

A los ácaros les gusta mucho el calor (más de 20°C) y la humedad.
“Comen” consumiendo, entre otras cosas, trozos minúsculos de piel y de pelos que los hombres y los animales pierden cada día.

A menudo existen ácaros en las almohadas, las cubiertas viejas de lana, los juguetes de felpa, etc.
Les gustan las camas porque la humedad allí es ideal gracias al sudor y los ácaros encuentran allí de qué alimentarse.

Al hacer la cama, se deben sacudir las sábanas, remover las almohadas, pasar el aspirador… En definitiva, poner en circulación el aire del cuarto.
He aquí lo que a los ácaros no les gusta y los diez remedios naturales para eliminarlos, porque existen ácaros en todas partes, hasta en las casas más limpias.

Disminuyendo su número o eliminándolos, el alérgico a los ácaros se sentirá mejor. Hay varias maneras posibles de hacerlo.

Antiácaros

antiacaros1-Lavado de la ropa de la cama:

Hay que lavar las sábanas de la cama una vez a la semana a 60°C., porque los ácaros son destruidos sólo a más de 55°C .
Para las coladas de menos de 55°C., utilizar un acaricida natural: algunas gotas de un aceite esencial a elección:  lavanda,  tea tree, etc., (leer el párrafo número diez).
Es bueno lavar las mantas y colchas de la cama, un vez al mes o cada dos meses.
No olvides aspirar el somier y el colchón, y pasar el aspirador una o dos veces a la semana.
Escoger, si posible, un somier de tablas fijas o de metal y poner una funda antiácaros sobre el colchón y la almohada.

2-Vigilar la temperatura y la ventilación de la habitación para impedirles vivir y multiplicarse

Airear la casa quince minutos cada día, sobre todo en tiempo seco y frío. Limpiar las entradas del aire acondicionado  cada dos o tres meses.
No poner a más de diecioocho o diecinueve grados la temperatura de la casa.

3-Disminuir la humedad de la vivienda: quitar el humificador

Existe material para eso…

4-En el lado práctico

Dejar algunos centímetros entre las paredes y los muebles para facilitar la limpieza, y ambientar la casa con un complejo de aceites esenciales.

5-Para quitar el  polvo

Utilizar un trapo húmedo con un poco de aceite esencial de lavanda o de cidronela, que perfuma y desinfecta. Evitar los pulverizadores y los detergentes irritantes. Limpiar los suelos con una bayeta.

6-Evitar tener demasiadas alfombras, cojines y telas

Mejor que el suelo de moqueta es el de baldosa.
Coloca armarios, mejor que estanterías, que toman menos polvo.
Opta por cortinas fácilmente lavables a 60°C.

7-No dejes a los animales entrar en el dormitorio

Es un factor muy importante.

8-Camas superpuestas:

Dormir en la cama de más altura

9-Pasar el aspirador mejor que barrer

Un aspirador puede estar equipado de un filtro  que absorbe los ácaros. Después de haber aspirado, airear el cuarto.

10-Hay aceites esenciales que matan los ácaros

En el aire de la habitación difundir cada día un poco de aceite esencial de: eucalipto, lavanda, menta pimenta, niaouli, pino albar, ravintsara tea tree.
Pulverizar sobre la ropa de cama, y en todas los rincones de la casa, una mezcla de anís, clavo, hinojo, tomillo, verveine, lavanda.

Estas pulverizaciones tienen que hacerse  preferentemente por otra persona que no sea alérgica, porque puede ser un factor irritante.

El pulverizador que utilizo es el vegetal natural y los aceites esenciales bio de orégano, tomillo, niaouli, clavo. Es un insecticida especial antiácaros (adultos, larvas, huevos). El olor, además, es muy agradable.

Después de haber pulverizado colchones, somieres, sábanas, almohadas, tejidos de la pared, cortinas, alfombras, fondo de armario, etc., pasa la aspíradora para recoger los ácaros muertos. Repite, si es preciso, la operación cada tres meses ya que es el plazo medio para que vuelva la reinfección.
Aunque estén presentes todo el año, el recrudecimiento de los ácaros se sitúa en Primavera y Otoño.

Espero que con estos diferentes remedios, hayas podido combatir los ácaros y aliviar los síntomas de la alergia.

Para conocer todo los secretos de los remedios caseros les recomendamos la lectura del excelente libro: El gran libro de los remedios caseros

Remedios caserosTengo todos los secretos pocos conocidos de todos los probados y ensayados remedios caseros que proporcionan alivio más rápido y también útiles consejos preventivos.

remedios naturales

Remedios caseros para la alergia a los ácaros
Vota por este post

Artículos relacionados:
2 Comments
  1. Mario Quintana 3 años ago
  2. Anónimo 2 años ago

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *