Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Remedios caseros para el dolor de estomago y el estomago hinchado

Remedios caseros para el dolor de estomago inflamado

Remedios caseros para el dolor de estomago

Remedios caseros para el dolor de estomago

A muchos de nosotros nos preocupa la salud de nuestro estómago. Estamos acostumbrados a comer de todo (caliente, frío, salado, picante, alcohol…) como si nuestro estómago pudiera con todo.

Nos creemos indestructibles, capaces de poder con todas las comidas. ¡Qué error!

Al hablar de malestar estomacal siempre pensamos en causas psicológicas: “no te alteres, puedes llegar a tener una úlcera”.

Las enfermedades estomacales podrían ser señal de que nos es difícil digerir el mundo exterior.

¿Es esto suficiente para explicar por qué tantas personas sufren dolor de estómago? Creo que, probablemente, un poco tenga que ver, pero, más prosaicamente, debemos reconocer que descuidamos este órgano vital.

Mucho más que un receptáculo para la comida: un cuerpo sofisticado

Por su comportamiento, algunos parecen considerar su estómago como una “bolsa de comida”, una especie de “tambor” en nuestra maquinaria de alimentos. Nuestro estómago es, sin embargo, un órgano que desempeña muchas funciones.

Es una obra de artesanía y determinará la función de los demás órganos que intervienen en la cadena de la digestión. Sirve para la eliminación de las bacterias dañinas y el procesamiento de los aminoácidos que construirán nuestros tejidos y nos proporcionarán energía.

Al final, muchos parámetros de la salud dependen de la calidad de su trabajo. Desde nuestro equilibrio nervioso, a nuestro equilibrio psicológico a través de la salud del páncreas, los intestinos e incluso nuestro vértebras.

Tres litros de ácido por día

La digestión de alimentos emplea productos químicos que son capaces de transformar todo lo que comemos en quimo.

Para asegurar la misión, el estómago segrega tres litros de ácido por día. Se protege a sí mismo mediante la producción de un líquido protector que recubre sus paredes internas.

Normalmente, el ácido debe permanecer en el estómago debido al cierre del esfínter, un músculo circular entre el estómago y el esófago. El páncreas segrega jugos pancreáticos con una acidez moderada para que el intestino pueda hacer su trabajo.

Dolor de estomago: cuando los ácidos atacan

Todo el mundo sabe que el esófago es un conducto que conecta la boca con el estómago y permite el transporte de alimentos. El esfínter que separa el estómago del esófago debe evitar que el contenido del estómago suba por el esófago.

Pero, si este esfínter, entre el estómago y el esófago, está funcionando mal, la acidez del estómago fluye de vuelta a la pared interior del esófago, lo que provoca síntomas de ardor acompañado por un sabor ácido en la boca.

La regurgitación ácida y el ardor de estómago son dos síntomas particularmente comunes y, en general, desagradables que están relacionados con el estrés, la ingesta excesiva de proteínas, alcohol o ciertos medicamentos como la aspirina o antiinflamatorios. Si estos síntomas persisten, el problema comienza.

Reflujo gastroesofágico

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) afecta al 30% de nosotros. Se trata de la elevación de una parte del contenido del estómago hacia el esófago. Este ascenso se debe a un mal funcionamiento del esfínter. El músculo en forma de anillo normalmente cerrado, se abre sin motivo y deja que los jugos gástricos suban hacia el esófago. Acidez (ardor que sube desde el estómago hasta la boca) y la regurgitación ácida son los principales signos de esta afección.

Algunos factores facilitan que ocurra: inclinarse hacia adelante, dormir echado sobre la espalda después de la comida, el sobrepeso… Si eres regularmente objeto de la ERGE, el permanente contacto del ácido con el revestimiento interno del esófago, causará una inflamación más o menos importante del esófago: esofagitis. A la larga, es mejor saber que la esofagitis no tratada provoca un estrechamiento del esófago y, más raramente, cáncer de esófago.

En otros casos, el reflujo se relaciona con la existencia de una característica anatómica, hernia hiatal. El diafragma (el músculo que separa el tórax del abdomen) tiene un agujero en el paso del esófago. Cuando una pequeña porción de la parte posterior del estómago sale a través de este orificio se produce la hernia.

Alimentos que deben evitarse

• Patatas fritas y alimentos fritos.
• Aceite y mantequilla cocida.
• Especias (excepto el cilantro).
• Mostaza.
• Despojos y, en general, proteínas animales.
• Pescado graso.
• Conservas.
• Chucrut.
• Queso fermentado.
• Mermeladas, cremas, dulces, pasteles.
• Bebidas mezcladas, bebidas heladas, refrescos, café.

Alimentos a evitar

• Mariscos y huevos.
• Setas.
• Legumbres.
• Rodajas de pan fresco.
• Acidificantes como naranja, cebolla cruda o chocolate.

Los alimentos recomendados

• Alimentos cocidos y hortalizas.
• Cereales y alimentos con almidón (patatas).
• Huevos duros.
• Carnes magras y pescado (lubina, merluza, besugo, lenguado).
• Mantequilla y aceites crudos.
• Queso fresco o no fermentado.
• Frutas frescas como plátano, melón, pasteles de frutas.

Los alimentos altamente recomendados

• Todos los productos ricos en ácidos grasos omega 3.
• Frutos secos.
• Linaza.
Se debe optar por alimentos orgánicos libres de pesticidas.

Carne y patatas fritas: una bomba

El estómago sirve para acidificar los alimentos ingeridos con el fin de destruir las bacterias y otros microbios ingeridos con los alimentos, y para la lisis de los aminoácidos. Una secreción excesiva de esta acidez, como resultado de un exceso de proteína animal, provoca un trabajo extra para el páncreas responsable de reducir esta acidez.

Tienes que saber que, sobre todo, si eres diabético o prediabético, debes evitar asociar carne con hidratos de carbono. Estos son digeridos por la amilasa producida por la saliva de la boca. Por desgracia, la amilasa no está activa en un medio fuertemente ácido.

Así que la digestión de los hidratos de carbono es más difícil cuando se asocia con proteínas. Las patatas fritas con carne son una bomba para el estómago y el páncreas.

Plantas para el dolor de estómago

Remedios caseros para el estomago

Remedios caseros para el estomago

Las plantas saben cómo cuidar nuestro estómago. Su acción es importante cuando se toman por vía oral.

Muchas de ellas, como la col, estimulan la producción de moco protector y detienen el desarrollo potencial de la gastritis (inflamación). Otras proporcionan elementos de protección a través de sus mucílagos. Este es el caso de la psyllium.

Y otros, como el regaliz, pueden mitigar el exceso de acidez. Hay plantas como la milenrama, angélica, cilantro o la albahaca que actúan en profundidad sobre el estómago (linfático o el torrente sanguíneo) después de absorber sus sustancias activas en la sangre.

Curita para el estómago

Muchas plantas promueven la formación de mucosidad en el estómago. Son excelentes aderezos naturales para las mucosas inflamadas.

Yo te aconsejo que des prioridad a la raíz de regaliz, excepto en casos de hipertensión. Pero, también a la cola de caballo, la raíz de la zanahoria, las hojas de la col, las semillas de lino, el psyllium, los pétalos de caléndula. Si tienes la suerte de vivir cerca de un herbolario, pide una mezcla de los mismos.

Por ejemplo, una infusión de regaliz, cola de caballo y caléndula se utilizará al principio o al final de la comida. El brócoli irá bien. El jugo de la col rizada, un vaso pequeño antes de cada comida, te irá bien.

Cuando la sensación de ardor sale hacia el abdomen

Estos remedios improvisados ​​quizás no sean suficientes si sientes ardor o sensación punzante de dolor en el estómago. Puedes sentirte peor cuando comes o bebes, o calmarse durante las comidas, pero vuelve a aparecer más tarde, en la noche, por ejemplo.

Tienes la sensación de estar lleno rápidamente y náuseas o vómitos. En este caso, es probable que se trate de una gastritis o úlcera péptica. Debes tranquilizarte ya que el estrés es un factor agravante. La úlcera afecta entre el 5 y el 10% a la gente en Occidente al menos una vez en sus vidas.

Recuerda que la úlcera ya no se considera una enfermedad crónica debida al estrés, pero se relaciona con el Helicobacter pylori (HP), una bacteria resistente a la acidez del jugo gástrico: el 90 % de las personas que sufren de PUD están infectadas.

Curiosamente, mientras que alrededor del 30% de las personas son portadores de la bacteria, menos de un tercio de ellos eventualmente se quejan de una úlcera. La paradoja es engañosa porque si el estrés es un factor capaz de despertar el Helicobacter, el consumo excesivo de alcohol y tabaco es peor. Y quienes los consumen en exceso son personas que están tratando de calmar su ansiedad de esa manera.

Remedios naturales para el dolor de estomago inflamado

Una vez más, las plantas están en la cima de los mejores remedios. Malvavisco, malva, gordolobo y llantén tienen un efecto calmante en el estómago debido a su alto contenido en pectina y mucílagos, que protegen la mucosa si se secretan normalmente.

Piensa en ello. Un suplemento de brócoli es lo mejor que puedes tomar: consumir 50 g. de los brotes de este vegetal durante una semana reduce o elimina la presencia de HP en el estómago. Si no te gusta su sabor, puedes utilizar el extracto de brócoli (estandarizado al 2% sulforafano) en dosis de 1 cápsula tres veces al día, veinte minutos antes de cada una de las tres comidas principales.

Otra maravilla: la miel de abeja (tienda bio). La variedad de Australia y Nueva Zelanda contiene de diez a cien veces más metilglioxal (ingrediente activo antibacteriano) que el resto de variedades. Su eficacia se demostró en el Helicobacter.

Remedios caseros para el estomago

– Yarrow, que tiene un efecto regulador sobre la acidez gástrica y antiulcerogénico por su acción contra HP.
– Semillas de cilantro, eficaces contra la dispepsia (propiedad reconocida por la comisión Europea) y flatulencia.
– Basilio, utilizado desde la antigüedad como antiespasmódico, sedante, antibacteriano, carminativo y estomacal.
El interés principal de este producto llamado Phytogast se basa en que refuerza las propiedades de estas plantas por la prestación de sus aceites esenciales. La extracción es en frío, un proceso aún mejor para conservar las moléculas aromáticas. La otra ventaja radica en el hecho de que actúa en la úlcera, calambres gastrointestinales o reflujo gástrico simple. Este remedio no se recomienda (a causa de la milenrama) durante el embarazo.

9 remedios naturales contra el malestar estomacal

Si sufres de gases, estreñimiento, náuseas o indigestión prueba estos remedios naturales contra el malestar estomacal.

Jugo de zanahoria y menta

Esta mezcla puede ayudarte si sufres una gripe invernal. La zanahoria proporciona nutrientes y la menta alivia el estómago. Hervir 4 zanahorias en rodajas en cuatro tazas de agua y una cucharada de café de menta o hierbabuena en bolsa de té.

Reduce el fuego a medio bajo y cuécelo unos 15 minutos, o hasta que las zanahorias estén tiernas. Añade la bolsa de bolsa de té, retírala, mezcla y disfruta de ello. También puedes agregar una pizca de jengibre molido o el jugo de un limón.

El té de arroz

Para aliviar el malestar estomacal o diarrea, haz un “té” de arroz. Hierve media taza de arroz, en seis tazas de agua, durante 15 minutos. Escurre el arroz, endulza el agua con una pizca de miel o azúcar y bebe caliente.

El vinagre de sidra de manzana

Mezcla una cucharada de vinagre de sidra de manzana, una taza de agua caliente y una cucharada de miel. Alivia la indigestión, los calambres, los gases y reduce el malestar causado por la acidez estomacal.

Dieta CPAC

Si padeces de estreñimiento, toma cerezas, pasas, albaricoques y ciruelas. Son alimentos fibrosos que aliviarán tu sistema digestivo.

El yogur

Si tienes dolor de estómago, las propiedades del yogur probiótico, bacterias vivas, son buen remedio porque alivian el malestar digestivo y estimulan el sistema inmunológico. Sólo asegúrate de elegir yogur natural, sin grasa, azúcar o saborizantes.

Las semillas de alcaravea

Las semillas de alcaravea están llenas de vitaminas y minerales que inhiben el crecimiento de bacterias dañinas que causan indigestión, gases o hinchazón. Toma un puñado después de la comida o cuando tengas gases.

El hinojo

Ya sea por gases, indigestión o hinchazón, el hinojo puede ayudarte. Bebe té de hinojo, o mastica sus semillas. Ayuda en la digestión, reduce los gases, alivia los calambres y calma las náuseas.

El calor

Colócate una bolsa de agua caliente o una almohadilla térmica en el estómago. El calor aumenta el flujo de sangre a la superficie de la piel y transfiere el dolor de estómago hacia el exterior.

Remedios caseros para el vientre hinchado

El vientre hinchado es algo muy común. Terminamos de comer y, de repente, nos sentimos pesados. Nuestro estómago está grande, muy diferente a como lo vemos de costumbre. ¿Qué ha sucedido? ¿Cuánto tiempo durará esta sensación y aspecto tan inquietante?

De hecho, es un problema muy molesto. Uno puede aliviarlo con sencillos consejos. Vamos a verlos aquí y a cambiar tu dieta.

Si comes demasiado rápido

Si comes demasiado rápido, tardarás en llenarte y seguirás teniendo hambre porque se necesitan entre 20 y 25 minutos para que la sensación de plenitud llegue al cerebro.

Además, cuanto más rápido comas, más aire tragarás.

Por otro lado, si no masticas correctamente, no tragarás las suficientes enzimas salivales con la comida. Sin estas sustancias los alimentos no pueden fermentar como deberían en el intestino.

¿Qué se puede hacer para no comer tan rápido?

Por ejemplo, puedes servirte platos, uno por uno, durante la comida. El primero debe ser ensalada, por supuesto. Por otro lado, el pan tostado, por ejemplo, requiere masticar lentamente.

¿Demasiados alimentos fritos en tu dieta? Evítalos

Empanadas, fritos, buñuelos, croquetas… Todos absorben demasiado aceite. Y esto es, obviamente, grasa, y la grasa no se digiere bien. Permanece en el estómago y se hincha después de cada comida.

La solución: cocinar los alimentos al horno, plancha o vapor. Recuerda que el aceite de oliva impregna menos de grasa la comida. Deposita los productos fritos en papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

¿Bebes gran cantidad de gaseosa?

Beber refrescos infla el estómago. Además, si contienen azúcar tragas calorías vacías, como se las suele llamar. Dan mucha energía y nos ayudan a subir de peso. El agua con gas, incluso si no tiene calorías, también puede causar esta sensación de vientre hinchado. Además, será aún peor si bebes durante las comidas.

Las fibras en su justa medida

Si consumes muy poca fibra puedes sufrir de estreñimiento. Sin embargo, comer más de lo que el cuerpo acepta también es negativo. Es mejor comer de forma equilibrada. De hecho, comer en exceso puede causar diarrea y distensión abdominal.

Controla tus enzimas digestivas

Algunos alimentos como los cereales en el desayuno, pan, galletas, pasta e incluso arroz carecen de enzimas digestivas

Estos alimentos no contienen estas enzimas, sin embargo son necesarios para nuestro sistema digestivo.

Come alimentos integrales

Los beneficios nutricionales de los alimentos integrales son incomparables: vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes. Además, nos ofrecen los efectos positivos de las enzimas en el sistema digestivo. Sin lugar a dudas, estos alimentos nos permiten luchar contra el vientre hinchado.

La dieta recomendada para evitar la hinchazón

• La fruta fresca es de gran ayuda para la digestión. Contiene fibra y gran cantidad de agua. Su contenido en grasa es muy bajo, por lo que es una gran opción. Se puede, por ejemplo, hacer una ensalada de frutas para la cena, y luego comer sandía con algunos albaricoques y cerezas.
• Algunas ensaladas son excelentes para la digestión. Utiliza lechuga, espinacas y ensalada de maíz con frutas como piña o papaya. Para cenar es mejor combinarlas con otras frutas.
• Brotes de soja, alfalfa, lentejas… Son alimentos muy saludables. Están llenos de vitaminas y minerales y son bajos en grasa. Son perfectos para sopas, gazpacho y cremas. Incluso podemos incluirlos en tortillas.
• Chucrut: La fibra dietética está llena de bendiciones. Es mucho más digestiva por el proceso de fermentación que presenta la comida. Se adapta perfectamente a las ensaladas. Su exceso de sal también se puede reducir mediante la adición de agua antes de servir.
• La leche de almendras: si se bebe sin azúcar y fría, es una bebida muy agradable. Además evita la hinchazón.

Para ir más lejos, les recomendamos los excelentes libros:

El gran libro de los remedios caseros

Remedios caserosTengo todos los secretos pocos conocidos de todos los probados y ensayados remedios caseros que proporcionan alivio más rápido y también útiles consejos preventivos.

remedios naturales

No Más Acidez

remedios para el reflujo gastricoÚnico sistema holístico que le enseñará cómo curar permanentemente su reflujo acido, liberarse en forma definitiva de la mayoría de los trastornos digestivos y recuperar su equilibrio interno natural.

remedios naturales

Artículos relacionados:

Add Comment