Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Como mejorar tu auto estima

La autoestima

autoestimaLa autoestima es el resultado de tres componentes:
– La confianza en ti mismo.
– Tu imagen.
– Lo que tú te quieras.
Puede tener una definición muy simple:
La autoestima es algo muy simple: “es el respeto que tienes y sientes por ti mismo”. William J McGrane

Para mejorar tu autoestima responsabilízate de tu vida

Una buena autoestima es incompatible con sentirse víctima. Si buscas un responsable exterior de lo que te sucede, te encuentras en posición de víctima y es muy probable que no tengas una autoestima alta. Aprende de la situación y fíjate en lo positivo, te permitirá aprender.

La confianza en ti mismo

La confianza en ti mismo es uno de los medios que permite avanzar más fácilmente hacia el objetivo.
Voy a darte cuatro puntos que van permitirte mejorarlo:

Apóyate en tus éxitos y talentos

Es importante que conozcas tus talentos o puntos fuertes y los apoyes para avanzar. Es mucho más productivo que atascarte en tus puntos débiles.
Los talentos son unas predisposiciones con las que se nace. Por el contrario, los conocimientos y habilidades se aprenden con el estudio y la experiencia. No es imposible desarrollar nuevos talentos con la condición de disponer de un segundo factor: dedicar tiempo para la adquisición de un talento suplementario. Para ayudarte a conocer tus talentos hay que reconocer las señales de agradecimiento que te dedican: “hiciste algo importante cuando tú…”, “me impresionaste cuando…”
Si no conoces bien tus talentos puedes probar los del Instituto de Sondeo de la opinión pública. La prueba es gratuita por internet para los que compren el libro “Descubra sus puntos fuertes” por Markus Buckingham y Donald Clifton.
Otro modo de descubrir tus puntos fuertes es hacer una lista con todo lo que conseguiste, con todo lo que sabes hacer y lo que te gusta hacer.
Si no logras determinar tus talentos, te sugiero preguntar a tus amigos o familiares cuáles creen ellos que son tus principales éxitos y cualidades.

VIVE TUS VALORES Y ALIMENTA TUS NECESIDADES

Las personas que tienen un déficit de autoestima y confianza en sí mismos olvidan sus propios valores y necesidades. Tienen dificultad para decir NO a las peticiones de otros, y hacen cosas completamente en contradicción con sus deseos. Por ello, cada vez que van a dar un golpe de cortaplumas a su integridad personal haciendo algo que no desean, su autoestima se resiente.
Si te duele decir NO y haces cosas completamente en contradicción con tus valores y necesidades, para no desagradar a tu interlocutor, comprobarás que cada vez que suceda notarás un sentimiento de malestar, estrés, cólera o ganas de comer para colmar un vacío. Es el momento de reaccionar y saber lo que tendrías ganas de hacer, o de reflexionar sobre el modo en el que podrías responder de otro modo a ese género de peticiones sin agredir a tu interlocutor. Si lo haces así te sentirás mejor y la confianza en ti mismo subirá.

Es primordial determinar:
– ¿Cuáles son los valores importantes para ti y, entre ellos, cuáles son aquellos que tiendes a descuidar?
– ¿Cuáles son tus necesidades esenciales y cuáles son las que tiendes a olvidar para agradar a los otros?
– ¿Cómo puedes respetar tus valores y necesidades para sentirte bien?

HAZ PEQUEÑAS ACCIONES TAN A MENUDO COMO TE SEA POSIBLE

Saber por qué no tienes confianza en ti no es el modo de mejorarlo. Tienes que saber que tu confianza va a aumentar si te fijas pequeñas acciones y consigues cumplirlas.
Si no te fías de tu capacidad para conseguir tener éxito y no haces nada para conseguirlo, se desarrollará una actitud de resistencia: el procrastination, es decir, retrasar para una fecha posterior lo que es importante realizar, cambiándolo por tareas mucho menos importantes.
Cada vez que no haces algo que te has proyectado, baja tu autoestima. Por el contrario, cada vez que decides una pequeña acción te permite avanzar hacia tu objetivo, y cada vez que lo consigues recobras la confianza en ti.
(Si no conoces la técnica de los pequeños pasos, ponte a leer “Un pequeño objetivo que puede cambiar tu vida, la vía del KAIZEN” de Robert Maurer).
¿Cuál sería el primer pequeño paso a dar para que puedas avanzar hacia un objetivo que te interese muchísimo?
Para saber sobre esto un poco más te aconsejo la lectura del artículo: “administrar el cambio”

