Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Psoriasis

psoriasisLa psoriasis es una afección cutánea, no contagiosa, que la sufren unos diez millones de personas en América del Norte. Cada año, el diagnóstico de psoriasis aumenta en unas doscientas cincuenta mil personas en América del Norte. Habitualmente, la psoriasis afecta sobre todo a las personas entre quince y treinta y cinco años de edad, y aunque la edad media de las personas que reciben el diagnóstico es de veintiocho años, pueden padecerla personas de cualquier edad.
Es su forma más habitual la psoriasis en placas que aparece sobre ciertas regiones de la piel formando placas de diversos tamaños, rojas y cubiertas de escamas plateadas y secas. Las lesiones cutáneas pueden picar y doler. La inflamación es intermitente y no hay tratamiento curativo para esta afección.

Causas

La causa de la psoriasis es desconocida. Los científicos saben que ciertas células del sistema inmunitario desempeñen un papel en la inflamación. Una teoría dice que un fenómeno estimula las células T que se vuelven demasiado activas. Sospechamos que un factor genético puede causarla, no obstante, la psoriasis puede tocar a niños sin antecedentes familiares de la afección. Consideramos que si uno de los padres sufre de psoriasis, el hijo tiene el 10 % de riesgo de contraer la enfermedad. Con los dos padres, el riesgo pasa al 30 %. En el seno de la población general la incidencia es del 2 % al 4 %.

En cambio, el proceso inflamatorio es menos misterioso. En condiciones normales, las células cutáneas se reproducen rápidamente para reemplazar las células que mueren en la superficie de la piel, para así mantener el mismo número de capas cutáneas. No obstante, cuando la piel es traumatizada, las células se vuelven hiperactivas. Se reproducen mucho más rápidamente y un volumen más grande de sangre es bombeado hacia la lesión para ayudarle a cicatrizarse. Aparece con color rojo e inflamación.

En los casos de psoriasis, la piel sana pone en marcha el ciclo traumatismo-cicatrización. Las nuevas células aparecen y suben hacia la superficie de la piel tan rápidamente que las células muertas no tienen tiempo de ser eliminadas por el mecanismo de descamación. Las que se encuentran sobre la parte superior no reciben sangre. Mueren rápidamente y forman la corteza blanca escamosa característica de las lesiones psóricas. El proceso que duraría normalmente veintiocho o treinta días desde la fase de eliminación a la de la sustitución de las células cutáneas, dura tan sólo de tres a cinco días en el caso de psoriasis.

A veces, los empujes de psoriasis son puestos en marcha por factores externos. Entre los disparadores posibles de estos empujes, anotamos:

· El consumo de alcohol.
· Una quemadura solar grave.
· Un empleo excesivo o una interrupción de un tratamiento de medicinas corticosteroides (a menudo utilizados contra la psoriasis).
· El frío.
· Una infección por bacterias o virus: las personas alcanzadas por psoriasis a menudo observan la aparición de un cierto tipo de lesión después de un resfriado o de una infección bacteriana en la garganta.
· Enfermedades que reducen la eficacia del sistema inmunitario (una infección por el VIH).
· Medicinas (antipalúdicos, betabloqueantes y ciertos antiinflamatorios).
· Modificaciones hormonales.
· Reacción alérgica a las medicinas.
· Estrés psicológico.
· Tabaquismo.
· Traumatismo físico o una lesión cutánea.
· Vacunas
· Varicela.

Síntomas y complicaciones

La lesión característica de la psoriasis es la formación de placas rojas bien definidas, cubiertas de escamas blancas y nacaradas. Se trata de la psoriasis en placas, la forma más fecuente de la afección. Las lesiones residen la mayoría de las veces en las rodillas, codos, cuero cabelludo y tronco, lo mismo que sobre las caras externas de los brazos y de las piernas.

La psoriasis en gotas debe su nombre a su apariencia caracterizada por pequeñas manchas a menudo en forma de “gotas”. Una enfermedad, o una medicina, puede provocar un empuje de esta forma de psoriasis. Las lesiones de la psoriasis en gotas habitualmente se manifiestan sobre el tronco, brazos y piernas.
La psoriasis invertida es particularmente dolorosa. Normalmente, la psoriasis toca la piel que rodea las articulaciones. La psoriasis invertida se localiza en pliegues del cuerpo, como áxilas e ingle. La tendencia al sudor(transpiración) y el frotamiento de las partes del cuerpo, unas contra otras, de estas regiones, aumentan todavía más la molestia causada por la psoriasis. Además se es más susceptible de padecer una infección fúngica.
La psoriasis érythrodermique no produce lesiones individuales. Toda la zona tocada está roja e irritada. En los casos graves todo el cuerpo está cubierto de lesiones.

En la psoriasis pustulosa, los glóbulos blancos alcanzan la superficie de la piel y se acumulan en pústulas. Estas lesiones se observan, a menudo, sobre las manos y las plantas de los pies.
La psoriasis puede también afectar a las uñas Estas se vuelven quebradizas, agrieteadas y se pueden caer.
Todas estas formas de psoriasis no constituyen entidades distintas, son síntomas diferentes de la misma enfermedad. En ciertos casos, una persona presentará más de una forma de psoriasis.

