Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Rosacea

rosaceaLa rosácea es una afección cutánea crónica caracterizado por color rojo en la piel de la cara. Este color de la piel se acompaña de pequeños granos rojos. Es por ésta razón que se le atribuye el nombre de “acné tardío” a la rosácea, aunque el acné y la rosácea sean afecciones cutáneas distintas.

Rosácea aparece, habitualmente, en las personas adultas, pero puede también manifestarse entre los jóvenes. Las personas entre treinta y sesenta años lo padecen más comúnmente. Aunque afecta la mayoría de las veces a mujeres, los hombres son más susceptibles de presentar síntomas graves. La rosácea aparece más comúnmente entre las personas de piel clara.

La rosácea que no se trata empeora con el tiempo. Un diagnóstico y un tratamiento precoces pueden frenar su evolución. La rosácea no compromete la salud física de una persona pero es una afección crónica y no existe, actualmente, ningún remedio para curarla.

Causas

Ignoramos cuál es la causa de la rosácea. Se cree que el factor genético, probablemente, desempeñe un papel. Por otro lado, el consumo de alcohol provoca color rojo en la piel de las personas que ya padecen esta afección.
Los especialistas examinan otros factores posibles como una infección gastrointestinal, un desorden en los vasos sanguíneos y daños del sol sobre la piel. Estas teorías, entre muchas otras, están en estudio.

Síntomas y complicaciones

rosacea sintomasEntre los síntomas de la rosácea observamos:
· Aumento del volumen de los tejidos de la nariz.
· Cara de color rojo (la piel se vuelve roja o da la impresión de haberse quemado con el sol). Este color rojo desaparece y aparece a intervalos, pero dura cada vez más tiempo a medida que la rosácea empeora.
· Sensación de quemadura o tener arena en los ojos.
· Granos llenos de pus sobre zonas de la nariz, mejillas, frente o barbilla.
· Pequeños vasos sanguíneos visibles sobre la cara.
La impresión de tener arena en los ojos también se denomina rosácea ocular. Aproximadamente el 50 % de las personas afectadas de rosácea sufren de este problema.

Diagnóstico

No existe un examen concreto para diagnosticar la rosácea. El médico examinará tu piel y te preguntará cuestiones sobre tus síntomas con el fin de determinar si padeces rosácea.

Tratamiento y prevención

Aunque la rosácea sea incurable, es posible tratar los síntomas de esta afección. Dado que la rosácea puede agravarse con el tiempo, cuanto antes comience el tratamiento menos probabilidades hay de que la afección empeore.
Una combinación de tratamientos medicamentosos, asociado a modificaciones de los cuidados personales de la piel, será útil para cuidar la rosácea. Puede que médicos sugieran ciertos tipos de cremas hidratantes, jabones u otros productos para la piel.

Las medicinas empleadas para cuidar la rosácea pretenden matar las bacterias, atenuando la inflamación y el color rojo. Los antibióticos son prescritos bajo una forma tópica (aplicación sobre la piel) u oral (tomados por la boca). Medicinas antiinflamatorias pueden, también, ser útiles. Hay que esperar algunas semanas antes de poder observar los resultados de ambos tipos de medicinas. Uno de los elementos claves de todo tratamiento es tomar las medicinas conforme a las indicaciones del médico. Si la medicina prescrita por tu médico no parece eficaz, consúlta a un dermatólogo.

La cirugía laser puede reducir o eliminar vasos sanguíneos poco estéticos, pero esta opción se revela muy costosa.

Artículos relacionados:

Add Comment