Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Laxantes naturales: remedios caseros para el estreñimiento

Los laxantes naturales

Laxantes naturalesEscoger un laxante natural permite acabar con el estreñimiento pasajero o crónico.

Antes de decidir tomar un laxante natural habrá que asegurarse que el estreñimiento no esté vinculado a un problema orgánico y no necesite un tratamiento específico. La opinión de un médico será siempre indispensable.

¿Qué es un laxante natural?

El laxante natural está formado por vegetales que contienen sustancias purgativas. Recurrimos a ellos cuando estamos estreñidos para ayudar a vaciar el colon. Pero, atención, ciertas plantas como la sena y el bourdaine, hasta en tisana, son extremadamente poderosas y pueden ser muy irritantes para las mucosas. Mejor será no automedicarse y optar por alimentos laxantes (ciruela pasa, kiwi, semillas de lino).

¿Se deben asociar varios laxantes naturales?

Todo depende. Con los laxantes naturales de la alimentación, cada persona debe someter a test su estrategia, y la “dosis” que le conviene. Ciertas personas reaccionan con un solo vaso de ciruelas. Otros necesitan semillas de lino.

¿Cuánto tiempo se deben usar los laxantes caseros?

Para un estreñimiento ocasional bastará con algunos días de régimen con un laxante natural, o la asociación de varios laxantes.

Las personas que tienen el colon largo será aconsejable que tomen su cóctel personal anti estreñimiento diariamente (en el desayuno), y por un período largo.

Remedios caseros para el estreñimiento

Para prevenir un estreñimiento, tres puntos son importantes:

  • Comer verduras (crudas yo cocidas) y cereales completos (arroz / bulgur / quinoa) para alcanzar 25 – 30 g de fibras / por día.
  • Beber líquidos.
  • Tener un mínimo de actividad física (por lo menos treinta minutos de marcha al día) para acelerar el buen funcionamiento intestinal (peristaltismo intestinal).

Alimentos que actúan como laxantes naturales

Si consumes alimentos laxantes te sentirás “menos hinchado” o “menos pesado” si evacuas diariamente.

Los plátanos

Las fibras que contienen lo convierten en un excelente laxante natural, facilitando la digestión. Son también ricos en potasio, un nutriente extraordinario. Comiendo un plátano al día restablecerás los electrólitos necesarios para tu tránsito intestinal. También contienen fructooligosacáridos, compuestos que aportan buenas bacterias a tu intestino.

Las manzanas

Gracias a su pectina, estimulan los intestinos. Contienen fibra. Puedes comer dos o tres manzanas al día para evitar el estreñimiento.

El kiwi

Uno o dos kiwis por la mañana antes del desayuno. Tienen un efecto asombroso. Son un laxante natural poco conocido y bien aceptado por los niños.

El melón

Comer melón en el desayuno es una manera excelente de alimentarse para comenzar el día. Es muy fácil de digerir (se queda muy poco tiempo en el estómago y pasa rápidamente a los intestinos).

Las moras

Son muy ricas en antioxidantes y son deliciosas. No dejes de consumir fresas, arándanos y cerezas, además de las moras.

Las ciruelas

Son un laxante de primer orden porque son ricas en hierro, potasio, vitamina A y fibras. Abastecen de buenas bacterias los intestinos y los limpian eficazmente.

El vinagre de sidra

Permite regular la función intestinal y eliminar toxinas. Contiene, entre otras cosas, elementos de la pectina, del potasio, del ácido málico, ácido acético y calcio. Te recomendamos consumir vinagre bio que contiene nutrientes vivos y no ha sido tratado posteriormente.

El aloe vera

Probablemente no sabías que el aloe vera es un laxante formidable. Y sí, el aloe vera es una de las plantas medicinales más utilizadas. Sirve para luchar contra el estreñimiento. Su pulpa contiene el 99 % de agua y el 1 % restante lleva, por lo menos, 75 nutrientes. Bebe zumo de aloe vera cada día y obtendrás resultados excelentes.

Las especias

El jengibre, el azafrán y la guindilla de Cayena facilitan la digestión y tienen una acción magnífica laxante. El jengibre consumido en forma de té fresco normaliza el proceso digestivo. Ayudan al hígado a eliminar toxinas y los componentes carcinogénicos de los alimentos.

Los cítricos

En particular la naranja, pero también el limón y el pomelo. Sirven para desintoxicar el organismo. La vitamina C que contienen transforma las toxinas en materias digestibles. Una sola naranja aporta el 15 % de la cantidad recomendada de fibras.

Las zanahorias

Como la manzana, contienen gran cantidad de pectina y aportan fibra al tracto gastrointestinal. Las zanahorias estimulan el peristaltismo intestinal y eliminan toxinas del sistema digestivo.

La cebolla

Gracias a uno de sus componentes, la quercetina, la cebolla ayuda a eliminar residuos del organismo. También contiene ácido fólico, vitamina E y C, potasio y fibras.

El ajo

Una pequeña porción de este alimento te aportará selenio y alicina. Depura el hígado y elimina toxinas. Aumenta la cantidad de ajo en tus preparaciones culinarias porque también sirve para prevenir el cáncer del estómago.

El brécol y la coliflor

Estas dos verduras aumentan la cantidad de glucósidos en el organismo, consiguiendo que el hígado produzca más enzimas, lo que ayuda a eliminar toxinas. Facilitan el tránsito intestinal y permiten evacuar con naturalidad. La col repolluda también forma parte de este grupo de verduras. Ablanda las heces en el momento del peristaltismo intestinal.

El tomate

Es un laxante excelente y contiene gran cantidad de vitaminas A, C y K. Produce el 10 % de la cantidad diaria recomendada de fibras. Contiene licopeno, un antioxidante que previene el cáncer del colon.

Los ácidos omega 3

Los encontramos en las semillas de lino, el aceite de oliva y el cáñamo. Sirven para eliminar las toxinas y para lubricar las paredes del intestino, lo que facilita el tránsito intestinal y la evacuación de las heces.

Las verduras verdes

En este grupo de verduras se encuentran, entre otras, las acelgas, las espinacas, la achicoria y la rúcula. Todas son laxantes naturales excelentes que contienen fibras, magnesio, ácido fólico, calcio y vitaminas C y K, elementos que facilitan la digestión. Hacen aumentar la secreción de la bilis y favorecen la eliminación de los residuos orgánicos que se encuentran en la sangre.

La alcachofa

La alcachofa es famosa por sus propiedades diuréticas y su acción a favor de la evacuación de la bilis. La alcachofa lucha contra el estreñimiento. La alcachofa es eficaz bajo todas sus formas: polvo, tintura-madre, extracto seco y ensalada.

El aceite de coco

Facilita la digestión y la función intestinal, alivia los dolores producidos por hemorroides reduciendo la inflamación y reparando los tejidos. El más aconsejado es el aceite virgen extra no tratado y crudo.

La palta

Es rica en nutrientes como el potasio, el ácido fólico y la vitamina K. Comiendo una palta al día, obtendrás el 30 % de la cantidad de fibras que tu cuerpo necesita diariamente. Además, la palta contiene magnesio y luteína. Ambos favorecen la absorción de los nutrientes de otros alimentos.

Las semillas

El consumo de semillas crudas te permitirá digerir mejor los alimentos. Por ejemplo, las semillas de calabaza y girasol contienen muchas fibras, cinc, proteínas y vitamina E. También podemos incorporar a este grupo las nueces, las almendras, los piñones y las semillas de lino.
Templar dos cucharas soperas de semillas de lino en un vaso de agua. Tomar cada mañana en el desayuno.

Aguas ricas en magnesio y sulfatos

Para un efecto laxante aconsejamos beber uno o dos vasos antes de las comidas, una o dos veces al día.

El aceite de oliva

Rellenar una cucharada sopera con ¾ de aceite de oliva y ¼ de zumo de limón. Tomarlo por la mañana en ayunas. Está considerada como un laxante natural.

Las plantas con efecto laxante

Planta ineficaz irritante, laxante de lastre con una utilización, a largo plazo, posible

El psylli semen (plantain psyllium)

Una planta en forma de semilla muy eficaz contra el estreñimiento crónico.

El higo

Una planta muy eficaz como laxante. A menudo la encontramos en jarabe. Se vende en farmacias.

El cardillo

Los efectos laxantes del cardillo son conocidos en casos de estreñimiento. Reequilibra el tránsito intestinal. Las propiedades depurativas del cardillo actúan contra el estreñimiento vinculado a una insuficiencia hepática. Se utiliza en decocción o en tintura madre.

La malva

La malva es utilizada por sus cualidades emolientes, ya que ablanda y favorece la evacuación de las heces duras. La flor malva en infusión da una tisana de color azul. Su efecto laxante no irrita los intestinos.

El psyllium

En copos, polvo o semillas, el psyllium es muy eficaz en el tratamiento del estreñimiento. Diluido en un vaso de agua, sus fibras solubles permiten el reblandecimiento de las heces y facilitan su evacuación.

Las plantas con efecto irritante (utilizarlas en plazos cortos) son ricas en antraquinona

El diente saliente o espino amarillo

laxanteMuy eficaz como laxante. A menudo se mezcla con otras preparaciones.

El cascara

Muy eficaz como laxante. Muy parecido al diente saliente en su acción farmacológica. A menudo se utiliza en cápsulas.

La sena

Útil para curar el estreñimiento ocasional del adulto (atención a las contraindicaciones). Pídele consejo a tu especialista.

El aceite de ricino

Una planta laxante eficaz para tratar un estreñimiento de duración corta. No se debe utilizar en estreñimientos crónicos.

El ruibarbo

Útil para tratar el estreñimiento ocasional.

Consejos para el estreñimiento

Excepto si su origen depende de un problema médico, el estreñimiento está vinculado, la mayoría de las veces, a malas costumbres. Algunos consejos de higiene de vida te ayudarán a mejorar tu tránsito intestinal.

Remedio casero para el estreñimiento: bebe más

Hay que beber diariamente entre 1,5 y 2 litros de líquidos. Una costumbre muy importante si se tiende a ser estreñido, porque la absorción de líquidos en cantidad suficiente favorece el reblandecimiento de las heces y contribuye a su mejor evacuación. Consume agua, zumos de frutas y sopas a voluntad. Evita demasiado café y té.

Remedio casero para el estreñimiento: haz ejercicio

La vida sedentaria favorece el estreñimiento. Fortalece tus músculos abdominales. La práctica regular de un ejercicio físico contribuye evacuar las heces. Ejercicios simples te permitirán fortalecer tu zona abdominal.

Remedio casero para el estreñimiento: masajéate el vientre

Para acelerar un intestino perezoso masajéate, despacio y regularmente, el vientre.

Remedio casero para el estreñimiento: tómate tu tiempo para ir al baño

El estrés y la falta de tiempo para ir al aseo propician el estreñimiento. La evacuación normal de las heces depende de diferentes músculos que deben aflojarse para funcionar mejor. Coge un libro o revista e instálate, cómodamente, sobre el excusado. Relájate.

Remedio casero para el estreñimiento: imponte horarios regulares

Acude cada día, a la misma hora, al aseo. Así educarás tu intestino y los músculos que hacen, regularmente, su trabajo. Tómate tu tiempo y no te angusties si “no viene”. Las buenas costumbres tardan tiempo en instalarse.

Remedio casero para el estreñimiento: no te aguantes

Por razones múltiples, ciertas personas aguantan sus ganas de ir al aseo negándose a responder a las exigencias de su organismo. Vete al aseo en cuanto sientas la necesidad de evacuar.

Remedio casero para el estreñimiento: evita depender de laxantes

A la larga, el abuso de laxantes provoca dependencia del intestino e impide que realice su función normal.

Remedio casero para el estreñimiento: evita ciertos alimentos

Lo mejor es comer equilibradamente y de todo. En caso de estreñimiento será preferible evitar ciertos alimentos que disminuyen el tránsito. Es el caso de la col, rábanos, arroz, patatas, plátanos, etc.
Si padeces de colon irritable (alternación de diarrea y estreñimiento), será mejor que evites ciertos alimentos. Estos alimentos varían de una persona a otra y habrá que aprender a identificarlos. Generalmente, se trata de:

  • Platos picantes.
  • Alcohol
  • Verduras de la familia de la col (que fermentan en el intestino).
  • Quesos fermentados,
  • Fritos y alimentos demasiado grasos.

Para el estreñimiento: prueba los probióticos

Los probióticos son unas bacterias vivas beneficiosas para el tránsito: refuerzan la “flora” que puebla nuestros intestinos y favorecen la digestión. Encontramos los probióticos en todos los productos lácteos. Existen numerosas variedades que han dado prueba de su eficacia en el síndrome del intestino irritable, la diarrea, la intolerancia a la lactosa…
Para el estreñimiento, las bifidobacterias y los lactobacillus que se encuentra en los yogures son interesantes. Atención a los yogures para beber enriquecidos con probióticos. A veces están demasiado azucarados.

Para ir más lejos, les recomendamos la lectura del excelente libro: Vive Sin Colon Irritable

remedios caseros para el extreñimientoEste es un método con el cual se logra tener mejoría desde la primera semana y en dos o tres meses máximos se logra la salud total del intestino. (Dependiendo de cuadro y de la antigüedad del problema).

remedios naturales

Artículos relacionados:

2 Comments

  1. Bárbara octubre 7, 2015
  2. Camel enero 9, 2018

Add Comment