Depresión crónica

Depresion cronica

Depresion cronica

La depresión crónica es una alteración del humor afectivo. La palabra depresión crónica viene del griego y significa “humor malo”. Los síntomas físicos y psicológicos, son menores que los que se manifiestan entre las personas que sufren de alteracción depresiva superior.
La enfermedad, generalmente, aparece al principio de la edad adulta y puede durar años o hasta décadas. Más tarde, se asocia con duelo o estrés y, a menudo, sobreviene después de una crisis de depresión superior. Las mujeres son dos veces más susceptibles, que los hombres, de sufrir una depresión crónica.

La enfermedad tuvo varios nombres en el pasado: neurosis depresiva, depresión neurótica, personalidad depresiva y depresión ansiosa persistente.

Causas

La causa exacta de la depresión crónica no se conoce, pero los investigadores creen que una combinación de factores intervienen en su desarrollo. La herencia puede desempeñar un papel importante y las personas con antecedentes familiares de depresión o de depresión crónica, tienen más riesgo de padecer de esta afección, en particular de depresión crónica precoz (que se presenta durante la adolescencia o al principio de la veintena).

Cambios al nivel de los neurotransmisores (mensajeros químicos), del cerebro también pueden provocarla. El estrés crónico o ciertas enfermedades, el aislamiento social y los pensamientos o percepciones sobre la gente, pueden influir sobre la evolución de la depresión crónica. Otras afecciones asociadas con la salud mental (trastorno de personalidad), también pueden aumentar el riesgo de su desarrollo.

Cerca de un cuarto de las personas afectadas por depresión crónica desarrollan la enfermedad en el curso de la cincuentena. En estos casos, se denomina depresión crónica con principio tardío. Los síntomas sobrevienen después de una fase de depresión, vinculada a un choque emocional o a una pérdida.

Síntomas y complicaciones

Entre los signos que indican que una persona sufre depresión crónica, encontramos:
· Cambios en el apetito.
· Dificultad para concentrarse.
· Humor depresivo durante períodos largos.
· Falta de energía, cansancio.
· Autoestima baja.
· Sentimiento de desesperación.
· Sueño irregular.

La gravedad de estos síntomas depende de cada persona. Algunas son capaces de enfrentarse con las exigencias de la vida cotidiana, mientras que otras experimientan un desamparo profundo que les impide acabar su tarea en el trabajo, la escuela o con la sociedad.

Diagnóstico

Tratamiento depresion cronica

Tratamiento depresion cronica

Un médico diagnosticará depresión crónica cuando una persona haya estado deprimida, por lo menos, durante dos años. La persona también debe pasar más de dos meses sin sentir dos de los síntomas siguientes:
· Cambios del apetito.
· Dificultad para concentrarse.
· Falta de energía, cansancio.
· Autoestima baja.
· Sentimiento de desesperación.
· Sueño irregular.

En el curso de dos años no habrá debido padecer crisis de depresión superior, aunque haya podido tener, en el pasado, un período de depresión superado después. Un médico querrá, también, asegurarse que estos síntomas no están provocados por toxicomanía u otras afecciones, tales como problemas de la glándula tiroidea, anemia o ansiedad.

Descubrir y diagnosticar la depresión crónica no es simple. Las personas, en este estado, se imaginan depresivas y a menudo se quejan a su médico por malestares físicos más que psicológicos. Los profesionales de la salud mental no son consultados antes de la aparición de síntomas evidentes. Un depresión crónica no diagnosticada, corre peligro de conducir al abuso de sustancias tóxicas o al suicidio.

Tratamiento y prevención

La depresión crónica se trata con medicinas y psicoterapia. El tratamiento más eficaz se obtiene por una combinación de las dos.
Antidepresivos tales como los inhibidores selectivos del recaptage de la serotonina (ISRS, por ex el fluoxétine *, el citalopram, el fluvoxamine, el paroxétine, el sertraline), pueden ser utilizados en el tratamiento de la depresión crónica.

Los tratamientos psicoterapeúticos son muy eficaces para tratar los síntomas de la depresión. Las psicoterapias eficaces incluyen la terapia comportamental cognitiva, la terapia interpersonal y los grupos de apoyo:
· La terapia comportamental cognitiva ayuda a las personas a comprender cómo sus pensamientos afectan a sus sentimientos y cómo los sentimientos afectan a su  comportamiento.
· La terapia interpersonal hace que la persona se concentre en los problemas que sufre con sus relaciones.
· La terapia de grupo también puede servir para el tratamiento de la depresión crónica.

El corazoncillo (o hierba de San Juan), puede ser útil en el caso de depresión ligera, aunque varios estudios lo demostraron, los resultados no fueron constantes. Antes de utilizar el corazoncillo u otra medicina, sin receta, para tratar la depresión crónica, será necesario hablarlo con el médico o farmacéutico. El hecho que un remedio sea vendido sin receta, o que se componga de hierbas, no significa que sea inofensivo. Las descripciones de reacciones con las hierbas medicinales y de interacciones medicamentosas, con estas plantas, son cada vez más frecuentes.
Es un prejuicio lamentable creer que la depresión crónica no es una enfermedad que hay que cuidar. Se debe tratar esta afección y numerosas personas se curan con un tratamiento apropiado.

Artículos relacionados:

Add Comment