Laringitis (Pérdida de la voz)

laringitisLa laringitis aparece cuando hay inflamación en el interior de la garganta (laringe). Esta inflamación provoca un enronquecimiento que impide hablar con claridad. También puede provocar, temporalmente, la “pérdida de la voz”.
Esta inflamación es bastante corriente. Se trata de un síntoma provocado por un problema de salud. El hecho de gritar demasiado fuerte en el momento de un partido de hockey puede provocar una laringitis pero las infecciones virales, bacterianas u otras enfermedades pueden producir el mismo resultado. Es importante determinar la causa efectiva de la laringitis para asegurar el restablecimiento de la voz. Existen dos tipos de laringitis: la laringitis aguda y la laringitis crónica.

Causas

La laringitis aguda produce un enronquecimiento o pérdida de la voz que se manifiesta repentinamente en el caso de una persona que cantó o gritó durante cierto tiempo, o que ha estado expuesta a una concentración fuerte de humo de cigarrillo. Habitualmente, los síntomas mejoran si la persona evita lo que irritó su garganta (por ejemplo, el cigarrillo) y reposa su voz. El resfriado y la gripe son causas corrientes de laringitis aguda que pueden ser síntoma de bronquitis, neumonía y sarampión. El enronquecimiento puede ser debido a una reacción alérgica.

La laringitis crónica persiste durante más de una semana y reaparece periódicamente. Esta afección provoca transformaciones permanentes en la pared de la garganta, lo que explica ciertas crisis repetidas de laringitis aguda como aquellas que experimentan los cantantes profesionales. Estas transformaciones pueden ser el resultado de una exposición repetida al humo, el polvo, la sequedad u otros irritantes. Una laringitis crónica puede ser ocasionada por alergias, un derrame retronasal o un reflujo gastro-esofágico (regurgitación en el esófago del contenido ácido del estómago que provoca una sensación de quemadura).

En casos raros, la laringitis crónica estará causada por cáncer de garganta, por tumores no cancerosos de las cuerdas vocales o por lesiones no cancerosas semejantes a verrugas, llamadas papilomas, que se desarrollan en la garganta.

Síntomas y complicaciones

laringitis sintomasLas personas afectadas por laringitis están, a menudo, muy roncas o pierden la voz durante un período corto. Sienten picor o dolor en la garganta y necesitan toser. Los síntomas varían según la gravedad de la inflamación.

Cuando la laringitis esté acompañada por otros síntomas, por ejemplo fiebre, dolores generalizados y dolores de garganta, una infección viral será generalmente la causa.

Diagnóstico

La laringitis es a menudo el síntoma de otro problema de salud y la primera etapa del restablecimiento consiste en determinar el origen. Aunque tu médico no descubra ningún otro problema de salud, conocer las causas de la inflamación de la garganta permite adoptar las medidas necesarias para evitarlo.

Cuando el enronquecimiento se acompaña de una debilidad de la voz que persiste durante más de tres semanas, tu médico hará un examen de la garganta con el fin de eliminar la posibilidad de un cáncer, más particularmente si fumas. En el curso de este examen, llamado laringoscopia, el médico examinará la laringe con la ayuda de un espejo o con la ayuda de un pequeño tubo flexible que introducirá por la nariz.

Tratamiento de la Laringitis y prevención

Si la laringitis es el resultado de un agotamiento de la voz, el descanso e inhalaciones de vapor permitirán aliviar los dolores y la inflamación contribuyendo al restablecimiento. En cambio, si es debida a una infección, el problema no desaparecerá mientras la infección no haya sido eliminada. Si la laringitis es causada por una bronquitis u otra infección bacteriana, los antibióticos pueden ser necesarios. La inmensa mayoría de las infecciones son de origen viral y no necesitan antibióticos. Cuando la irritación esté causada por un reflujo del ácido gástrico o por una alergia, el tratamiento de estos malestares permitirá aportar un alivio rápido.

El mejor modo de prevenir una laringitis es evitar los irritantes y no cansar excesivamente la voz. Si tienes resfriado o gripe deberás evitar todo lo que irrite la garganta. Es importante reposar y hablar poco. Estas medidas pueden prevenir la laringitis. Un medio muy eficaz de tratar una laringitis aguda o crónica es dejar de fumar.

Artículos relacionados:

Add Comment