Remedios caseros para las varices

Remedios para las varices

Remedios caseros para las varices

Remedios caseros para las varices

Esta afección, más extendida de lo que imaginamos, afecta mayoritariamente a las mujeres. Los factores de riesgos son hereditarios y se acentúan con los embarazos, la exposición al calor y, sobre todo, la vida sedentaria y el exceso de peso. Una buena higiene de vida y el caminar, favorecen la circulación sanguínea y disminuyen la sensación de piernas pesadas.

Causas de las varices

Son debidas a una mala circulación ya que la sangre tiene dificultades para subir hacia el corazón. Las piernas son las más expuestas y es a nivel de tobillos y pantorrillas donde se instalan las varices. Las varices son venas azuladas y a veces abultadas.

Los síntomas más corrientes son piernas pesadas, tobillos y pies hinchados. Las personas que sufren de varices no pueden estar mucho tiempo de pie.
Los tratamientos permiten cuidar las varices con diferentes esclerosis (química o crioesclerosis), laser y thermo coagulación. Son métodos practicados por médicos especialistas flebólogos o angiologos.

Un poco dolorosos, estos tratamientos no necesitan hospitalización, tan sólo llevar un panti o media de compresión durante algunos días. Es una de las soluciones más importantes.

Remedios para varices

Para las varices y varicositiés menos severas, existe una solución natural que favorece la circulación de la sangre y alivia la sensación de piernas pesadas, mejorando el aspecto físico de ellas.

El aceite de Tamanu Calophyllum inophyllum apelado Tamanu a la Tahití y el Takamaka en la Reunión, es un producto natural que posee numerosas virtudes. Deriva de la almendra de Tamanu, árbol que se encuentra en las islas del Pacífico y océano Índico.

Aplicado en masajes o en fricciones, este remedio natural mejora la circulación de la sangre hidratando y suavizando la piel. Su olor se parece al de la nuez que conocemos, el fruto del nogal.

Para las pieles delicadas es necesario precisar que el aceite de Tamanu puede ser ligeramente irritante. En este caso, está aconsejado diluirlo en aceite vegetal, por ejemplo, un aceite de almendra dulce en proporciones 10 al 20 % de aceite de Tamanu y de 90 al 80 % de aceite vegetal. Esta solución permite calmar la sensación de piernas pesadas, alimentando la piel y atenuando, visiblemente, las varices.

Precauciones de utilización: pídele consejo a tu médico en el caso de tratamiento con anticoagulantes.

Además de su papel protector del sistema vascular y de los vasos capilares, este aceite natural posee numerosas propiedades: antálgico y antiinflamatorio entre otras cosas, aporta un alivio en el tratamiento de las varices.

Cuatro remedios naturales para las varices

¿Quieres tener unas piernas sexis y las varices te preocupan? Prueba estos remedios naturales para prevenirlas o frenar su evolución.
Esas venas hinchadas y violáceas que aparecen en las piernas, están causadas por un mal funcionamiento de las válvulas venosas que provocan un estancamiento en la sangre de las piernas. Así como sólo la cirugía puede tratar las varices, la prevención es tan importante como el tratamiento.

He aquí algunos remedios que puedan impedir la agravación de las varices. No obstante, cuando ya están instaladas, el tratamiento puede parar la evolución pero no curarlas.

Remedios caseros que hay que probar
Remedios para las varices
Mezcla 250 ml de agua tibia, 1 c. de sopa de nata y 5 gotas de aceite esencial de limón. Vierte esta preparación sobre ropas blancas de hilo, escúrrelo ligeramente y enróllalo 10 minutos alrededor de tus pantorrillas.

Masajea tus piernas, de abajo hacia arriba, con la mezcla siguiente: 5 gotas de aceite esencial de ciprés, 5 de lavanda, 5 de enebro y 50 ml de aceite de oliva. Puedes, también, masajear tus piernas dos veces al día con una crema de caléndula.

Las preparaciones a base de extracto de castaño de la India, atenúan la sensación de pesadez de las piernas y ayudan a que se desinchen.

Ducha en las piernas de agua fría
1. Dirígete el chorro de la ducha sobre la parte superior del pie derecho, luego, lentamente, sube hasta por encima de la rodilla y mantenlo 10 segundos.

2. Vuelve a bajarlo sobre la pierna.

3. Repite la operación con la pierna izquierda.

4. Sécate las piernas sin frotar y ponte calcetines de lana. Descansa siempre que puedas con las piernas elevadas.

Varices, ¿cómo cuidarlas de manera natural?

Para prevenir y tratar las varices conviene seguir estos consejos: a la hora de acostarte en posición alargada, pon los pies sobre una almohada con el fin de tener las piernas más elevadas que el cuerpo. Puedes inscribirte en yoga, la circulación de la sangre mejorará y las posturas invertidas son muy aconsejables. Deberás llevar un régimen especial para las varices: toma zumos de frutas y zanahorias. Cada día tómate sopa de ajo. Evita el alcohol, las salsas y las carnes.

Decocción diaria antivarices
Para cuidar las varices, toma cada día dos tazas de esta tisana:
– 25 gr de hojas de hamamélis Hamamélis virginica
– 40 gr de cortezas de herbéris Berberis vulgaris o espina – vinette
– 40 gr de corteza de prunellier Prunus spinosa o espina – negra
Vierte todo en 1 litro de agua fría, llévalo a ebullición y dejar hervir, suavemente, durante 15 m.

Diez días para mejorar las varices
La arcilla puede también ser de gran ayuda para mejorar las varices. Realiza este tratamiento una o dos veces al día (si es posible dos), durante diez días sin interrupción.
– En 1/2 taza de arcilla verde en polvo, vierte 5 gotas de aceite esencial de limón. Añade un poco de agua tibia con el fin de obtener una pasta espesa.
– Extiende esta pasta espesa sobre las varices, deja reposar 20 minutos y enjuaga con agua.
Las varices son muy frágiles, cuando apliques una cataplasma extiende el producto delicadamente.

Remedio casero para las varices: la castaña de la India

La castaña de la India Aesculus hippocastanus, es un ingrediente milagroso para el tratamiento de las varices, desincha las venas y calma el dolor. El inconveniente es su sabor. Para los menos motivados será difícil beberlo. Como creencia antigua, llevar una castaña en el bolsillo bastaba para protegerse de las varices.
Para evitar su mal sabor es mejor beberlo en tisana mezclado con otras plantas:
– 8 gr de castaña raída.
– 8 gr de hojas de salvia.
– 8 gr de hojas de hamamélis.
– 8 gr de cúspides(eminencias) floridas de armoise.
Toma todo en infusión endulzada con miel.
Puedes, también, hacer una cataplasma de castaña pelada, machacada, mezclada con un poco de agua y puesta directamente sobre las varices al menos 20 m. También puedes hacer una decocción de corteza de aliso.

Las plantas eficaces como remedios para las varices

En masajes suaves, siempre de abajo hacia arriba, utiliza las decocciones de agujas de abeto, follaje de ciprés, menta, romero, lavanda. Los aceites de flores de métiloi y de nuez vómica, como complemento de la tintura madre de árnica. Si tus varices se transformaron en úlceras, utiliza cataplasmas de romero y miel de lavanda para cicatrizarlas con urgencia.

Receta para cuidar las varices.

Ingredientes:
Aceite de Mostaza.
Vinagre de manzana.

Utilización:
Untar las partes que quieras curar con aceite de Mostaza, envolverlas con tejidos mojados de vinagre de manzana y dejar por lo menos dos horas o toda la noche.

Pastillas para eliminar las varices.

Par ir más lejos, les recomendamos la lectura del excelente libro: Várices Nunca Más

remedios caseros varices¿Quiere conocer el método que eliminará sus varices y arañas vasculares? Único sistema natural, sin cirugías, riesgosas ni tratamientos dolorosos o invasivos.

remedios naturales

Artículos relacionados:

One Response

  1. Marina septiembre 2, 2014

Add Comment