Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Remedios caseros para la infección urinaria (cistitis)

Descripción de la infección urinaria

Infeccion urinaria

Infeccion urinaria

Ganas constante de orinar, sensación de quemazón, dolores en el bajo vientre: las infecciones urinarias pueden estropearnos la vida. Consejos para prevenir y tratar los síntomas de una cistitis.

Principalmente causada por bacterias de tipo e coli, la cistitis es una inflamación de la vejiga, sin gravedad inmediata, pero que puede ser muy molesta. El dolor en el momento de la micción es uno de los principales síntomas pero no siempre está presente, indica un urólogo.

“El dolor tiende a disminuir con la edad”, observa. Una cistitis se manifiesta sobre todo por unas ganas urgentes y frecuentes de orinar, a veces hasta ocho veces al día, en pequeñas cantidades. La orina puede ser rosada o roja y algunas veces se experimenta un dolor en el bajo vientre, como si se contrajera.

Cistitis: sobre todo en las mujeres

La cistitis afecta, sobre todo, a las mujeres. Consideramos que una mujer será dos veces víctima de la cistitis en el transcurso de su vida por razones puramente anatómicas. Al ser menos larga la uretra de la mujer que la del hombre, y encontrarse el orificio del canal urinario próximo del ano, es fácil para los microorganismos que provienen de la flora intestinal penetrar en la vejiga por la uretra. Normalmente, el cuerpo de manera natural se desembaraza de estos intrusos echándolos fuera por medio de la orina, pero cuando las bacterias se adhieren a las paredes de la uretra y vejiga se multiplican y provocan una infección.

La cistitis puede, también, manifestarse como consecuencia de las relaciones sexuales. Los movimientos del acto sexual arrastran bacterias presentes cerca de los órganos genitales hacia el canal urinario. Las inflamaciones son frecuentes en el momento de las modificaciones hormonales del embarazo y la menopausia. La diabetes, porque eleva la tasa de azúcar en la orina, favorece el desarrollo de las bacterias aumentando, también, los riesgos de contraer una cistitis.

Remedios caseros para la infección urinaria

El arándano

Arbusto originario de América del Norte, el arándano se reconoce fácilmente por sus bayas rojas. Estas frutas poseen virtudes antibacterianas. Consumidas en forma líquida, zumo o extracto, actúan sobre las infecciones de las vías urinarias, particularmente la cistitis.

El busserole

El busserole es un arbusto de aspecto similar al arándano. Las hojas del busserole son utilizadas en fitoterapia porque contienen arbutine. Transformada por el organismo, esta sustancia actúa como un antiséptico aliviando las infecciones urinarias.

La equinácea

Escudo para el organismo, la raíz de equinácea es conocida por sus virtudes estimulantes sobre el sistema inmunitario. En uso interno (decocción, tintura o EPS, por ejemplo) alivia la inmensa mayoría de las infecciones, particularmente las de las vías urinarias.

La ortiga

Conocida y a menudo temida a causa de sus pelos urticantes, la ortiga dioica ardiente tiene propiedades diuréticas y anti infecciosas. Sus hojas y flores son tradicionalmente utilizadas para irrigar las vías urinarias en el caso de una infección.

Otros remedios caseros para la cistitis

El puerro

Mete seis puerros en una olla y recúbrelos con aceite de oliva. Hazlos cocer hasta que los puerros estén tiernos. Aplícalos todavía calientes sobre el bajo vientre (atención de no quemarte) y deja actuar 1/2 hora.
Haz una infusión con las raíces del puerro bien limpias. Déjalo hervir 1/4 de hora en agua hirviendo. Bebe varios tazones al día.

Arándano

El arándano es anti cistitis y uno de los remedios más eficaces contra el colibacilo, a menudo responsable de la cistitis. Toma cada día seis tazas de decocción de arándanos preparándola como sigue: en una olla echa una taza de agua. A continuación echa las bayas y hiérvelas cinco minutos. Tomar en infusión una vez filtrado. Puedes, también, tomarlo en zumo a razón de dos o tres vasos al día.

Con arándano podemos confeccionar la tintura del abad Kneipp. Es muy fácil, hay que poner dos o tres puñados de bayas de arándanos frescos, tres clavos de especias, un palo de canela y aguardiente. Dejar macerar quince días antes de filtrar. Echar una cucharada de café en un vaso de agua caliente (o en el té) por la mañana y por la tarde.

Grosella negra

Hacer una infusión con cinco cucharas soperas de hojas frescas de grosella negra en un litro de agua hirviendo, durante diez minutos. Bebe tres o cuatro tazas al día, después de las comidas. Es muy buen anti cistitis y eficaz contra los cólicos nefríticos, los edemas, la retención de agua, la celulitis y los reumatismos.

Cereza

Guarda cuidadosamente los rabos de las cerezas para hacer una tisana. Este diurético es natural y muy eficaz contra la cistitis y la retención de agua. Echar cuarenta gramos de rabos de cerezas en un litro de agua fría y dejar macerar doce horas. Ponlo a calentar y déjalo hervir cinco minutos. Añade dos manzanas peladas en rodajas. Déjalo todo en infusión veinte minutos, luego filtra. Tomar de cuatro a cinco tazas al día de esta tisana deliciosa.

Remedios naturales para la infección urinaria

Las cataplasmas caseras para la cistitis

Corta finamente rodajas de cebollas frescas y échalas en el fondo de un par de calcetines de lana. Ponte los calcetines cada noche. Es importante que toda la bóveda plantar esté en contacto con la cebolla fresca: esta receta es muy diurética.

Para la cistitis: solución acupresión

Estimula el punto situado bajo la espalda, al final de la columna vertebral, a la altura de la articulación entre el sacro y el hueso iliaco.
Lo mismo con un punto que se encuentra bajo el vientre, justo por encima del borde del pubis.
Haz presiones circulares suaves durante dos minutos, dos o tres veces al día.
Actúa sobre estos puntos desde el principio de la afección, será más eficaz.

El baño con aceites esenciales

En un tazón, mezcla una yema de huevo o dos o tres cucharas soperas de leche en polvo con un poco de agua caliente.

Añade ocho gotas de aceite esencial de madera de sándalo. Échalo bajo el grifo mientras llenas la bañera hasta la mitad.

Toma, luego, un baño de quince minutos. La madera de sándalo tiene entre otras propiedades la de ser calmante y desinfectante.

Al salir de la bañera mantén el calor con una buena manta durante al menos treinta minutos.

Prevenir las infecciones urinarias

Bebe por lo menos 1,5 l. de agua al día

cistitis¿Por qué decimos que hay que beber para evitar o curar las infecciones urinarias? Porque pueden estar vinculadas a un estancamiento de las bacterias que colonizan los órganos sexuales externos. Beber permite una evacuación natural de los gérmenes patógenos. Consejo: bebe aunque no sientas sed. Piense en el té, los gazpachos, el zumo de limón, todo es bueno para hidratarte.

Cuida tu alimentación

Un tránsito perezoso favorece las infecciones urinarias. Los intestinos aprietan el canal de la uretra que corre peligro de contaminarse por las bacterias. Consejos: estimula tu tránsito adoptando una alimentación rica en fibras, es decir en frutas y verduras. Como último recurso, opta por laxantes (atención, son eficaces sólo de manera pasajera, porque agravan los estreñimientos crónicos).

Una higiene íntima adaptada

El equilibrio de la flora vaginal está vinculado al pH (tasa de acidez). Si no es el adecuado la proliferación de bacterias puede contaminar los órganos sexuales. Consejos: destierra los jabones demasiado agresivos y trata de utilizar un jabón dermatológicamente probado que asegure el mantenimiento del equilibrio bacteriano: pH neutro.

Evita las ropas apretadas

Un contacto demasiado íntimo entre la piel y los tejidos impide a la epidermis respirar y favorece la contaminación urinaria. Las ropas demasiado ajustadas son verdaderos caldos de cultivo donde las bacterias proliferan. Consejos: opta por el algodón y las ropas amplias. Olvidamos los vestidos demasiado apretados y las ropas interiores sintéticas.

Una micción después de cada relación sexual

Orina después de cada contacto sexual. La micción post-coital es lo más adecuado para evitar la proliferación de gérmenes contraídos durante las relaciones sexuales, al nivel de las vías urinarias. Y esto vale tanto para la mujer, fisiológicamente más sujeta a las infecciones urinarias, como para el hombre.

¿Hay que tomar antibióticos en caso de cistitis?

Una infección urinaria debe ser tratada con antibióticos sólo después de realizarse exámenes biológicos y si el número de leucocitos en la orina es superior a un millón y hay presencia de flora microbiana no polimorfa (hay sólo un solo tipo de gérmenes).

Nunca deberás auto medicarte porque si lo haces conseguirás que los gérmenes se hagan resistentes a largo plazo, por tanto difíciles luego de curar. Consejos: consulta a tu médico. Tu médico te prescribirá un análisis de orina.

¿Cuándo consultar en caso de infección urinaria?

Las infecciones urinarias pueden provocar complicaciones graves, particularmente al nivel de los riñones. Consejos: consulta con urgencia a tu médico si experimentas una sensación de quemazón que dura más de veinticuatro horas, dolor insoportable y si tienes fiebre (más de 38 °C). Visita de nuevo a tu médico si los síntomas persisten a pesar de la prescripción.

Para ir más lejos, les recomendamos el excelente libro: El gran libro de los remedios caseros

Remedios caserosTengo todos los secretos pocos conocidos de todos los probados y ensayados remedios caseros que proporcionan alivio más rápido y también útiles consejos preventivos.

remedios naturales

Remedios caseros para la infección urinaria (cistitis)
Vota por este post

Artículos relacionados:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *