Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El ajo: remedios casero naturales

El ajo, un remedio natural

remedios-caseros-ajoEl ajo es sin duda uno de los alimentos  que se consume menos y sin embargo es de una utilidad desconcertante. En efecto, los científicos descubrieron más de cien sustancias beneficiosas para el cuerpo humano.

Los egipcios ya lo utilizaban para duplicar la fuerza de los esclavos y protegerlos de la disentería (enfermedad del colon).

Más próximo a nuestro tiempo, nuestros antepasados europeos utilizaban el ajo con el fin de protegerse de la peste.

Finalmente, los soldados de la segunda guerra mundial utilizaban el ajo como desinfectante para limpiar las heridas.

Los beneficios del ajo

· El ajo contiene omega 3 que permite luchar contra las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.
· Además de eso, tiene propiedades antibacterianas y antioxidantes.
· El ajo permite frenar la producción de colesterol.
· El ajo también tiene propiedades antibióticas.
· El ajo permite reducir la agregación de las plaquetas sobre las paredes de las arterias coronarias.
Para acabar, el ajo también mejora la circulación de la sangre y baja la presión arterial.
Francamente, ¿qué tiene de malo tu aliento al lado de todos estos beneficios?

Más beneficios del ajo

remedios-naturales-ajoVarios estudios demuestran que el ajo lucha contra cáncer y los tumores, particularmente el cáncer del estómago y el de colon, si se toman unos veinte gramos de ajo fresco al día.

Pero además de esto, el ajo es un antibiótico muy bueno que aplicado sobre una herida permite matar gran número de gérmenes y organismos infecciosos. Es eficaz contra las infecciones urinarias y también protege las paredes del intestino contra la bacteria que ocasiona más úlceras: el hélicobacter pylori.

El ajo cocido o crudo, ¿qué escoger?

Es aconsejable consumir de uno a dos dientes de ajo al día. Pueden estar crudos o cocidos, sin embargo es mucho más interesante comerlos crudos con el fin de gozar de un máximo de ventajas.

No te inquietes por tu aliento, te bastará con masticar un poco perejil al final de tu comida para enmascarar el olor de tu boca.

Si deseas cocer el ajo, deberán transcurrir 15 minutos entre la peladura y la cocción. ¿Por qué?

Simplemente, porque hace falta que transcurra ese tiempo para que las reacciones químicas beneficiosas se produzcan en el seno del ajo.

Artículos relacionados:

One Response

Add Comment