Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Remedios caseros para dolor de oido: soluciones naturales

Remedios caseros para el dolor de oido

Remedios caseros dolor de oidoEl dolor de oído no es tan raro, especialmente en los niños pequeños. A las madres les preocupa aplicar medicamentos en esta delicada área. Por eso, ofrecemos remedios naturales que pueden aliviar el dolor sin efectos secundarios.

Aceite de oliva

El aceite de oliva es un lubricante natural muy eficaz contra el dolor de oído. De hecho, elimina cualquier tipo de infección en la zona. También ayuda a reducir el tinnitus que puede convertirse en una molestia en la vida cotidiana.

Para aprovechar sus beneficios, vierte cuatro gotas de aceite de oliva caliente en los oídos. Es mejor hacerlo por la noche antes de acostarse y tapar el oído con un poco de algodón.

Ajo

Gracias a sus propiedades analgésicas y antibióticas, el ajo ayuda a deshacerse del dolor de oído rápidamente, especialmente si se trata de una infección.

Este remedio es muy fácil de preparar: corta un ajo en trozos pequeños y fríelo en una sartén con dos cucharadas de aceite de sésamo. Mezcla todo. Cuando la mezcla esté fría, echa dos o tres gotas en el oído que te duele.

Cebolla

La cebolla es un eficaz antiséptico y antibacteriano que reduce el dolor de oído rápidamente. La preparación no es muy complicada: basta con picar una cebolla fresca y envolverla en una tela limpia apoyándola contra el oído durante 5 minutos. Puedes repetir el proceso varias veces al día.

Jengibre

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, el jengibre es muy útil para combatir una infección de oído. También, es un poderoso analgésico. No dudes en usarlo si tienes dolor de oído. Para reducir la inflamación y aliviar el dolor, vierte tres gotas de jugo de jengibre en el oído y tapa con un poco de algodón. Este remedio calmante actúa en cuestión de minutos.

Regaliz

Es una planta muy conocida y eficaz para tratar el dolor de oído. Sólo será necesario calentar algo de regaliz en dos cucharadas de mantequilla para obtener una pasta que será aplicada, en el exterior, alrededor de la oreja. Esta pasta debe estar tibia durante la aplicación. Pronto se notará mejoría.

Como se puede ver, los remedios naturales contra el dolor de oído son fáciles de preparar y sus ingredientes fáciles de encontrar en la cocina o tiendas de alimentos saludables. Estos remedios no tienen efectos secundarios y son completamente naturales.

Recuerda, sin embargo, que no se deben seguir todos a la vez: elige el que más te convenga. Si no obtienes los resultados esperados, prueba con otro remedio. Si los remedios no son eficaces, consulta a tu médico ya que podría tratarse de un problema más complejo y necesitará un tratamiento especializado.

Un remedio natural para las infecciones de oído

¿Sabes que muchas infecciones del oído son causadas por un virus? El virus no responde a los antibióticos.

En el caso de que se trate de una infección simple se recuperará por sí mismo.
Si se trata de una infección viral, el objetivo será aliviar los síntomas.

Uno de los remedios más eficaces para el dolor de oído asociado con infección, es una mezcla de aceite de ajo. El ajo es, entre otras cosas, antiséptico, antiviral y antibacteriano.

Se trata de un remedio natural muy eficaz para el tratamiento rápido de la infección de oído.
Receta:
1- Ajo picado.
2- Aceite de oliva prensado en frío, o de coco.

Ligeramente caliente el aceite, se añade el ajo picado.
Tapa y deja reposar durante 30 minutos.
Escurre y guarda en botella de cristal opaco.

Empleo:
Echa 2 o 3 gotas en el oído infectado tan a menudo como sea necesario para aliviar el mal.

Nota:
También sirve para masajear suavemente el cuello del niño permitiendo que el sistema linfático elimine líquido del oído, reduciendo el riesgo de infección bacteriana.

El aceite se mantendrá 4 o 5 días en el refrigerador.

Remedios naturales para el oído

Los síntomas de una infección de oído

Estoy seguro de que cada uno de nosotros ha tenido dolor de oído, pero ¿cómo podemos saber si se trata de una infección o no? Sólo tienes que comprobar si hay síntomas asociados con la infección del oído.

La mayoría de los dolores de oído desaparecen después de cierto tiempo, por lo general unos pocos días, pero otros persistirán. En este último caso, podría tratarse de una infección que requiera atención especial y tratamiento médico.

Una infección de oído es causa de mucosidad en la nariz hacia el canal auditivo. Si el moco sigue bloqueado en el canal porque no encuentra la manera de liberarse, se infecta e infecta el canal auditivo causando dolor.

Hay tres tipos básicos de infecciones del oído

1. La otitis media aguda. Es la forma más común de infección de oído y se caracteriza por la acumulación de líquido detrás del búfer.
2. La otitis media con derrame. Se ha producido una infección de oído pero parece haber desaparecido.
3. La otitis media crónica. Es la forma más grave que sigue a una acumulación prolongada de líquido. Puede provocar daños auditivos y debe ser tomada muy en serio.
Pero ¿cómo se puede saber si se trata de algo pasajero o algo mucho más serio y grave? Estos son los síntomas de una infección de oído.

Los síntomas de una infección de oído dependen del tipo de infección, pero pueden incluir:

1. El oído está mal.
2. Leve sordera o sensación de que el sonido llega amortiguado.
3. Pérdida de apetito.
4. Picor en el oído externo.
5. Dolor de cabeza.
6. Secreción de líquido por el oído.
7. Fiebre.
8. Ampollas en el oído externo o a lo largo del canal auditivo.
9. Ruido en el oído o zumbido.
10. Vértigo (pérdida de equilibrio).
Estos síntomas no están siempre conectados a la infección de oído, ya que muchos de ellos pueden estar relacionados con otros trastornos o enfermedades.

Cuidados para el dolor de oído

Sea joven o viejo, hombre o mujer, en algún momento de su vida, casi todo el mundo ha sufrido dolor de oído. Cada vez que tu oído te hace sufrir, prueba uno de estos remedios caseros para aliviar tu dolor. Éstos son algunos de estos remedios.
1. Pon unas gotas de agua oxigenada en el oído. Si el origen del dolor está causado por una acumulación de cerumen (cera amarilla) en el canal auditivo, el peróxido deberá hacerlo desaparecer. Si la causa del dolor es una infección de oído, el peróxido también deberá actuar.
2. El aceite de oliva caliente también puede aliviar el dolor.
3. Colócate un paño caliente sobre el oído durante unos minutos para calmar el dolor.
4. Mastica chicle. La goma de mascar libera algo la presión y el dolor causado por la infección del oído.
5. Evacua la cera acumulada en la trompa de Eustaquio. La liberación se puede hacer mientras duermes manteniendo la cabeza un poco más alta de lo normal, con un colchón más grueso o poniendo dos. Trata de bostezar tan a menudo como sea posible para contraer los músculos auditivos. Toma duchas calientes. El vapor del agua también ayudará a ablandar o suavizar el cerumen acumulado y a evacuarlo de forma natural.

Los remedios caseros son a la vez baratos, simples y fáciles de usar. Cualquiera de estos cinco remedios caseros puede ayudarte a aliviar el dolor.

Remedio para el dolor de oído

Remedios caseros para dolor de oido

Remedios caseros para dolor de oido

Un dolor de oído puede aparecerle a cualquiera y cuando menos se lo espera. Si es doloroso o molesto, busca una cura. Aquí hay tres maneras sencillas de tomar medidas.

La prevención es la mejor cura para el dolor de oído

La mejor manera de evitar el dolor de oído es evitar que comience.

Debes evitar escuchar música a todo volumen en conciertos y discotecas. Debes proteger tus oídos si tu lugar de trabajo es muy ruidoso mediante el uso de equipos de protección adecuados. Evita las temperaturas muy frías. Tapa tus oídos cuando estés nadando. Son buenos hábitos que debes aprender y seguir.

En general, el dolor de oído está causado por un exceso de bacterias en los oídos. Limpiar los oídos con regularidad previene la acumulación de bacterias y evita que surja el problema.

Remedios caseros para el oído

Muchas personas utilizan remedios para tratar y curar el dolor de oído. La mayoría de estos remedios se pueden preparar usando ingredientes comúnmente disponibles en la despensa del hogar.

El ajo y la cebolla, por ejemplo, son perfectos para el dolor de oídos ya que contienen un antibiótico natural que puede matar las bacterias de los oídos. Puedes triturar estos ingredientes y mezclarlos con un poco de aceite de sésamo. A continuación, ponte unas gotas en el oído y espera unos diez minutos para sentir el efecto. Aplica el mismo tratamiento al otro oído.

Remedio natural para el oído

El oído es un órgano muy sensible. Ciertamente, los niños son más propensos a los dolores de oído, pero los adultos también pueden contraerlos por varias razones. El uso del tratamiento médico es, con mucho, la solución más segura.

Los diferentes tipos de dolores de oído y remedios naturales

El dolor de oído a menudo se debe a un tapón de cera. Pueden producirse como resultado de una diferencia de presión, por la entrada de agua en la cavidad después del baño o ducha, y por una acumulación de cera en el oído.

Las personas que lo padecen sufren sordera y zumbidos momentáneos. Otros dolores de oído se agrupan en la categoría de otitis congestiva, y se caracterizan por un tímpano rojo. La otitis catarral se manifiesta por un tímpano opaco y liso.

La otitis purulenta es una infección que se caracteriza por el oído hinchado y lleno de pus. La otitis finalmente perforada se caracteriza por el tímpano perforado y pus. En ausencia de un tratamiento eficaz, el caso puede derivar en una infección subaguda del oído que puede ser crónica o externa.

Un remedio natural para el dolor de oído

Los dolores de oído tienen varios orígenes. Pueden deberse a tapones de cera formados por el agua o la presión. Las infecciones de oído, por lo general, provienen de otras enfermedades que afectan a órganos como la garganta, dientes, nariz, mandíbula y laringe.

Por último, en la otitis externa el origen es bacteriano. En todos los casos, hay remedios naturales contra el dolor de oídos.

Remedios caseros eficaces para el dolor de oído

Utiliza calor

Se puede usar de maneras diferentes. Sea cual sea tu enfoque, ten en cuenta que el calor puede aliviar el dolor. Ten cuidado de no quemarte.
• Mantén un secador de pelo (en posición moderada) a la distancia de un pie de la oreja. La cera alojada en los oídos se fluidificará más fácilmente al exponerse a un cambio de temperatura.
• Moja una toalla en agua caliente, escúrrela y presiónala contra tu oído durante veinte minutos. Repite el procedimiento si el dolor regresa.
• Usa una buena botella de agua caliente y ponla en el oído para recibir un calor continuo.

Utiliza cebolla o jengibre

Pela la cebolla, córtala y envuélvela dentro de una tela fina y limpia. Acuéstate de lado y póntelo en el oído.
• Si en lugar de cebolla tienes a mano jengibre, realiza el mismo procedimiento, los ingredientes activos son los mismos.

Albahaca o menta

Son remedios a base de hierbas. En ambos casos, debes extraer el jugo. Esto implica cortar las plantas y exponerlas a un poco de calor. El aceite de menta, sin embargo, se debe aplicar en la periferia de la oreja, mientras que el extracto de albahaca se puede introducir en el canal auditivo.

Bostezo

Si existe una probabilidad de que tu dolor de oído venga de un cambio de altitud, usa goma de mascar o bosteza. Tus oídos se abrirán y te sentirás mejor.
• También puedes tratar de tragar saliva. Las trompas de Eustaquio relacionadas con los músculos van a abrirlos, lo que aliviará la tensión.
• La Academia Americana de oído, nariz y garganta sugiere el siguiente método para combatir los efectos secundarios de un oído tapado por el aire: cerrar la boca, pellizcar la nariz y el oído con los dedos. A continuación, tratar de exhalar aire a través de las fosas nasales cerradas, obligando al oído a abrirse. Sin embargo, si el dolor se debe a un resfriado u otra infección, no lo hagas, podría extenderse aún más la infección.

El uso de aromaterapia

Si bien parece extraño, algunas personas apuestan por ello. Diluir el aceite esencial (aceite de lavanda) en un poco de aceite y masajear la mezcla alrededor de la oreja dolorosa y a lo largo del perímetro de los ganglios linfáticos del cuello.
• Si tu inflamación del oído es demasiado debilitante, la aromaterapia no va a servir mucho. Tu médico te dará medicamentos que actuarán más rápidos que las fragancias.

Para conocer todo los secretos de los remedios caseros les recomendamos la lectura del excelente libro: El gran libro de los remedios caseros

Remedios caserosTengo todos los secretos pocos conocidos de todos los probados y ensayados remedios caseros que proporcionan alivio más rápido y también útiles consejos preventivos.

remedios naturales

 

Remedios caseros para dolor de oido: soluciones naturales
4 (80%) 1 vote

Artículos relacionados:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *