Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Remedios caseros para fibromas uterinos

Qué son los fibromas

fibromas uterinos

fibromas uterinos

Los fibromas son unos tumores benignos formados por tejidos musculares. Estos fibromas uterinos o miomas, se desarrollan, la mayoría de las veces, en grupos y casi nunca son cancerosos. El mioma se desarrolla en el útero.
Los fibromas son unas lesiones benignas que evolucionan muy lentamente Son frecuentes en las mujeres a partir de los cuarenta años.

Fibromas: tipos

El mioma bajo mucoso crece dentro del útero y puede provocar hemorragias y dolores. El mioma bajo seroso crece en la superficie del útero. En general, se nota cuando se hace grande. El mioma intersticial o intra mural, evoluciona en el interior del músculo del útero lo que puede causar algunas deformaciones.

¿Qué síntomas indican la presencia de fibromas?

Pueden sentirse molestias en el bajo vientre, ganas frecuentes de orinar o estreñimiento. Estos síntomas orientan hacia la presencia de un fibroma desarrollado hacia el exterior de la pared uterina, que comprime los órganos vecinos (uréter, vejiga, recto). Además las reglas serán abundantes y anormalmente prolongadas y a veces acompañadas de dolores, parecidos a contracciones de intensidad más o menos fuerte. Se trata, probablemente, de un fibroma que se desarrolla bajo la mucosa en el interior de la cavidad uterina. A largo plazo, las hemorragias pueden provocar una anemia, manifestándose por una disminución de los glóbulos rojos (y hemoglobina) y un cansancio crónico. Otras veces no hay ninguna señal y el fibroma es descubierto, por casualidad, con ocasión de un examen ginecológico o de una ecografía pelvica. Digamos, para acabar, que los miomas grandes pueden apoyarse en la vejiga, comprimir los intestinos, deformar el útero, causar infecundidad o provocar abortos naturales. El mioma pedicular puede volverse muy doloroso.

¿Cuáles son los orígenes de los fibromas?

Los fibromas provienen de la mutación y del crecimiento exagerado de una o varias células que constituyen la fibra uterina. El 50 % de los miomas provendrán de mutaciones genéticas de los cromosomas 12 y 14. Ciertos investigadores sospechan un origen hereditario, otros un factor hormonal: los estrógenos estimularían su crecimiento y es lo que hace que los fibromas aumenten durante la gestación y cuando la mujer toma píldoras anticonceptivas. A menudo retroceden en la menopausia cuando los ovarios acaban su secreción de hormonas. La obesidad, así como la ausencia de contacto sexual, serían factores que lo favorecerían.

¿Qué hay que saber sobre los fibromas?

En un útero se pueden asentar varios fibromas, con tallas y localizaciones diferentes.
Si eres portadora de un fibroma y deseas quedarte embarazada, debes saber que ciertos fibromas pueden impedir el desarrollo del embarazo (si están situados en el interior de la cavidad uterina) y provocar abortos naturales. En otros casos, cuando los fibromas están situados en la parte baja del útero, pueden constituir un obstáculo a atravesar por el feto en el momento del parto, obligando a practicar una cesárea. El embarazo actúa sobre el fibroma favoreciendo su crecimiento a través de la secreción de estrógenos.

La existencia de fibromas va a complicar la contracepción. El DIU está contraindicado debido a la posibilidad de hemorragias anormales o al temor de una infección de los fibromas. La píldora está también contraindicada porque contiene estrógenos que pueden estimular el crecimiento de los fibromas. En cambio, la contracepción local (preservativo, diafragma) o la contracepción oral a base de progestágenos, son posibles. ¿Cómo se hace el diagnóstico? Es el examen ginecológico el que permite sospechar de la existencia de uno o varios fibromas. En la palpación vaginal asociada con la palpación abdominal, el útero es duro, irregular y de un volumen más o menos grande. El diagnóstico será confirmado por una ecografía pélvica (examen por ultrasonidos), con el fin de precisar la localización, la forma y el volumen del fibroma. Un examen por Doppler se efectua con el fin de explorar su vascularización. A veces, es necesario precisar más el diagnóstico y sus consecuencias por medio de una radiografía con inyección de líquido, o introduciendo un instrumento óptico en la cavidad que permita visualizar directamente el fibroma.

¿Se tratan los fibromas en el útero?

La respuesta es sí, si no alcanzaron un cierto volumen. Diversas plantas medicinales concurren a la reducción progresiva de la talla de los miomas y, a veces, a su desaparición total. Solamente su tratamiento pide paciencia. Ximenia americana está muy indicada en el tratamiento de los miomas. ¿En qué casos hará falta una intervención quirúrgica? El tratamiento quirúrgico está indicado en caso del fibroma de volumen importante que comprime otros órganos, o si las hemorragias persisten a pesar del tratamiento médico. Dos posibilidades se ofrecen:
1 Retirar los fibromas conservando el útero dejando así la posibilidad de desarrollar un embarazo.

2 Realizar una ablación total del útero cuando las pacientes son de más de edad y no desean más embarazos. En este último caso, la conservación de los ovarios permite el mantenimiento del ciclo hormonal natural.
Según la talla, el número y la disposición de los fibromas, estas diferentes intervenciones se efectúan por vía abdominal o por vías naturales. La cirugía por histeroscopio permite retirar los pequeños fibromas mucosos (los que sangran), por medio de un instrumento óptico introducido en el útero.

Remedios para fibromas uterinos

Los fibromas uterinos, se caracterizan por crecimientos sólidos que aparecen en el útero en edad de procrear y en premenopausia. Una de las causas es un desequilibrio en estrógenos y progesterona, pero otros factores pueden existir como el estrés y el exceso de peso.
Combatir un fibroma de manera natural necesitará más tiempo, pero el resultado será definitivo.

Deberás pedirle siempre consejo a tu médico para saber qué se debe adaptar a tu caso.
Para combatir un fibroma conviene, en primer lugar, limpiar bien el hígado para ayudarle a evacuarlo.
En efecto, las sustancias que imitan el estrógeno que proviene de plaguicidas y toxinas medioambientales pueden “ser arrinconadas” en el hígado y favorecer el crecimiento de los fibromas.
Deberas mejorar tu nutrición evitando las proteínas animales (reemplazarlos al máximo por las proteínas vegetales), consumir zumos de verduras frescas por lo menos dos veces al día, consumir ajo fresco, aportación de fibras en todas las comidas, reducir el alcohol y el café.
Para hacer reducir un fibroma y en ciertos casos eliminarlo, he aquí dos remedios de abuela a base de Aloe:

Cuidar un fibroma uterino gracias al Aloe vera

fibromas en el utero

fibromas en el utero

– Extraer la gelatina de tres hojas de Aloe adulto y batirlo con uno 100 ml de miel.
– Añadir dos cucharadas de Whisky.
– El zumo de una naranja.
Tratamiento que hay que tomar durante diez días al mes, con una duración de un año.
Otro remedio contra el fibroma uterino originario de México:
– Quitar la parte verde de una hoja de Aloe vera.
– Cortar una lámina en forma de supositorio.
– Introducirlo en la vagina antes de acostarse. Consulta a tu médico.

Cataplasma de aceite de ricino contra el fibroma

Para mejorar la circulación de la sangre en la región uterina, y contribuir a la eliminación del fibroma, utiliza el aceite de ricino en cataplasma:
– Moja una ropa blanca con aceite de ricino y colócala sobre el estómago.
– Coloca una bolsa de agua caliente encima.
– Deja actuar treinta minutos como mínimo. Ponte esta cataplasma cada tarde (viendo una película, por ejemplo)

Remedios naturales para fibromas

Un tratamiento con plantas medicinales tendrá varios aspectos para dirigir todas las facetas de este desequilibrio:

Plantas medicinales hepáticas

Deberán tomarse para ayudar al hígado en la eliminación de los estrógenos, endógenos y exógenos y así restablecer el equilibrio hormonal  disminuyendo el crecimiento de los fibromas. Podemos utilizar plantas como el rizoma de curcuma Curcuma longa, las semillas de cardo Silybum marianum o las raíces de cardillo Taraxacum. Estas plantas medicinales serán útiles si hay estreñimiento. En el caso de una tendencia al estreñimiento crónico, podremos tomar semillas de lino. En efecto, una buena regularidad es esencial en la eliminación de los residuos. Las hormonas enviadas por el hígado a los intestinos, vía bilis para ser eliminadas, pueden ser reabsorbidas si hay estreñimiento crónico o hiperpermeabilidad intestinal a causa de intolerancias alimentarias no tratadas.

