Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Fibromialgia

fibromialgiaEl término fibromialgia se aplica a la presencia de dolores en tejidos fibrosos del cuerpo como músculos, tendones y ligamentos.
El síndrome de fibromialgia es una forma de fibromialgia donde el dolor y la rigidez en músculos, tendones y ligamentos por todas las partes en el cuerpo, se acompaña de otros síntomas generalizados como cansancio, trastornos del sueño o sueño no reparador, cambios de humor y dificultades cognitivas como mala memoria o “niebla” mental. La causa es desconocida. La fibromialgia afecta la mayoría de las veces a mujeres de edad media y puede afectar tanto a hombres como a mujeres de todas las edades.
Depresión, ansiedad y trastornos del sueño han sido asociados con la fibromialgia.

Causas

No siempre sabemos lo que causa la fibromialgia. En cambio, sí sabemos que en presencia de un estrés psicológico, un esguince o una actividad muscular excesiva los síntomas pueden empeorar.
Aunque factores diversos, incluidos heridas físicas, infecciones como la enfermedad de Lyme y exposición a las toxinas son apuntados como la causa del síndrome de fibromialgia, nada confirma que estos factores contribuyan a ello. Según ciertos estudios, las personas alcanzadas por fibromialgia tienen un humor cambiante y pueden estar deprimidas. No obstante, no sabemos si este humor es el resultado de la fibromialgia o tienen un lazo con la causa.
Investigadores examinan la hipótesis según la cual las personas padecen fibromialgia porque su cuerpo interpreta el dolor de modo anormal. Esta noción está considerada como una explicación plausible de esta afección.
Por otro lado, la herencia podría desempeñar un papel en la fibromialgia y aumentar el riesgo de padecerla. Estudios revelaron que el 28 % de los niños de mujeres afectadas por fibromialgia también lo estaban.

Síntomas y complicaciones

Los principales síntomas de la fibromialgia son dolor, sensibilidad al tacto y rigidez de los músculos, tendones y ligamentos. Las partes del cuerpo más afectadas son: cuello, hombros, abdomen, parte baja de la espalda y muslos. El dolor puede sentirse uniformemente sobre gran parte del cuerpo, pero hay también unos “puntos sensibles” donde es más intenso.

Otros síntomas de la fibromialgia comprenden cansancio, trastornos del sueño o un sueño no reparador, dificultad para dormir, falta de energía y mala memoria. Además, las personas alcanzadas por fibromialgia pueden sufrir cambios bruscos de humor, ansiedad, jaquecas, dolores de cabeza, calambres menstruales muy dolorosos y síndrome del colon irritable.
Los síntomas de la fibromialgia se intensifican y rebajan en el curso del tiempo, pero su desaparición completa es rara. Además, el lugar y la intensidad del dolor pueden variar de un día a otro y factores externos como el estrés o las condiciones meteorológicas pueden agravar la situación.

Diagnóstico

fibromialgia sintomasNo existe ningún examen médico que permita diagnosticar la fibromialgia de manera concluyente. Un médico da el diagnóstico de fibromialgia fundándose en el examen físico y los antecedentes médicos de la persona. El médico puede examinar hasta dieciocho puntos sensibles donde el dolor es más intenso. Aunque el dolor y la sensibilidad figuran entre los síntomas, ninguna anomalía en los tejidos es comprobada.

Se asegurarán que no existan otras causas de dolores musculares como el lupus y la artritis. Estos exámenes pueden necesitar análisis sanguíneos.

Porque no existe ninguna prueba específica para descubrir la fibromialgia, el diagnóstico puede ser difícil de establecer en el primer examen.

Tratamiento y prevención

A menudo, recurrimos a métodos diversos para tratar la fibromialgia acudiendo, a la vez, a las medicinas y a los métodos no farmacológicos para aliviar los síntomas. Entre los métodos no medicamentosos anotaremos el sueño a horas regulares, el estiramiento frecuente de los músculos, ejercicios aérobicos regulares, compresas calientes y masajes ligeros. Otros tipos de psicoterapia, como la terapia cognitivo-comportamental, pueden ayudar a las personas que se sienten estresadas y que podrían necesitar un apoyo para hacer frente a la fibromialgia.

El ácido acetilsalicílico (AAS) y otros antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno pueden contribuir al alivio del dolor en ciertas personas pero no todas responden a estas medicinas.

Los analgésicos narcóticos que no son demasiado poderosos (codeína, tapentadol y tramadol) podrían ayudar a aliviar el dolor y a mejorar las capacidades funcionales.

El prégabaline puede aliviar los síntomas de la fibromialgia disminuyendo la eficacia con la cual los nervios transmiten los mensajes de dolor. Así es como su intensidad se atenua.

El duloxétine, es también un antidepresivo, puede ser empleado para tratar el dolor asociado con la fibromialgia ya que modifica a los mensajeros químicos que perciben las señales del dolor.

Para aliviar un dolor persistente localizado en un solo punto se inyecta lidocaïne, el cual puede ser utilizado conjuntamente con la hidrocortisona.

Dosis débiles de antidepresivos (amitriptyline, citalopram, fluoxétine, fluvoxamine, paroxétine o sertraline) son a menudo utilizados para tratar la fibromialgia. Estas medicinas pueden mejorar la calidad del sueño y ayudar a aliviar el dolor. A dosis más fuertes, los antidepresivos pueden servir para tratar los cambios de humor que afectan a las personas que sufren de fibromialgia.

Artículos relacionados:
[Total:0    Promedio:0/5]

4 Comments

  1. louboutin junio 23, 2018
  2. Robertha junio 25, 2018
  3. Amelia junio 27, 2018
  4. Loulou junio 29, 2018

Add Comment