Remedios caseros para la presion alta

La presión alta o hipertensión

Remedios caseros para la presion alta

Remedios caseros para la presion alta

Cuando se sufre de presión arterial alta, la presión sistólica es igual o superior a 140 mmHg y la presión arterial diastólica igual o mayor que 90 mmHg. Esta enfermedad está asociada con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.

Como la enfermedad cardiovascular es la principal causa de enfermedad y muerte en el mundo, es mejor tratarla lo antes posible. Es por eso que te presentamos los tres mejores alimentos para reducir la presión arterial alta, así como consejos y remedios naturales.

Las posibles causas de la presión arterial alta

Aunque todas las causas aún no se han determinado, se ha demostrado que existe una predisposición genética y de estilo de vida que influye en la aparición de la enfermedad:
• El consumo excesivo de sal y alimentos salados.
• La obesidad.
• El estrés y la sobrecarga emocional.
• El estilo de vida sedentario.
• El consumo excesivo de alimentos que contienen amina (queso, cerveza y salchichas).

Con frecuencia, la presión arterial alta también tiene origen renal. En ese caso, ten cuidado con tus riñones y adopta una dieta rica en frutas y verduras, así como en vitamina C.

Los síntomas

El problema con la hipertensión es que a menudo no causa síntomas y es muy peligroso. Sin embargo, se pueden presentar algunos síntomas:
• Migraña.
• Mareo.
• Dificultad para respirar.
• Dolor en el pecho.
• Zumbido en los oídos.
• Nariz que sangra.
• Visión borrosa.
• Confusión.
• Sudoración excesiva.

Si experimentas cualquiera de estos síntomas o crees que tienes hipertensión, vete a una farmacia o al médico para que te tome la tensión.

Remedios caseros para la presion alta: alimentos

El ajo

El ajo es un excelente alimento terapéutico contra muchas enfermedades: ayuda a purificar la sangre y limpiar el intestino, por ejemplo. En el caso de hipertensión, el ajo actúa como un vasodilatador de los capilares y las arterias.

Mucha gente conoce sus virtudes y los come crudos cada mañana. Para que el sabor sea más agradable podemos extenderlos en una rebanada de pan y añadir un poco de aceite. También, puedes hacer la medicina tibetana del ajo.

Si eres muy sensible a su sabor y olor, compra cápsulas de aceite de ajo.

El limón

El limón merece una mención especial. A diferencia de otros cítricos, es capaz de neutralizar los ácidos una vez que llega al estómago. También, ayuda a purificar el cuerpo y es rico en vitamina C. En el caso de hipertensión ayuda a eliminar la rigidez de los vasos sanguíneos más flexibles. Por otro lado, el limón contiene gran cantidad de vitamina B que ayuda a prevenir la insuficiencia cardíaca.

El primer día, bebe el jugo de un limón con agua. El segundo día, dos limones. El tercer día, tres, y así sucesivamente hasta doce limones. Luego, invierte el proceso y elimina un limón todos los días hasta llegar a un limón al día para completar la cura.

La alcachofa

La alcachofa tiene propiedades diuréticas que eliminan el exceso de líquidos en el cuerpo, lo que reduce la presión arterial. Además, la alcachofa es considerada un remedio natural contra la hipertensión. Esta planta contiene una alta concentración de potasio que ayuda a disminuir la presión arterial. Pero eso no es todo: la alcachofa ayuda a la digestión y protege el hígado.

Se recomienda consumirlas al horno o guisadas. Si no es la época de ellas, siempre se pueden tomar en extractos naturales o en tabletas a base de alcachofas.

Alimentos a evitar

• Carnes.
• Ostras que contienen una gran cantidad de agua de mar.
• Mantequilla con sal.
• Queso (mejor el yogur).
• Condimentos: mostaza.
• Agua mineral con alto contenido de sal y agua con gas.
• Galletas.
• Cacahuetes y almendras tostadas.
• Platos industriales con alto contenido en sal, por ejemplo, las conservas.

Las verduras frescas o congeladas se pueden comer.

El yogurt: nuevo remedio casero para la hipertensión

Ya contamos los beneficios del yogur contra la osteoporosis y las enfermedades cardiovasculares. Los investigadores estadounidenses ahora lo recomiendan para prevenir la presión arterial alta.

La presión arterial alta se caracteriza por un aumento excesivo de la presión en las arterias. Se considera que las personas con hipertensión tienen tres veces más riesgo de enfermedad cardiovascular y accidente cerebrovascular.

Un estudio de la Universidad de Minnesota realizado con dos mil voluntarios, constató que las personas que regularmente comen un yogur pequeño tienen menos probabilidades de tener presión arterial alta en comparación con los demás.

El secreto del yogur está en su calcio. Tiene la capacidad de relajar los vasos sanguíneos y dilatarlos. Los que no deseen tomar yogur pueden recurrir a otros productos lácteos como la leche, también rica en calcio.

El impacto de la alimentación en la prevención de la hipertensión ha sido objeto de muchos estudios. Así, se ha demostrado que el consumo de una onza de chocolate negro al día, o tomar té negro, puede disminuir la presión arterial. Para reducir el riesgo de hipertensión, en nuestros menús deben abundar los pescados grasos (salmón, arenque, sardinas, trucha, caballa), llenos de omega 3.

10 remedios naturales para la presión alta

Té de hierbas, aceites, relajación, hipnosis… Todos son remedios naturales esenciales que bajan la presión arterial existente. Vamos a ver diez soluciones efectivas y seguras.

Flores de espino

“Tiene una acción relajante en los músculos del corazón que disminuye la presión arterial”, explica el Dr. Bérengère Arnal-Schnebelen y el Dr. Paul Goetz, especialistas en medicina a base de hierbas (plantas Vidal).

Deben tomarlo los pacientes con hipertensión leve (14/9 al 15/9).

En la práctica: 1 o 2 cucharaditas de extremidades florecidas secas, por taza de agua hirviendo durante 10 minutos. Filtrar. Tomar 2 o 3 tazas al día durante tres semanas, o 300 mg. de extracto seco de 2 o 3 veces al día durante un mes. Repetir si es necesario previa consulta médica.

Contraindicaciones: el espino no debe ser utilizado sin consejo médico en caso de problemas de corazón y / o tratamientos antihipertensivos, antianginoso, antiarrítmicos y vasodilatadores.

Las hojas de olivo

Su acción: “con oleuropeoside, las hojas de olivo son hipotensoras, vasodilatadoras coronarias y regulan el ritmo cardíaco”, explica el Dr. Bérengère Arnal-Schnebelen y el Dr. Paul Goetz, especialistas en medicina a base de hierbas (Vidal de plantas).

Se utiliza en pacientes con hipertensión moderada (de 16 a 18).

En la práctica, según el Dr. Frank Gigon, médico herbolario: echar 3 cucharadas de hojas por litro de agua hirviendo durante 10 minutos. Filtrar. Beber 3 tazas al día durante un mes. Consulta con tu médico.

Contra-indicaciones: ninguna.

Aceite esencial de lavanda

Su acción: el aceite esencial de lavanda calma el corazón y disminuye la presión arterial.

Se utiliza en pacientes con hipertensión de leve a moderada (por debajo de 18), o nerviosismo.

En la práctica (previa consulta médica): 1 ml de lavanda durante el día y / o noche con un difusor.

También, 2 gotas de lavanda diluidas en 20 gotas de aceite vegetal (preferentemente de almendras). Masajea a lo largo de la columna vertebral, en el arco, el plexo solar y / o en el interior de la muñeca dos veces por día.

Contraindicaciones: está contraindicado en las embarazadas durante los primeros tres meses del embarazo y durante la lactancia.

Hipnosis

Su acción: “la hipnosis puede ayudar a reducir el estrés y la pérdida de peso. También ayuda a dejar de fumar actuando sobre la presión arterial”, dice el Dr. Jean-Marc Benhaiem, especialista médico en hipnosis. “Para el estrés, los efectos son constantes. Para el comportamiento con la alimentación, uno de cada dos ha mejorado. En cuanto a dejar de fumar, la tasa de éxito puede ser del 60 al 65% después de los seis meses”.

Cuándo utilizar: en casos de hipertensión reciente de leve (entre 14/9 y 15/9) a moderada (por debajo de 18).

Práctica: de 3 a 7 sesiones de hipnosis previa consulta con un terapeuta especialista.

Nota: “si la hipertensión se ha instalado desde hace años, es posible que la hipnosis no haga ningún efecto”, advierte el experto.

Ylang Ylang

Su acción: el aceite esencial de flores ylang-ylang es muy buena reguladora del corazón, ayudando a luchar contra la hipertensión.

¿Cuando se usa? En pacientes con hipertensión de leve (entre 14/9 y 15/9) a moderada (por debajo de 18) y taquicardia.

Práctica: poner 2 gotas de aceite esencial de ylang-ylang en una cucharadita de miel (para el paso rápido a través de los vasos sanguíneos) directamente en la boca, dos veces al día.

Contraindicaciones: las mujeres embarazadas en los primeros tres meses del embarazo y durante la lactancia.

La terapia de relajación

Su acción: “la terapia de relajación ayuda a relajarse y puede actuar con eficacia en el estrés crónico [factor de la hipertensión]. También nos ayuda a reducir tensiones”, dice Bernard Santerre, terapeuta de relajación.

¿Cuando se usa? Sin importar el tipo de hipertensión (leve, moderada, grave), vale la pena probar la terapia de relajación.

Práctica: primero, 5 sesiones a la semana, luego, 2 a 3 sesiones cada 15 días, por último 1 sesión al mes durante 1 o 2 meses. “Puede ser complementado en casa con sesiones de 10 minutos diarios”, dice nuestro experto.

¿Qué resultados se obtienen? En algunos pacientes con hipertensión, la terapia de relajación ha funcionado muy bien. En otros casos, los resultados no han sido definitivos pero la gente se ha sentido mejor.

El té de hibisco

Su acción: las flores del hibisco contienen antocianinas que protegen los vasos sanguíneos y disminuyen la presión arterial. En un estudio realizado en Irán con treinta pacientes hipertensos que tomaron un extracto de flores de hibisco durante 12 días, se observó una disminución de su presión arterial en un 11%.

¿Cuando se usa? En pacientes con hipertensión de leve (entre 14/9 y 15/9) a moderada (por debajo de 18).

En la práctica: echar 3 cucharadas en 1 litro de agua hirviendo durante 10 minutos y luego filtrar. Bebe 4 tazas al día siempre y cuando sea necesario bajo consejo médico.

Precauciones: La planta puede causar hipersensibilidad.

La infusión de fumaria

Su acción: la fumaria contiene protopina, una sustancia activa conocida por sus propiedades sedantes. Por lo tanto, puede ser recetado contra la hipertensión.

¿Cuando se usa? En casos de hipertensión (del 14/9), trastornos del ritmo cardiaco y / o ansiedad.

En la práctica: 150 gr. de hojas de fumaria, 150g. hojas de olivo, 150g. cogollos de espino en floración. Echar 4 cucharadas de la mezcla en 1 litro de agua hirviendo durante 15 minutos, luego filtrar. Bebe 6 tazas al día antes de las comidas mientras sea necesario, previa consulta médica.

Las grosellas negras

Su acción: “una gran cantidad de investigaciones realizadas en animales han demostrado que su hoja tiene efectos hipotensores por la presencia de flavonoides en caso de enfermedad arterial”, explica el Dr Bérengère Arnal y el Dr. Paul Goetz, especialistas en medicina a base de hierbas (plantas Vidal).

¿Cuando se usa? En pacientes con hipertensión de leve (entre 14/9 y 15/9) a moderada (por debajo de 18).

En la práctica: echar 5 cucharadas de hojas frescas en 50 cl. de agua hirviendo durante 15 minutos y luego filtrar. Beber 1 taza por la mañana, tarde y noche. Tómalo durante 1 mes, y si es necesario 20 días por mes durante 3 meses después de consultar con el médico.

Contraindicación: si hay insuficiencia cardíaca o renal.

Homeopatía

Su acción: “el tratamiento homeopático contra la presión arterial alta es gradual y suave”, dice el Dr. Alain Horvilleur, médico homeópata (Guía de la familia a la homeopatía).

¿Cuando se usa? En pacientes con hipertensión de leve (entre 14/9 y 15/9) a moderada (por debajo de 18).

En la práctica: Aconitum napellus 5CH, Aurum 5CH y Nux 5CH, tres pastillas tres veces al día.

Advertencia: consultar a un médico homeopático que puede desarrollar un tratamiento más específico para cada uno.

Remedios para bajar la tensión

Consumo moderado de alcohol

Remedios para bajar la presionEl consumo de alcohol es un factor de riesgo para la presión arterial alta.
Se recomienda consumir 2 vasos de vino los hombres y 1 vaso de vino las mujeres.

Realiza actividad física

La actividad física sirve para disminuir una tensión ligeramente elevada. La práctica deportiva reduce la presión arterial. Se recomienda la bicicleta, caminar y nadar.

Es muy recomendable practicar una hora de ejercicio tres veces a la semana. Consulta con tu médico antes de comenzar un deporte.
Luchar contra el estrés
El estrés contribuye al aumento de la presión arterial. Practicar deportes, ejercicios de yoga, relajación y dormir puede ayudar a disminuir la presión arterial.

Retira el regaliz

Algunas personas consumen diariamente una gran cantidad de regaliz, una sustancia conocida por sus efectos hipertensivos.

Deja de fumar

El tabaco sigue siendo uno de los principales factores de riesgo para la presión arterial alta. Por otro lado, el tabaquismo es un factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular debido a la aparición de placa. Pueden aparecer infartos de miocardio, accidentes cerebrovasculares, enfermedad arterial periférica, infarto de los miembros inferiores, impotencia.

Cuida tu colesterol

Un aumento del colesterol representa otro factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular. Tomar la medicación necesaria para estos casos.

Control de la glucosa en sangre

La diabetes es otro factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular. Un monitoreo de glucosa en sangre es esencial para identificar una posible elevación y poner en práctica medidas dietéticas y medicamentosas si se necesitan.

Reducir el consumo de sal

El consumo excesivo de sal es perjudicial para la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares. Disminuye la ingesta de sal. Las necesidades diarias son de 1 a 2 gramos. No coloques un salero en la mesa.

Evita los estimulantes

Evita estimulantes como el té o café que puede representar factores de riesgo.

Duerme bien

Dormir bien es un factor de estabilización para la presión arterial.

La píldora

Elige una dosis baja de estrógenos en la píldora.

Lucha contra el sobrepeso

IMC

Un aumento del IMC representa un factor de riesgo adicional. Hacer una dieta será necesario.

Realizar una dieta

Baja de peso si lo necesitas: el sobrepeso es un factor de riesgo para la hipertensión. Es una de las causas de la dislipidemia y aterosclerosis hipercolesterolemia. Es, también, una de las causas de la diabetes y la hipertensión con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.
• Sigue las reglas de una buena nutrición.
• La obesidad abdominal es un factor de riesgo importante.

Otros consejos para la hipertensión

• Haz baños de brazos en agua caliente y de pies en agua tibia.
• Si estás tomando diuréticos farmacéuticos, es mejor que tomes, también, suplementos de potasio o alimentos como tomate, caldo y batidos de plátano para evitar el estrés y la hipersensibilidad.
• Es esencial llevar a cabo una actividad física: caminar a paso ligero, correr, montar en bicicleta o nadar de 30 a 45 minutos al día, tres veces a la semana.
• Algunos suplementos pueden ayudar: la coenzima Q10 y vitamina B5, C y E.

Para ir más lejos, les recomendamos la lectura del excelente libro:

Milagro Para La Presion

remedio-presion¿Quiere conocer el método que mantendrá a raya su hipertensión? Único sistema natural, sin efectos secundarios, ni drogas riesgosas.

Remedios caseros

El gran libro de los remedios caseros

Remedios caserosTengo todos los secretos pocos conocidos de todos los probados y ensayados remedios caseros que proporcionan alivio más rápido y también útiles consejos preventivos.

remedios naturales

Artículos relacionados:

Add Comment