CUIDA TU DIÁLOGO INTERIOR

Es importante tener cuidado con tu diálogo interior si te hablas criticándote sin cesar. Esto sólo puede aumentar tus dudas y disminuir más tu confianza en ti. Imagina, por un instante, que hablaras a tu mejor amigo como te hablas a ti mismo siendo, muy probable, que al cabo de varias reflexiones críticas no quiera verte. Pues bien, que no te asombre tener una confianza en ti mismo muy débil si te criticas sin cesar.
Reconoce tus éxitos y cualidades.
Habla contigo como hablarías a tu mejor amigo, en lugar de criticarte. Puede que te hayas equivocado en el último trabajo que hiciste. Es probable que estés poco contento pero si la misma experiencia le hubiera sucedido a tu mejor amigo, ¿qué le dirías? ¿Le criticarías agriamente o le calmarías? ¿No deberías actuar contigo como con tu mejor amigo?
Anota en una libreta apuntes de todos tus éxitos (hasta los más pequeños) cada día o cada semana. Analiza dónde están tu fuerza y cualidades y relee, regularmente, estas notas.

El amor y la imagen de uno mismo

Vimos que la confianza en uno mismo es un pilar importante para la autoestima. Los otros dos pilares importantes son la imagen y el amor hacia uno mismo.
La imagen que se tiene (al nivel del físico o las capacidades intelectuales o relacionales) se define entre la imagen que se percibe de uno mismo y la imagen que tenemos como ideal. Puedes ser muy crítico contigo mismo y hasta tener una imagen de ti deformada en sentido negativo, y si crees que deberías perfeccionar mucho la imagen de ti mismo corres peligro de perder autoestima.
He aquí cuatro puntos de trabajo para permitirte mejorar.

Da prueba DE BENEVOLENCIA HACIA TI

Nadie es perfecto. Por otra parte, si serías perfecto también querrías tener amigos perfectos. En cuanto a tu modo de percibir tu imagen existe, sólo, un modo de poder mejorarla y es utilizando la benevolencia hacia ti mismo (a). Ya es hora de aceptarte tal y como eres, con amor y benevolencia. ¿Quién puede hacerlo mejor que tú?

QUIÉRETE Y VUÉLVETE TU MEJOR ALIADO

auto estimaLo primero que hay que hacer es quererse.
Es iluso creer que un enamorado o enamorada puede colmar tu falta de autoestima. No bastará porque hay que construirse una imagen de positiva de uno mismo antes de poder convencerse de la legitimidad del amor recibido.
Por supuesto, en el momento del nacimiento de un sentimiento amoroso sentimos tal sentimiento de bienestar que olvidamos, temporalmente, nuestra falta de amor hacia nosotros mismos. Pero, una vez pasados los primeros momentos, no hay que dejar caer el soufflé. Es importante alimentar la autoestima tratándote con benevolencia como lo harías con tu enamorado o tu mejor amigo. Muy a menudo, las personas con falta de amor intentan mejorar su apariencia: pérdida de peso, modificación de su silueta, la forma de su nariz… Se someten a regímenes tan draconianos que vuelcan en anorexia. Someten su cuerpo a una disciplina de hierro (joggin, musculación) para modificar su apariencia. Contemplan la cirugía estética para modificar su nariz, pechos, hinchar sus músculos, aspirar su grasa, borrar sus arrugas y acercarse a lo que consideran la apariencia ideal. Se imponen todos estos sufrimientos con el fin de poder verse ben a los ojos de los otros y, en definitiva, para poder quererse. Si las heridas son profundas, si no aprenden a tratarse con benevolencia o no siguen un trabajo regular y personal sobre sí mismos, a menudo, no obtendrán la satisfacción deseada y será una carrera infinita hacia un ideal siempre inaccesible. ¿Por qué compararse con imágenes difundidas por televisión o revistas? Cada uno es como es y partiendo de que nadie es perfecto, aprendamos a querernos tal y como somos. De esta manera será mucho más fácil que nos quieran los demás.

ACÉPTATE TAL Y COMO ERES

En lugar de ver a tu cuerpo como el responsable de todos tus problemas, comienza por aceptarle físicamente. Mírate en un espejo con los ojos condescendientes de tu mejor amigo, o imagina que miras a tu mejor amigo con una mirada benévola. Decide quererte y dilo mirándote a los ojos. Sé que es un ejercicio nada fácil cuando uno mismo detesta su nariz o sus kilos de más y, sin embargo, es el primer paso indispensable para que un cambio se produzca.
Por supuesto, la imagen es un tema de moda y a menudo se expresa en los medios de comunicación bajo la forma de “relooking” o a través del personal branding, (promover su marca personal). Todo un programa de trabajo sobre la imagen que cada uno de nosotros quiere dar a los otros.

Poca importancia tiene que la imagen que tenemos de nosotros mismos hubiera sido generada por uno de nuestros padres, hermanos y hermanas, educadores, o nuestro primer querido amigo. Lo cierto es que la imagen que muchos de nosotros tenemos está llena de reproches, y la solución no es recurrir a la cirugía estética para mejorar esta imagen, ni invertir diez mil dólares en un aparato milagro. Tan sólo se trata de decidirnos a gustarnos tal y como somos.
¿Cuál sería el primer paso a seguir para que un día te sientas mejor y te valores cuando te mires en un espejo?
Para saber más sobre esta técnica, te aconsejo la lectura del artículo: “administrar el cambio”

La única condición es que te trates con la misma ternura con la que tratarías a un amigo querido.
La cuestión va a depender de lo que quieras comenzar a mejorar, y la respuesta va a ser completamente personal. Para unos, podría ser coger un espejo y mirarse con la benevolencia con la que mirarías a un niño. Para otros podría ser decirse cosas gentiles. Para los terceros, felicitarse por todos los éxitos obtenidos en la jornada que terminó.
Este ejercicio tiene que hacerse cada día. Toma sólo algunos minutos y permite crear un nuevo cableado en el cerebro.
Lo único que debes hacer es dedicarle algunos minutos al día, cada día, tratándote con toda la benevolencia de la que seas capaz.
El único riesgo que corres es conseguir sentirte bien contigo mismo (a) porque, como ya sabes, “la única cosa que se está seguro de no conseguir es la que no se intenta”. Pablo Emilio Víctor.
Anota bien en un cuadernillo todas las cuestiones que te lleguen y todas las respuestas que puedas contemplar.
Anota, también, la pequeña acción cumplida durante la jornada y todos los progresos que puedas comprobar.

SIÉNTETE RESPONSABLE DE TU BIENESTAR Y FELICIDAD Y EVITA LA DEPENDENCIA AFECTIVA PATOLÓGICA

Todo trabajo sobre el amor de uno mismo permite reconstruir la autoestima y evitar las dependencias afectivas. Somos totalmente dependientes afectivamente de nuestros padres durante la infancia, pero un cierto número de nosotros todavía está en espera del amor paterno que les faltó y que buscan en todas las relaciones afectivas, la mayoría de las veces dentro de las parejas. ¿Qué es la dependencia afectiva? Simplemente, la cantidad de sufrimiento aguantado en una relación afectiva sin poder decidirse a ponerle fin, mientras que las necesidades y los valores de la persona que sufre no son respetados.
En general, dentro de la pareja el sufrimiento se vive por las dos personas porque hay dependencia (el papel principal es el de víctima) de una y persona y codependencia de la otra (el papel principal es el del salvador).

“La búsqueda de la aprobación de otros nos sirve como prótesis a la autoestima”. Christophe ANDRE y Francisco LELORD.
Te animo a leer un libro en el que personas con falta de autoestima se ayudaron para construir una visión positiva de lo que son. Se trata de “Transforme su vida – Un pensamiento positivo puede cambiar su vida”, de Luisa Hay.
Puedes utilizar a la técnica de EFT (Emotional Freedom Technique) con mucho éxito sobre tu déficit en autoestima o en imagen de ti mismo.

CAMBIAR TU POSTURA

Estudios en Harvard permiten probar que nuestra postura induce secreciones hormonales.
No vaciles en utilizar estos consejos para conectar con tu propia fuerza interior (antes de un examen, una presentación oral, una entrevista de contratación). Aíslate de tres a cinco minutos (en los aseos, por ejemplo) y tómate un tiempo para estirarte, para sentirte lo más grande posible (los brazos hacia arriba y los hombros para atrás), asienta tus pies bien sobre el suelo y respira con calma, profundamente.

Cómo mejorar tu autoestima: ejercicios prácticos

La confianza en nosotros mismos, el respeto que nos tenemos, la apreciación de nuestros propios valores, son los criterios que constituyen la autoestima.
Entre nuestras dudas interiores, y la actitud exterior que se impone frente a otros, nosotros mismos (as) debemos arreglarnos para construir o reconstruir una imagen positiva.
Autoestima: tres dominios que tienes que explorar.
– El informe a ti mismo.
– El informe a la acción.
– El informe a otros.

El informe a ti mismo

Es necesario aprender a conocernos, darnos cuenta de nuestras capacidades, nuestros límites y aceptarlos. Existen dos tipos de reacciones que amenazan la autoestima.
La primera es la autodefensa que consiste en negar en bloque nuestras emociones. Así, preferimos negar una fobia, rechazar una cólera o una decepción para evitar debilitar nuestra autoestima. Nos escondemos de otros y de nuestras emociones para protegernos.

No mejoramos la autoestima escondiéndonos o negando las acciones o los acontecimientos. Tales actitudes deben ser trabajadas, limitadas y eliminadas.

El informe a la acción

La acción refuerza la autoestima. Llevar a cabo pequeños proyectos permite contribuir a ello. Hay que entrar en acción, es decir, conseguir silenciar tu crítica interior, esa pequeña voz interior que encuentra defectos en toda acción y proyecto. Para eso, es necesario aceptar la idea de ser suspendido. Todo el mundo se enfrenta a fracasos, los cuales son siempre instructivos porque contribuyen a todo éxito posterior. Por otra parte, la inmensa mayoría de los resultados no son ni todo blanco ni todo negro. No conseguir algo no es forzosamente un fracaso.
Las personas que tiene su autoestima baja son a menudo perfeccionistas y muy exigentes. Es muy importante aceptar no ser perfecto.

El informe a otros

El sentimiento de gustar, ser ayudado y rodeado alimenta la autoestima. Es por eso, que es necesario cultivar las relaciones con otros y abrirnos a ellos. Hay que entrenarse en expresar lo que se siente y piensa. Para eso, hay que procurar ponerse en el lugar del otro. Los amigos están allí para sostenernos.

Por fin, si la autoestima apenas mejora podemos contemplar una psicoterapia. Cuando la situación es difícil, la consulta de un profesional puede revelarse extremadamente beneficiosa. No hay que descuidar esa parte.

Par ir más lejos, les recomendamos la lectura del excelente libro: 15 claves para una autoestima indestructible

autoestimaDescubre cómo puedes transformar tu autoestima para siempre incluso si las ganas de vivir te han abandonado

remedios naturales

 

Artículos relacionados:

Add Comment