Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Remedios caseros para la fiebre del adulto y del niño

Remedios para la fiebre

Remedios caseros para la fiebre

Remedios caseros para la fiebre

La fiebre es un síntoma que indica la reacción del organismo ante un proceso patológico. La elevación prolongada de temperatura corporal a partir de 37,5 ° C. debe ser tomada en consideración. Aquí veremos algunos remedios caseros para combatir la fiebre.

Remedios caseros para la fiebre

La fiebre, por lo general, está causada por una enfermedad infecciosa (bacteriana, viral, parasitaria) o inflamatoria (articular, entre otras).

También puede originarse a partir de trastornos metabólicos, tales como el hipertiroidismo, responsable de generar un calor excesivo en el cuerpo y producir fatiga.
Entre los síntomas de la fiebre se incluye la alternancia entre sensaciones frías y calientes. El pulso puede ir más rápido, sentir falta de aliento, sequedad de boca y malestar. Por último, aunque no siempre, los sudores nocturnos también pueden ser un síntoma.

Debe consultarse a un médico por cualquier fiebre que dure más de 12 horas. Involucra a tu médico rápidamente en el caso de un aumento de temperatura rápido (en torno a 41 ° C). Podrán surgir, en este caso, convulsiones y complicaciones cerebrales.

Plantas y remedios naturales para la fiebre del menor

– En una taza de agua hirviendo, echa una cucharada, tamaño café, de esta mezcla: leche de cardo (hierba, 10 g.), regaliz (raíz, 10 g.), centaura (hierba, 10 g.), alazán (hojas, 15 g.), achicoria (raíz, 15 g.), gramilla (rizoma, 20 g.). Bébelo frío 3 o 4 veces al día.

– En una taza de agua hirviendo, echa una cucharada de café de esta mezcla: woodruff (hojas, 30 g.), centaura (hierba, 30 g.), reina de los prados (luminarias, 30 g.). Deja reposar 20 minutos. Bébelo 3 o 4 veces al día si tienes fiebre con dolor.

– En infusión con 200 ml. de agua, echa media cucharada de esta mezcla: limón (cáscara, 15 g.), naranja (piel, 15 g.), clavo (fruta, 10 g.), canela (corteza, 30 g.). Déjalo reposar 15 minutos. Bébelo 2 veces al día después de una fiebre si te sientes cansado.

Consejos para bajar la fiebre

– Jugo de apio, pepino y limón en infusión.
– Comer sandía.
– Aplicar compresas frías en la muñeca (pulso radial) y tobillos.
– Tomar baños a 35 ° C, con extractos vegetales añadidos (enebro, manzanilla, mejorana, lavanda).
– Descansar para reponer fuerzas.

Remedios naturales para bajar la fiebre en casa

Si la fiebre es leve, estos remedios te ayudarán a refrescarte y sentirte mejor.

Para aliviar tu malestar, prueba estos consejos y remedios.

Refrescarte

Toma un baño en agua tibia. Cuando uno tiene fiebre, el agua tibia ayuda a bajar la temperatura. Evita, sin embargo, el agua fría porque acelera el suministro de sangre a los órganos y sube el calor en vez de refrescar, ya que el cuerpo se defiende contra el frío.

Pasa una esponja mojada en agua fría por las partes más calientes de tu cuerpo: axilas e ingle. Mientras se evapora el agua, bajará tu temperatura.

Una vez fuera del agua, aplícate toallas húmedas y frías en la frente y cuello.

Sudor

Prepara una infusión de milenrama milhojas. Esta planta abre los poros y promueve la transpiración para poner fin a la fiebre. Echa una cucharadita en una taza de agua hirviendo, déjalo reposar diez minutos y deja enfriar. Bébelo.

El sauco también promueve la sudoración. Combate síntomas asociados con los resfriados y la gripe, tales como la producción excesiva de moco. Añadir 2 cucharadas en una taza de agua hirviendo y dejar en infusión durante 15 minutos. Tomarlo tres veces al día durante la duración del resfriado.

Tomar una taza de té de jengibre caliente que induce a la sudoración. Echar 1/2 cucharadita de ralladura de jengibre en una taza de agua hirviendo y tomarlo cuando no queme.

Combatir el fuego con fuego

Echa pimienta a los alimentos. La capsaicina, el compuesto del chili picante, hace sudar y acelera la circulación.

Remedio casero para la fiebre: remoja tus calcetines

Es un remedio popular que se utiliza para bajar la fiebre. Primero, calienta tus pies en agua tibia, luego remoja un par de calcetines de algodón fino en agua fría, escúrrelos y colócatelos justo antes de irte a la cama. Ponte encima un par de calcetines de lana. La eficacia de este tratamiento se debe a que desvía la sangre hacia los pies.

El pie de mostaza caliente ejerce el mismo efecto. Vierte cuatro vasos de agua en un recipiente con agua tibia y agrega dos cucharaditas de mostaza en polvo. Luego, pon a remojo los pies.

Para bajar la fiebre envolverte en un paño húmedo

Otro remedio popular antiguo es empapar un paño en agua fría y envolverse en él. Hoy en día, los médicos no recomiendan bajar la temperatura demasiado rápido: se recomienda utilizar agua templada en lugar de fría. Cubre el paño con una toalla de playa o una manta y acuéstate unos 15 minutos. Para el tratamiento cuando el paño empiece a estar caliente.

Toma líquidos en abundancia

La fiebre puede deshidratar rápidamente. Bebe de 8 a 12 vasos de agua al día, o todo lo necesario hasta que tu orina se vea clara. Una bebida deportiva, tal como Gatorade, también podría ser útil, además del agua, para reemplazar la pérdida de minerales.

El jugo de naranja y otras frutas ricas en vitamina C también son buenas opciones. Esta vitamina ayuda al sistema inmunológico a combatir las infecciones.

Las uvas frías hidratan y calman la sed.

Masaje

Masajear la espalda, pies, cuello y antebrazos con una mezcla de aceite refrescante.
El aceite esencial de menta asociado con bergamota, limón, eucalipto y palmarosa va muy bien.

Hacer gárgaras

Remedios caseros para bajar la fiebre

Remedios caseros para bajar la fiebre

Si la fiebre se asocia con una irritación de garganta debida a unas anginas inflamadas, prepara la siguiente gárgaras:

En un vaso grande de agua, añade:
• 3 gotas de aceite esencial de canela china.
• 2 gotas de aceite esencial de menta.
• 1 gota de aceite esencial de clavo de olor.

Agitar bien antes de usar. Haz gárgaras con la frecuencia necesaria. En general, el dolor desaparece después de tres gárgaras.

En el caso de un bebé o un niño que no puede hacer gárgaras, aplícale unas gotas de aceite esencial de lavanda directamente en la garganta, justo debajo de la mandíbula.

Remoja el ajo en agua

Añade 1 cabeza de ajo a 230 ml de agua y deja marinar. Retira el ajo de la preparación con un colador y toma la bebida. Esto reducirá la posibilidad de otras fiebres y aliviará los síntomas de la fiebre actual.

Agua de manzana

Hierve media manzana en 350 ml. de agua hasta que la manzana esté suave. Pasa la mezcla por un colador para quitarle la pulpa. Agrega miel (al gusto) y deja enfriar.

Té de lechuga

El té de lechuga te ayudará a dormir, te hidratará y bajará la fiebre. Pica una lechuga y viértela en una olla con agua. Deja que la mezcla repose durante 15 minutos. Luego, pásalo por un colador. Agrega miel para endulzar la bebida. Deja enfriar y bebe este té durante todo el día.

8 consejos cuando un niño tiene fiebre

Para bajar la fiebre a sus hijos, muchos padres aún les administran paracetamol en combinación con ibuprofeno. Abusar de estos medicamentos tiene riesgos, y para fiebre de pocas décimas realmente no es necesario. Es mejor, en estos casos, utilizar trucos naturales.

Fiebre en los niños: el paracetamol no es la solución

El paracetamol y el ibuprofeno se han vuelto comunes en la medicina. Disponibles, sin receta médica, estos medicamentos se toman a la ligera.
Sin embargo, deben utilizarse con moderación y aún más en los niños.

Un amplio estudio financiado por el Consejo de Investigación Médica del Reino Unido, se publicó en la revista The Lancet. Su objetivo es desacreditar mitos acerca de los analgésicos administrados de forma indiscriminada.

La fiebre es un anticuerpo

No te preocupes si tu hijo tiene unas décimas por encima de la temperatura normal del cuerpo. El estudio señala que la fiebre juega un papel frente a la infección. “La fiebre no es una enfermedad, sino un mecanismo de defensa fisiológico que tiene efectos beneficiosos en la lucha contra la infección”.

“Hay un trabajo de educación que tiene ver con los pediatras”, explica uno de los autores del estudio. “Ellos deben explicar a los padres que una fiebre, cuando no es muy alta, no es mala en sí misma siempre y cuando el niño se encuentra en buen estado de salud”.

Deja a la fiebre actuar

Ante la proliferación de virus, el cuerpo reacciona y se defiende aumentando la temperatura global de todo el cuerpo: aparece la fiebre.

Esta reacción ayudará a detener la infección por el virus. Son reacciones naturales de defensa.

Reducir los efectos secundarios de otros medicamentos: un mito

Un error muy común entre los padres es creer que el paracetamol y el ibuprofeno se pueden combinar para aumentar la eficiencia. Hasta ahora, los estudios médicos no han demostrado esta creencia popular.

En lugar de ello, los autores de un nuevo estudio sobre el tema concluyeron que los analgésicos deben administrarse sólo para evitar el riesgo y no en combinación.

A veces el tratamiento es riesgoso

Es importante entender que los analgésicos no son triviales, y menos aún cuando se trata de un niño.

El estudio en The Lancet se unió a otra investigación llevada a cabo conjuntamente por los departamentos de farmacología de la Universidad de Arkansas y el de Kentucky, Estados Unidos.

“La combinación de tratamientos con ibuprofeno y paracetamol no sólo son ineficaces sino que pueden agravar la fiebre y la gripe, incluso cuando se administran en solución”.

Remedios caseros para bajar la fiebre en niños

Para bajar la fiebre existen remedios caseros.

Quitar la ropa al niño

El aire del exterior ayuda de forma natural a enfriar el cuerpo.

Ventilar

Dejar al niño en una habitación caliente y cargada, no es la solución. Por lo tanto, airea la habitación y mantenla a una temperatura razonable.
Evita la climatización.

Opta por actividades tranquilas

Tu hijo no querrá jugar si tiene fiebre pero, con fiebre de baja a moderada, probablemente no tenga la intención de permanecer atornillado a una silla.
Por lo tanto, anímale a practicar actividades tranquilas.

Para bajar la fiebre en niños: el baño

El baño del niño en agua fría es mala idea porque existe un riesgo comprobado de convulsiones. Sin embargo, puede bañársele a una temperatura adecuada con agua templada.

Precaución: deberá ajustarse la temperatura del baño en función de la temperatura del niño: 1 ° C por debajo.

Compresas frías

Vemos este método en más de una película y tiene sus seguidores. Se puede aplicar un paño o una toalla pequeña empapada en agua fría en las zonas donde el flujo de sangre es más fuerte: muñecas, cuello y frente. Cámbiala con regularidad.

Lucha contra la fiebre por los pies

Del mismo modo, cuando cae la temperatura de los pies el calor de todo el cuerpo disminuye ligeramente. Si el niño está en la cama podemos pensar en la aplicación de rodajas de patata cruda en las plantas de los pies.

La comida

Debes hidratar a tu hijo. La dieta líquida será probablemente la mejor aceptada: zumos de frutas, caldos y mucha agua.

Infusión de girasol

Se pondrán los pétalos de girasol secos en agua hirviendo. Tienen la propiedad de bajar la fiebre de manera natural.

Se dejará enfriar ligeramente durante diez minutos antes de filtrar. Añadiremos un poco de miel para darle un sabor más dulce. Que beba un poco de esta mezcla cada ocho o diez horas el niño.

Por supuesto, como siempre, sigue los consejos de tu pediatra y no dudes en consultarle cualquier duda.

Para conocer todo los secretos de los remedios caseros les recomendamos la lectura del excelente libro: El gran libro de los remedios caseros

Remedios caserosTengo todos los secretos pocos conocidos de todos los probados y ensayados remedios caseros que proporcionan alivio más rápido y también útiles consejos preventivos.

remedios naturales

Artículos relacionados:

Add Comment