Tratamiento de la psoriasisLas complicaciones más frecuentes de la psoriasis son psicológicas. Pueden tener efectos sobre la autoestima, la sociabilidad y la calidad de vida. En situaciones extremas, ciertas personas se retiran completamente del mundo. Afortunadamente, las lesiones psóricas no dejan cicatrices permanentes aunque las lesiones puedan reaparecer.
La poliartritis psórica es una complicación grave de la psoriasis. Esta enfermedad inmunitaria alcanza hasta el 30 % de las personas afectadas de psoriasis. De hecho, la misma actividad inmunitaria que influye en la salud de la piel, ataca las articulaciones. Esta afección es tan invalidante como la poliartritis reumatoide, y afecta a las mismas articulaciones: manos, pies, cadera y columna vertebral.

Diagnóstico

No existen exámenes de laboratorio para diagnosticar la psoriasis. Tu médico reconocerá sin dificultad esta afección observando la naturaleza y el asiento de la inflamación. No obstante, es posible confundir un gran número de afecciones con la psoriasis: la dermatitis seborreica, el eczema, el lupus, la sífilis y ciertas formas de cánceres de piel, por mencionar sólo algunas. Tu médico deberá efectuar un examen físico para descartar estas posibilidades. Una biopsia cutánea de un fragmento de piel, raramente es necesaria para excluir la presencia de otras afecciones susceptibles de causar síntomas semejantes a los de la psoriasis.

Tratamiento de la psoriasis y prevención

Existen modalidades diversas de tratamiento para controlar los diferentes tipos y estadios de la psoriasis. El tratamiento pretende prevenir la formación de nuevas lesiones modificando la respuesta inmunitaria del cuerpo.

Hay tratamientos como rémittifs y suppressifs. El período de alivio de los síntomas que sigue a la interrupción del tratamiento es llamado remisión. Para las personas afectadas por psoriasis, significa que pueden suspender el empleo de su tratamiento medicamentoso. Con otros tipos de tratamientos antipsóricos, los síntomas pueden manifestarse de nuevo después de la interrupción de las medicina. Hablamos de supresión cuando utilizamos una medicina de manera continua para administrar los síntomas.

La luz del sol (o phototerapia) puede ayudar a las personas afectadas de ciertas afecciones cutáneas, particularmente la psoriasis. Sin embargo, no hay que olvidar que una exposición prolongada al sol puede aumentar el riesgo de quemadura solar, cánceres de piel y cataratas. Hay que exponerse a la luz solar sin exceso. Una quemadura solar corre peligro de poner en marcha un nuevo empuje de psoriasis sobre la piel quemada. Es importante que hables con tu médico antes de empezar una phototerapia.

La phototerapia comprende el tratamiento por UVB, puvathérapie y los laseres. El tratamiento por UVB utiliza los rayos ultravioletas B para tratar la región tocada. Puvathérapie (psoralènes y una exposición a los rayos ultravioletas A), utiliza los rayos ultravioletas A en combinación con una medicina que vuelve la piel más sensible a la luz. El tratamiento láser concentra un rayo concentrado por luz UVB en las placas de psoriasis. Todas estas formas de phototerapias están acompañadas de efectos secundarios. Habla con tu médico si pretendes seguir tratamientos de phototerapia.

Las lociones hidratantes desempeñan un papel vital en la psoriasis. No eliminan las lesiones pero alivian el dolor, los picores, y pueden prevenir los empujes de psoriasis. Es importante beber mucha agua.
Existen docenas de pomadas y lociones. Utilizamos preparaciones de alquitrán con mucho éxito desde hace siglos. El alquitrán aumenta la sensibilidad de la piel a los rayos ultravioletas y ambos tratamientos son a menudo prescritos juntos. Las preparaciones de alquitrán están disponibles sin receta.
Entre las medicinas tópicas (aplicados sobre la piel) que puede recomendar tu médico, anotamos el ácido acetilsalicílico, anthraline, agentes análogos a la vitamina A (o rétinoïdes, como el tazarotène), agentes análogos a la vitamina D (calcipotriol, el calcitriol) y coritcostéroïdes.

Si los tratamientos tópicos no se revelan eficaces, o si tienes una psoriasis  aguda, puedes recurrir a medicinas orales (acitrétine, cyclosporine, méthotrexate). Estas medicinas se toman por la boca y luego son absorbidas por el organismo. Ejercen una acción que influye en el sistema inmunitario que demuestra una actividad excesiva en caso de psoriasis.

Otro grupo de medicinas permiten tratar formas de moderadas a severas de psoriasis. Se dan bajo la forma de inyecciones y actúan en el sistema inmunitario de las personas alcanzadas por psoriasis. El adalimumab, aléfacept, étanercept, infliximab y ustekinumab son unos ejemplos de medicinas biológicas que sirven para tratar la psoriasis.

Cualquiera que sea el tratamiento, es importante que sigas las pautas que marque tu médico y que sigas el horario de las tomas. No dejes de acudir a él.

Artículos relacionados:
[Total:0    Promedio:0/5]

Add Comment