Plantas medicinales reguladoras hormonales

Para ayudar al corganismo a recobrar un equilibrio hormonal, estas plantas medicinales tendrán una acción más directa sobre el equilibrio entre la progesterona y el estrógeno, como las bayas de vitex Vitex agnus-castus, por ejemplo. Al nivel de reguladores hormonales, utilizaremos a menudo plantas medicinales como las bayas de schisandra Schisandra sinensis o las raíces de eleuthero Eleutherococcus senticosus, que reequilibrando el eje entre las glándulas suprarrenales, la hipófisis y el hipotálamo (HPA axis en inglés), ayudará a llevar el equilibrio a las hormonas reproductoras.

Plantas medicinales linfáticas

Así como en todo tratamiento donde se quiere reparar tejidos en profundidad, las plantas medicinales linfáticas son esenciales. Mientras tanto, ciertas plantas medicinales como las raíces de céanothe Ceanothus americanus, son ideales para disminuir las hemorragias ayudando a la circulación linfática a la curación de los tejidos.

Plantas medicinales para la salud del útero

Para ayudar a que en el útero disminuyan los dolores menstruales, las plantas medicinales citadas aquí abajo son muy eficaces.

Hojas de frambueso – Rubus idaeus
Las hojas de frambueso, antes de la florescencia y con tallos del segundo año, son buenos en el tratamiento de patologías del útero. Esta planta es un tónico excelente para el sistema reproductor y el músculo del útero. Tomada en infusión, a largo plazo, ayudará a controlar los fibromas y a disminuir las hemorragias uterinas.

Cúspides floridas de alchémille – Alchemilla vulgaris
Esta hermosa planta, a menudo utilizada en horticultura, es muy eficaz para tonificar todos los tejidos conjuntivos del suelo pelvico. Tomada en infusión o en tintura, las cúspides floridas cosechadas al principio del verano, ayudarán a lo que los tejidos del útero y del endometrio recobren su equilibrio. Además, por su gran astringencia contribuirá a disminuir las hemorragias demasiado abundantes.

Cúspides floridas de achillée milhojas – Achillea millefolium
El achillée milhojas, comúnmente llamada Quebec, es una plantas maravillosa y medicinal que parece zanjar todos los problemas. En el caso de los fibromas y de las hemorragias menstruales abundantes, esta planta medicinal es útil gracias a su acción sobre el hígado para una mejor gestión de las hormonas y una mejor eliminación de los excesos de estrógenos. Además, ayudará a disminuir las hemorragias menstruales y los dolores vinculados a las menstruaciones.

Corteza de canilla – Cinnamomum cassia
Esta planta medicinal es una aliada excelente de la mujer que padece fibromas. Por su acción astringente, ayudará a disminuir las hemorragias uterinas. Además, estimulando la circulación de la sangre en el útero, se llevará la congestión y ayudará a la curación de los fibromas.

Para ir más lejos, les recomendamos la lectura del excelente libro: Milagro Para Los Fibromas

remedios fibromasEl único sistema integral que existe que le mostrará cómo eliminar permanentemente todo tipo de fibromas uterinos en 2 Meses, revertir todos los síntomas relacionados, Y recuperar su equilibrio interno natural.

remedios naturales

Remedios caseros para fibromas uterinos
3 (60%) 2 votes

Artículos relacionados:
7 Comments
  1. Anónimo 3 años ago
  2. ELVIRA ROSA ARMENTA 3 años ago
  3. Anónimo 3 años ago
  4. Pierrick 3 años ago
  5. jessierspp 3 años ago
  6. esther 2 años ago
  7. Pierrick 2 años ago

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *