Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Remedios caseros para la congestión nasal

Remedios caseros para la congestion nasal
Remedios caseros para la congestion nasal

La congestión nasal, síntoma de la gripe común, es uno de sus inconvenientes y molestias. Esta congestión es causada por la inflamación de la mucosa de la nariz y produce moco espeso.

Humedece el aire

Según algunos estudios, el virus del resfriado parece entrar más fácilmente cuando el aire es seco. Humedece el aire a través de un humidificador de vapor caliente o frío. Esto te dará un poco de alivio.

Puedes añadir 2 o 3 gotas de aceite de menta o eucalipto en el depósito de agua. Si no tienes un humidificador puedes conseguir un efecto similar mediante la colocación de una bandeja de agua en el centro de la habitación dejando que el agua se evapore. Para disfrutar de una humidificación más intensa toma una ducha caliente.

Limpia tu nariz con agua

Cuando tienes la nariz “tapada” el tejido que recubre las fosas nasales se inflama. La nariz está tan congestionada que la respiración se convierte en un problema. Opta por un spray nasal de solución salina para el lavado de la nariz con una olla Neti o jeringa nasal.

Sonarse la nariz de manera correcta

Probablemente pienses que no hay nada más fácil que respirar por la nariz, pero es más complicado de lo que parece.

¿Lo estás haciendo correctamente? Algunos estudios muestran que sonarse la nariz con demasiada fuerza puede causar una presión excesiva en ella: el virus del resfriado puede pasarse a los senos. Las consecuencias no están claras, pero los investigadores no recomiendan sonarse demasiado fuerte. Presiona tapando suavemente una fosa nasal mientras soplas, suavemente, con la otra.

Hay otro problema: la irritación causada por el roce repetido con los tejidos. Para reducir la fricción aplica un poco de crema hidratante en el pañuelo antes de usarlo. No te olvides de lavar el pañuelo inmediatamente después de su uso para evitar la propagación del virus del resfriado común. Si usas pañuelos de papel, mejor.

Remedios caseros para la nariz tapada

Comer picante

¿Quién no ha abusado del chile para terminar con una nariz que moquea? Esta reacción se debe al hecho de que las especias licuan el moco y descongestionan la nariz.

En caso de congestión severa trata de comer:
• Peppers, hay todo tipo (aves, jalapeño, etc.).
• El rábano picante o wasabi.
• El jengibre picante.
• La alholva.
• Ajo y cebolla.

Aplica un ungüento mentolado descongestionante o alcanfor

Podrás respirar más fácilmente durante una hora o dos. Aplica un poco de crema en el labio superior, en la entrada de las fosas nasales, y deja que la magia funcione.

Cuidado

No apliques el ungüento descongestionante debajo de tu nariz si la piel está agrietada o irritada. Los aceites esenciales que contiene irritarán aún más la zona.

Permanece en posición vertical

Mantén la cabeza elevada con almohadas durante la noche. Esta técnica no reducirá la congestión, pero hará que te sea un poco más fácil respirar.

Masajea tus senos

Desbloquea las vías respiratorias con un método antiguo como el mundo, sin medicamentos o pomada, sólo con los dedos.

Tres ejemplos de masaje práctico y eficaz que puedes probar en casa, en el trabajo o en público:
• Coloca el dedo índice a cada lado de las cavidades orbitales, por encima de la nariz, justo debajo de la ceja. Masajea los senos en círculos alrededor de la nariz. Continúa durante veinte o treinta segundos.
• Coloca el dedo índice delante de tus ojos. Haz círculos hacia afuera masajeando el contorno de los ojos. Continúa durante veinte o treinta segundos.
• Por último, coloca tus pulgares en los pómulos y círculo exterior. Continúa durante veinte o treinta segundos. Repite los pasos hasta que sientas alivio.

Moja tu rostro con una compresa tibia

Moja una toalla pequeña con agua tibia y escúrrela para que sólo quede húmeda. Siéntate y colócala en tu cara durante unos minutos. El calor alivia y abre las vías respiratorias.

Toma una ducha caliente

El vapor del agua pasará a los pulmones y vías respiratorias, despegará el moco y respirarás mejor.

Respira menta

¿Tu nariz se tapona? Compra aceite esencial de menta. Extraído de las flores de la planta, es reconocido por la Agencia Europea de Medicamentos para el tratamiento de los resfriados.

En la práctica:

Para descongestionar las vías respiratorias, el aceite esencial de menta se puede utilizar por inhalación echando 3 o 4 gotas en un recipiente con agua caliente. La inhalación no debe durar más de 15 minutos. Debes mantener los ojos cerrados mientras aspiras.

Precauciones:

El aceite esencial de menta nunca debe usarse en niños menores de 6 años. En caso de duda, consulta a un farmacéutico especialista.

Toma té de tomillo

“El tomillo es un buen desinfectante respiratorio”, dice el Dr. Jean-Loup Dervaux, ENT. Por eso, debes aspirar sus vapores por la nariz.

En la práctica:

En infusión: hierve el equivalente a una taza de agua. Apaga el fuego y echa en el agua de 1 a 2 g de planta seca. Deja reposar diez minutos y bebe 3 tazas al día con un poco de miel de tomillo. No hagas más de 3 semanas de tratamiento.

Inhalación: Una gota de aceite esencial de tomillo diluido en un recipiente con agua caliente. Inhala los vapores que desprende durante 15 minutos.

Precauciones:

El tomillo debe evitarse si eres alérgico a las plantas de la familia Labiatae (riesgo de alergia cruzada). El aceite esencial de tomillo está contraindicado durante el embarazo, lactancia y niños de corta edad. Consulta a tu médico.

Prueba las bombillas de plata

Los micronutrientes pueden ayudar a combatir un episodio infeccioso: un resfriado. En el caso de la nariz tapada es un buen antiséptico local que desinfecta y abre la nariz.

En la práctica: en las farmacias hay bombillas de plata. La dosis general recomendada es de 2 a 3 ampollas por día. Sólo para adultos.

Haz tomillo para inhalación

El tomillo silvestre es una pequeña hierba eficaz para la nariz tapada. Debido a que contiene una pequeña cantidad de aceite esencial se compone de timol y carvacrol, sustancias antisépticas.

En la práctica:

En caso de inhalación: 5-10 gotas de aceite esencial de tomillo (puro o mezclado por igual con otros aceites esenciales como el eucalipto) en un recipiente con agua caliente. Inhala de 1 a 3 veces por día.

Consejo:

Para distinguir el tomillo silvestre debemos mirar las hojas. Sus hojas son más grandes que las del tomillo vulgar.

Echa aceite esencial de eucalipto en un pañuelo

Gracias a su aceite esencial, el eucalipto es un importante remedio natural contra las infecciones del tracto respiratorio. El componente principal de su esencia, 1,8 cineol, le permite actuar directamente sobre la vía aérea.

En la práctica:

Coloca unas gotas de aceite esencial de eucalipto en un recipiente con agua caliente o directamente en un pañuelo. Inhala los vapores profundamente durante 5 minutos. Repite este proceso 1-2 veces al día.

Pon unas gotas de aceite esencial de eucalipto en un recipiente con agua caliente y que sus vapores se extiendan por la habitación.

Precauciones:

El aceite esencial de eucalipto radiata no se recomienda sin consejo médico durante el embarazo o lactancia y en niños menores de 6 años (riesgo de espasmos de la garganta). Incluso la inhalación por aire no es aconsejable.

Ponte una cataplasma de mostaza en el pecho

Debido a que contiene mirosina y sinigrina, la mostaza es un buen remedio para destapar la nariz. Estas sustancias actúan por el adelgazamiento de la mucosa y facilitan su evacuación.

En la práctica:

Machaca unas cucharadas de semillas de mostaza y mezcla con una taza de harina (de trigo…) y un poco de agua. Extiende una capa de vaselina en el pecho y luego pon la cataplasma a base de mostaza. Déjala máximo 15 minutos (de lo contrario hay riesgo de quemaduras).

Añade unos pocos granos de mostaza en el agua del baño.

Precauciones:

Lávate las manos después de manipular la mostaza.

Remedios naturales para la congestión nasal

Hacer inhalaciones para aflojar la mucosidad

Congestion nasal remediosCuando tengas tiempo suficiente, ponte cómodo e inhala vapores. Este recurso ha sido utilizado durante siglos para aliviar la congestión.
• Hierve 500 ml de agua.
• Deja reposar manzanilla durante varios minutos.
• Cuando el agua se haya enfriado lo suficiente y puedas pasar la mano por encima sin quemarte, viértelo en un recipiente.
• Teniendo cuidado de no quemarte, coloca tu cara sobre el plato, cubre tu cabeza con una toalla y respira profundamente. Si tu nariz está completamente bloqueada, al principio respira por la boca.

Usa un humidificador

Los humidificadores de vapor se recomiendan en el tratamiento de la congestión debido a que el aire seco irrita las membranas mucosas y empeora los síntomas. Esto explica por qué el aire húmedo es recomendado por los médicos.
• Si no tienes un humidificador, y no quieres comprarlo, puedes construir uno rudimentario en casa. Pon una olla grande de agua a hervir, apaga el fuego y colócala en un lugar seguro de la habitación. El vapor humidificará el aire. Repite si es necesario.
• No te excedas. Humedece ligeramente el aire para que no se irriten las membranas mucosas.

Prepara tu propia solución salina

Disuelve una cucharadita de sal en 200 ml de agua. Coloca unas gotas de la solución en la fosa nasal con una pipeta echando la cabeza hacia atrás. Suénate la nariz despacio y repite con el otro orificio nasal.

Date un baño con aceites esenciales

Algunos aceites esenciales pueden aflojar el moco y desbloquear los senos. Llena la bañera con agua a la temperatura deseada y añade diez gotas de aceite de eucalipto, romero o árbol de té. Relájate en el agua hasta que se desbloqueen tus fosas nasales y puedas respirar.

Consejos para la congestión nasal

  • No comas productos lácteos o chocolate, aumentan la producción de moco.
  • Evita el contacto con el cloro. El cloro de las piscinas, por ejemplo, puede irritar las membranas mucosas y empeorar la congestión.

Remedios caseros para la congestión nasal por la noche

Estos son algunos consejos sencillos que te ayudarán a aliviar la nariz tapada por la noche. Un resfriado con tos es uno de los problemas más comunes en invierno. Tener la nariz tapada por la noche es muy irritante y el síntoma más común cuando se tiene un resfriado.

La congestión nasal es causada por la inflamación de los vasos sanguíneos presentes en el revestimiento de la nariz. La congestión nasal puede causar problemas en los oídos.

Los casos graves también pueden causar trastornos del sueño y ronquidos. La congestión nasal durante la noche te impide respirar correctamente y crea gran cantidad de molestias durante el sueño.

Además, una nariz taponada también puede conducir a la pesadez de cabeza y a la falta de concentración en el trabajo. Aunque la tos y el resfriado tardan algún tiempo en desaparecer se puede hacer algo en casa para aliviar la congestión nasal.

Remedios caseros para la nariz tapada durante la noche

Algunos remedios sencillos que le permitirá aliviar la nariz tapada. Vierte un poco de agua en un recipiente grande y ponlo a hervir durante un tiempo. Cúbrete la cabeza con una toalla e inhala el vapor del agua hirviendo a través de tus fosas nasales. Repite el proceso 15 o 20 veces seguidas antes de ir a la cama. El vapor caliente ayuda a disolver el moco proporcionando un poco de alivio. Para obtener mejores resultados, añade unas gotas de aceites esenciales como el aceite de eucalipto o árbol de té.

Un ambiente seco puede irritar tus senos y hacerles producir un moco que puede bloquear la nariz. Si vives en un lugar seco, un humidificador en tu habitación será de gran beneficio. La comida picante es un descongestionante natural. Si sufres congestión nasal, toma alimentos picantes.

Mezcla hojas de tulsi, jugo de limón y jugo de jengibre en proporciones iguales. Echa un poco de miel. Bebe esta mezcla dos veces al día para eliminar la congestión.

Muchas personas experimentan mejoría después de oler una cebolla (peladas las capas externas). No dudes en oler una cebolla pelada antes de ir a la cama.

Si sufres de congestión nasal reduce tu consumo de trigo y productos lácteos,pueden congestionar la nariz.

Asegúrate de beber mucha agua y otros líquidos para mantener hidratadas las membranas de tus senos. Las membranas irritadas y secas de los senos secretan más moco y puede taparse la nariz.

Bebe agua tibia con una pizca de sal, te ayudará a deshacerte de tu nariz tapada.
Machaca un puñado semillas de cardamomo y ponlas en un pañuelo. Cierra el pañuelo y respira de vez en cuando.

Asa unas pocas semillas de cardamomo en una sartén e inhala el humo que desprende antes de acostarte.

Coge algunas hojas de menta fresca y aplástalas. Respira profundamente su olor antes de ir a la cama.

Evita comer alimentos fríos, fritos y grasos durante la cena ya que agravarán tu situación. Aplica una compresa tibia en la cara para ayudar a aliviar la sensación incómoda que da una nariz congestionada. El calor y la humedad ayudan a promover el drenaje, por lo que podrás sonarte la nariz de manera más eficiente.

Para conocer todo los secretos de los remedios caseros les recomendamos la lectura del excelente libro: El gran libro de los remedios caseros

Remedios caserosTengo todos los secretos pocos conocidos de todos los probados y ensayados remedios caseros que proporcionan alivio más rápido y también útiles consejos preventivos.

remedios naturales

Artículos relacionados:
[Total:0    Promedio:0/5]

Leave a Reply