Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Como puedo blanquear mis dientes

Blanquear dientes

Blanquear mis dientes

Blanquear mis dientes

¿Te gustaría devolver la blancura a tus dientes? El limón, el bicarbonato y la arcilla van a ser tus nuevos amigos para una sonrisa brillante garantizada.

Té, café, vino… Numerosos alimentos pueden manchar los dientes, amarillearlos o estropearlos. Descubre cómo tener dientes más sanos y más blancos.

Las técnicas caseras de blanqueo de dientes son la solución ideal para los que detestan ir al dentista. Antes, el único recurso posible para blanquear los dientes era citarse con el dentista, pero un gran número de pacientes renunciaban a ir.

En efecto, la inmensa mayoría de la gente teme al dentista y aunque tengan ganas (o necesidad), de blanquearse los dientes, renuncian. Es la razón para la cual los métodos de blanqueo de dientes a domicilio hicieron su aparición en el mercado y gran número de estas personas, en otro tiempo reticentes a este tratamiento, quedaron encantadas al ponerlos en práctica en su domicilio.

Las técnicas de blanqueo de dientes a domicilio permiten ser utilizadas cuando se desea y son más baratas que una visita al dentista. Resulta interesante tener en cuenta, todavía hoy, ciertas recetas de blanqueo de dientes que están siempre de actualidad y que son eficaces y accesibles a todos.

Dientes blancos: el bicarbonato de sosa

El bicarbonato de sosa forma parte de los remedios naturales más eficaces para blanquear los dientes. Los dentríficos que se encuentra en el comercio lo contienen regularmente. Gracias a sus partículas finas, el bicarbonato de sosa ayuda, combinado con un cepillado meticuloso, a liberar a los dientes de las manchas que los empañan.

Modo de empleo: puedes utilizar el bicarbonato de sosa cada día en el momento del cepillado, depositante un poco sobre tu cepillo de dientes. Lávate los dientes como de costumbre y, luego, enjuaga con agua.

Encontrarás el bicarbonato de sosa en farmacias o en tiendas bio.

Blanqueamiento de dientes: el limón

Gracias a su acidez, el limón es ideal para devolver la blancura a los dientes amarilleados y manchados. Gracias a la vitamina C que contiene, el limón también va a reforzar y sanear tus encías. Tiene todo para gustar.

Modo de empleo: Lávate los dientes con un poco de zumo de limón. Cepíllalos despacio y luego enjuaga con agua. Hazlo dos veces a la semana, el limón es ácido y podría estropear el esmalte de tus dientes.

Para ofrecer una cura de blancura a los dientes, también puedes mezclar 75g de bicarbonato de sosa con el zumo de 1/2 limón. Mezcla y cepilla los dientes con esta mezcla cada mañana, durante una semana.

Blanqueador de dientes: el carbón vegetal

El carbón vegetal es obtenido gracias a la carbonización de ciertas maderas. En varios países, como la India, es utilizado desde hace miles de años, para blanquear los dientes de modo natural. No es ningún peligro para la salud.

Modo de empleo: puedes utilizar el carbón vegetal puro, en polvo. Para eso, vierte un poco sobre tu cepillo de dientes y cepíllate como de costumbre, sin añadir dentífrico para no aumentar la acción abrasiva.

Puedes, también, mezclar el carbón vegetal con algunas gotas de zumo de limón o de agua, para formar una pasta fácil de usar. Acaba enjuagando con agua.

Utilízalo dos veces a la semana, nada más. Encontrará el carbón vegetal, en forma de polvo, en la farmacia.

Blanquear dientes en casa: una pasta dental casera

Para blanquear los dientes de modo natural, ¿por qué no optar por este dentífrico que vamos a preparar? Una o dos veces a la semana, cepíllate los dientes con esta preparación. Blancura garantizada.

Modo de empleo: moja tu cepillo de dientes en arcilla verde o bicarbonato de sosa. Añade una gota de aceite esencial de limón o de mandarina. Cepíllate los dientes y acaba con un enjuague realizado con una infusión de menta.
Encontrarás todos los ingredientes necesarios en tiendas bio.

Cómo puedo blanquear mis dientes: mezcla hojas de laurel y cortezas de naranjas secas

Esta mezcla puede también tener una acción eficaz sobre la blancura de los dientes. Actúa igual que la mezcla a base de zumo de limón y basta con utilizarlo, regularmente, para comprobar sus efectos beneficiosos.

Cómo blanqueo mis dientes: el método de las pieles de naranja

Cuando pelas naranjas, posiblemente observaste que el interior de las pieles es de color blanco. Creías que era una parte inútil de la naranja. Ignorabas que éstas podían servir para blanquear tus dientes.

Basta con aplicar la parte blanca de las pieles de naranja directamente sobre los dientes y frotarlos para recobrar una sonrisa más blanca y brillante.

Blanquear dientes casero: el aceite esencial de tea-tree

Además de tratar la gingivitis, las aftas, los abcesos y el mal aliento, el aceite esencial de tea tree, también apelado Melaleuca, permite sanear boca y dientes. Sus virtudes antibacterianas y antifúngicas hacen de este aceite un excelente antiséptico bucal. Ha sido probado científicamente, que el aceite esencial de tea-tree también contiene principios activos que permiten blanquear los dientes.

¿Cómo utilizarlo?

  • Enjuaga la boca con algunas gotas de aceite esencial de Melaleuca en un vaso de agua.
  • Aplicar una gota de este aceite esencial, directamente sobre el afta, con un algodón una vez al día hasta su desaparición.
  • Aplicar directamente una gota de aceite esencial de tea-tree sobre el dentífrico y cepillar delicadamente los dientes, una vez a la semana, para no estropear el esmalte.

Blanqueamiento dental casero: el cepillado de los dientes

Tener una boca sana y unos dientes blancos pasa también por una higiene bucodental óptima. Un buen cepillado de dientes permite eliminar la placa dentaria, en parte responsable de la coloración de los dientes, y disminuir el riesgo de caries dentales.

Es aconsejable lavarse los dientes dos o tres  veces al día, después de cada comida, durante tres minutos. Está recomendado utilizar un cepillo de dientes adaptado a tus necesidades, preferentemente flexible o medium, porque con un cepillo de dientes duro corres peligro de estropear las encías y afectar el esmalte de tus dientes.

Otros consejos:

Está aconsejado cepillar primero la mandíbula, luego la parte baja. También, cepilla la encía hacia el diente y no a la inversa u horizontalmente, es decir, de un lado hacia el otro de la boca. No olvides utilizar diariamente hilo dental.

Blanqueador de dientes casero: comer una manzana después de la comida

Dientes blancosEl esmalte de dientes es ligeramente poroso por lo cual las partículas finas de ciertos alimentos pueden penetrar. Es por esta razón que los dientes se colorean rápidamente después de un consumo de arándanos o de vino, por ejemplo.

Todos los alimentos o bebidas coloreadas tienden a teñir los dientes, es por eso que está aconsejado evitarlos o lavarse los dientes rápidamente después de haberlos consumido. Evita también los alimentos ácidos como los cítricos o los productos a base de azúcar refinada, que debilitan el esmalte y aumentan su porosidad.

En cambio, masticar una manzana al final de la comida provoca una salivación que permite luchar contra la acidez y la actividad bacteriana de Streptoccus Mutans (bacteria que forma parte de la flora de la cavidad bucal).

No adhiriéndose a los dientes, la manzana permite hacer una pequeña limpieza y limitar la formación de caries. Masticar permite también limpiar las encías, lo que es eficaz contra la inflamación de éstas (gingivitis).

Si no tienes la posibilidad de cepillarte los dientes en el trabajo, por ejemplo, se aconseja comer una manzana. Atención, no reemplaza el cepillado de dientes.

La gruesa sal de mar blanquea los dientes

Gracias a su contenido fuerte en yodo, la sal goza de grandes propiedades antisépticas y antifúngicas. De dos a tres veces a la semana, lávate los dientes mezclando sal marina gruesa con agua tibia.

Moja tu cepillo de dientes en este agua y cepíllate los dientes. Blancura garantizada.

Conclusión para tener los dientes blancos

Hoy existen, también, unos métodos químicos para blanquear los dientes que puedes fácilmente adquirir y utilizar en tu casa. Pero, el aspecto positivo e innegable de los métodos caseros a realizar en casa, descritos más arriba, es que son inofensivas y no tienen efectos secundarios, como puede ser el caso ciertos productos químicos vendidos en el comercio. Además, estas recetas tradicionales tienen la ventaja de ser poco costosas.

No vaciles en probarlas para comprobar que su uso da mejores resultados que los métodos comprados en el comercio.

Para ir más lejos, les recomendamos la lectura del excelente libro: Milagro Dental – Primer Blanqueamiento Natural De Dientes

blanqueador de dientesNo tendrás qur ir a ningún medico o pagar exageraciones por tratamientos para blanquear tus dientes, este es un método casero de muy bajo costo…

remedios naturales

Artículos relacionados:

3 Comments

  1. Montiel septiembre 30, 2014
  2. Ramiro Garcia julio 21, 2015
  3. Maria junio 13, 2016

Add Comment